1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Industria pesquera

Calentamiento de las aguas del Atlántico canadiense afecta a peces y algas

Des transformateurs, des pêcheurs et des élus demandent que l'on étudie plus à fond les nombreuses acquisitions dans le domaine des pêches en Atlantique. Ils s'inquiètent de l'arrivée de nouveaux joueurs - des firmes d'investissements et des consortiums, entre autres, provenant de l'extérieur de la région - et de l'impact que ça pourrait avoir sur les prix et les retombées économiques pour les communautés de pêche.

El valor de la pesca de langosta en la región de las Marítimas el año pasado fue de 898 millones de dólares.

Foto: Radio-Canada / Nicolas Steinbach

RCI

Una empresa canadiense de biotecnología de mariscos en la costa del Atlántico canadiense dijo que está viendo los efectos del calentamiento de las temperaturas del océano, ya que los niveles de las algas de agua fría que cosecha han caído en una zona.

Acadian Seaplants convierte el alga llamada Ascophyllum nodosum en ingredientes que son utilizados en muchos productos alimenticios, domésticos, así como en fertilizantes.

Ahora la zona sur donde crece el Ascophyllum, en la región de Massachusetts es ahora mucho menos productiva que antes, según el director general de Acadian Seaplants, J.P. Deveau.

El calentamiento del agua está teniendo un impacto allí abajo, dijo Deveau esta semana durante una pausa en una conferencia organizada por el Ocean Frontier Institute en la ciudad de Halifax.

La pregunta que nos hacemos es ¿qué va a pasar en el futuro, aquí en el Atlántico canadiense? ¿Se verán afectadas nuestras poblaciones de Ascophyllum? Esto es realmente una gran preocupación desde nuestro punto de vista.
Una cita de J.P. Deveau, director de la compañía Acadian Seaplants.

Deveau hizo parte de un panel en el que se debatió el impacto del clima en la pesca, y de la pesca en el clima. Dijo que su empresa está dispuesta a trabajar con los científicos para entender mejor el impacto del calentamiento del océano en el hábitat de las algas.

¿Qué pasará con la langosta de mar?

El calentamiento de las temperaturas todavía no ha afectado hasta ahora las zonas de pesca de la langosta en las provincias Marítimas.

John Risley, fundador de la empresa de mariscos Clearwater Seafoods, predijo que eso cambiará. Risley y los cofundadores de Clearwater vendieron la gran empresa integrada verticalmente en 2021.

Si tuviera que mirar en una bola de cristal, diría que el futuro de la industria de la langosta en el Canadá atlántico está probablemente más en Terranova. ¿Por qué? Simplemente porque, a medida que el cambio climático avanza en el ecosistema oceánico y el agua se calienta, las especies se mueven con la temperatura del agua, dijo en la conferencia.

Risley acusó al Departamento de Pesca y Océanos de Canadá, DFO por sus siglas en inglés, de no hacer lo suficiente para investigar el impacto del cambio climático en la langosta, recurso al que calificó como el mayor componente económico de la pesquería en el Canadá atlántico.

Dijo que la cantidad que el DFO destina a la investigación sobre la langosta es insignificante en relación con el dinero que destina a otros sectores.

Tres barcos al alba.

Los pescadores de langostas zarpan en la madrugada durante la temporada de pesca.

Foto: Radio-Canada

El Departamento de Pesca y Océanos de Canadá dijo que este año gastará unos 3,36 millones de dólares en la investigación científica sobre la langosta en la región de las provincias Marítimas, que abarca la costa atlántica de Nueva Escocia, el sur de Nueva Brunswick y la Bahía de Fundy.

Con ese dinero se pagan los sueldos, incluidos los de cuatro científicos con doctorado, y se financian proyectos y otros estudios. El DFO no proporcionó una comparación del gasto científico en otros sectores.

El valor de la langosta desembarcada en la región de las Marítimas el año pasado fue de 898 millones de dólares.

Un estudio de 2019 predijo un impacto mínimo en la langosta

En 2019, el DFO intentó predecir el impacto del calentamiento de las aguas en la pesquería de la langosta en la región de las Marítimas

La conclusión fue que se espera que en la mayoría de las áreas, el hábitat de la langosta en alta mar, región definida como más allá de los 19 kilómetros de la tierra, siga siendo adecuado o mejore en las próximas décadas.

La Bahía de Fundy era más susceptible porque se está calentando a un ritmo ligeramente más rápido que la Plataforma Scotia, una formación geológica de unos 120.000 kilómetros cuadrados ubicada al suroeste de la provincia de Nueva Escocia.

Según el informe, la pesca de langostas en la Plataforma Scotia está algo aislada por su ubicación. Está en medio de los lugares donde se encuentran las langostas en la costa del Atlántico Norte. Allí las temperaturas del agua son lo suficientemente frías como para soportar los aumentos de temperatura previstos.

La migración de especies hacia el norte está vinculada al calentamiento de las aguas

El Departamento de Pesca y Océanos de Canadá ha vinculado explícitamente la migración de los peces hacia el norte como una consecuencia del calentamiento de las aguas.

Por primera vez, en 2020, el DFO añadió varias especies de peces de aguas cálidas al estudio anual de verano de los buques de investigación frente a la costa del este de Canadá. Se hizo a petición de la industria pesquera comercial, que los captura accidentalmente pero no puede traerlos a tierra porque no están incluidos en ninguna de las condiciones de las licencias comerciales canadienses de pesca.

Algunas llegan cuando las aguas se ponen cálidas por el verano y desaparecen de nuevo cuando las aguas se enfrían.

Pero los que se quedan todo el año han encontrado condiciones propicias para una vida permanente en la región, donde se reproducen, como la gallineta de vientre negro, un pariente de la gallineta con aletas espinosas. Su población en edad de desove se estima en 4.000 toneladas, la mayor de la historia.

La huella medioambiental de la pesca

En la conferencia también se dijo que el consumo de combustible es la principal fuente de gases de efecto invernadero producidos por el sector, pero las emisiones son bajas, relativamente

La mayoría de los sistemas de producción de alimentos de origen marino del mundo producen emisiones de gases de efecto invernadero en cantidad mucho menor que las de sus homólogos terrestres: ganado, huevos y aves de corral, afirmó Peter Tyedmers, profesor de la Escuela de Estudios de Recursos y Medio Ambiente de la Universidad de Dalhousie.

La acuicultura está superando a la pesca de peces silvestres como fuente de la mayor parte de los alimentos marinos en el mundo.

Stefanie Colombo, titular de la Cátedra de Investigación de Canadá sobre nutrición en acuicultura, afirmó que las piscifactorías de salmón están mejorando en la reducción de su huella medioambiental al disminuir la cantidad de pescado utilizado como alimento.

Fuente: CBC / P. Withers

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares