1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Crímenes y delitos

Acusan a Israel de asesinar deliberadamente a periodista palestina-estadounidense

Shireen Abu Akleh, fotografiada cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

La periodista Shireen Abu Akleh era conocida en todo Oriente Medio por sus reportajes sobre el conflicto palestino-israelí.

Foto: La Presse canadienne / AP

RCI

Miles de personas se reunieron para llorar el fallecimiento de una periodista de Al Jazeera, asesinada este 11 de mayo en la ciudad ocupada de Cisjordania, Ramallah, mientras llevaba a cabo su trabajo. El jefe de la Autoridad Palestina responsabilizó a Israel de su asesinato y rechazó el pedido israelí de una investigación conjunta.

Shireen Abu Akleh, reportera palestino-estadounidense que cubrió el conflicto en el Cercano Oriente durante más de 25 años, fue asesinada a tiros el miércoles durante una incursión militar israelí en la ciudad cisjordana de Yenín.

Los periodistas que estaban con ella, entre ellos uno que resultó herido por los disparos, dijeron que fueron las fuerzas israelíes las que les dispararon a pesar de que estaban claramente identificados como reporteros.

Israel dice que está investigando el incidente. Inicialmente las autoridades israelíes argumentaron que Abu Akleh podría haber muerto debido a disparos hechos por militantes palestinos, sin aportar pruebas, pero desde entonces se ha retractado.

Israel pidió una investigación conjunta con la Autoridad Palestina, que administra partes de Cisjordania y coopera con ella en materia de seguridad. El presidente palestino, Mahmud Abbas, rechazó airadamente esa propuesta y dijo que consideramos a las autoridades de ocupación israelíes plenamente responsables de su asesinato.

No pueden ocultar la verdad con este crimen, dijo Abbas en un discurso mientras su cuerpo era velado, cubierto con una bandera palestina en Ramala, donde tiene su sede la Autoridad Palestina.

Son los israelíes los que han cometido el crimen, y debido a que no confiamos en ellos, acudiremos inmediatamente a la Corte Penal Internacional, dijo Abbas. La CPI inició hace más de un año una investigación sobre posibles crímenes de guerra israelíes.

Hussein al-Sheikh, un alto ayudante de Abbas, dijo que los palestinos llevarán a cabo su propia investigación independiente y comunicarán los resultados con gran transparencia. Rechazó la petición israelí de realizar su propio análisis balístico sobre la bala que mató a Abu Akleh.

Soldados israelíes disparan gases contra manifestantes palestinos en un pueblo del Valle del Jordán.

Soldados israelíes disparan gases contra manifestantes palestinos en un pueblo del Valle del Jordán.

Foto: Radio-Canada

Al Jazeera acusa a Israel de un asesinato deliberado

Abu Akleh fue asesinada mientras cubría una incursión militar israelí en Yenín, que se ha convertido en un bastión militante en las últimas semanas, en momentos en que se han llevado a cabo una serie de ataques mortales de palestinos contra israelíes. Israel ha lanzado incursiones militares en toda la Cisjordania ocupada.

La cadena informativa Al Jazeera, con sede en Qatar, acusó a Israel de asesinar deliberadamente a la periodista, describiendo su muerte como uncrimen atroz, que sólo pretende impedir que los medios de comunicación cumplan con su deber, y prometió iniciar acciones legales. Los reporteros que estaban con ella informaron que no había militantes palestinos en la zona.

Las autoridades israelíes sugirieron inicialmente que Abu Akleh fue alcanzada por el fuego de los militantes y publicaron un vídeo en el que se veía a hombres armados disparando contra las fuerzas israelíes en un estrecho callejón del campo de refugiados de Yenín. Más tarde se retractaron, después de que un grupo israelí de defensa de los derechos humanos publicó su propio vídeo en el que se veía que el lugar donde ocurrieron los disparos estaba a varios cientos de metros de distancia y sin línea de fuego directa en relación al lugar donde la periodista Abu Akleh fue abatida.

La noticia de su asesinato fue recibida con una efusión de dolor en todo el mundo árabe. La periodista, de 51 años, era conocida por ser una veterana corresponsal del canal en árabe de Al Jazeera. Sus reportajes arrojaron luz sobre la realidad del régimen de ocupación militar israelí, que ya lleva seis décadas. También era ciudadana estadounidense.

Su cuerpo iba a ser trasladado a Jerusalén, donde nació, para ser enterrado el viernes.

Israel ha asesinado a más de 50 periodistas palestinos desde 2001, según el Sindicato de Periodistas Palestinos, y Reporteros sin Fronteras ha registrado más de 144 periodistas heridos sólo en los últimos cuatro años. En cuanto al suceso en sí, por desgracia, no es único, no es diferente, afirmó Saleh Hijazi, director adjunto del programa de Oriente Medio de Amnistía Internacional. Hace parte en un modo de actuar, un modo de actuar de homicidio ilegítimo, y de ataque a periodistas y defensores de los derechos humanos.

Una multitud lleva una camilla con un cuerpo encima, cubierto con una bandera palestina y un chaleco antibalas.

El cuerpo de Shireen Abu Akleh fue llevado por los palestinos por las calles de Jenin, cubierto con una bandera palestina sobre la que se colocó su chaleco antibalas que indicaba su condición de periodista.

Foto: La Presse canadienne / AP/Majdi Mohammed

El jefe de la ONU pide una investigación

El asesinato provocó una condena internacional y un llamado generalizado a la rendición de cuentas. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, pidió una investigación independiente y transparente para garantizar que los autores del crimen rindan cuentas por sus actos.

El ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, prometió el miércoles una investigación, señalando que estaba en contacto con funcionarios estadounidenses y palestinos y que esperaba una cooperación entre Israel y los palestinos.

Estamos tratando de averiguar qué pasó exactamente, dijo. No tengo conclusiones definitivas.

Su muerte se produce en medio de una ola de violencia entre israelíes y palestinos alimentada por las tensiones en un lugar sagrado clave de Jerusalén, en un contexto de décadas de ocupación ilegal de los territorios palestinos.

Fuente: CBC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares