1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Conflictos armados

Canadá apoya a Ucrania en la búsqueda de justicia por crímenes de guerra

Justin Trudeau y Volodymyr Zelensky en una rueda de prensa conjunta en Ucrania.

En un viaje sorpresa, el domingo el primer ministro Justin Trudeau llegó a Kiev donde se reunió con el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky.

Foto: Getty Images / SERGEI SUPINSKY

RCI

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, efectuó una visita sorpresa Kiev este domingo, donde se reunió con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, con quien visitó una comunidad suburbana bombardeada, prometiendo un apoyo firme al país asediado.

Trudeau también reabrió la embajada de Canadá en la capital de Ucrania y dio la bienvenida al embajador canadiense en su regreso a Kiev. El Primer Ministro canadiense estuvo acompañado por la viceprimera ministra Chrystia Freeland, la ministra de Relaciones Exteriores Mélanie Joly y un destacamento de seguridad armado.

Trudeau visitó la ciudad de Irpin, en las afueras de Kiev, que fue el escenario de algunos de los combates más intensos en marzo, cuando las fuerzas rusas intentaron tomar por asalto la capital.

Las tropas ucranianas lograron contener el avance en la zona e hicieron retroceder a las tropas invasoras.

En una conferencia de prensa con Zelensky, Trudeau elogió al presidente de Ucrania por su liderazgo y el valor de los ucranianos en la defensa de su país, incluyendo los que lucharon en Irpin.

Fue una verdadera inspiración ver a la gente salir en defensa de sus vidas, su comunidad y defender un futuro brillante para ellos y sus familias en el país que aman, dijo el primer ministro.

Con este viaje sorpresa, Trudeau se sumó a la lista de líderes, dignatarios y celebridades que han visitado Ucrania para mostrar su apoyo. Los músicos de rock Bono y The Edge del grupo U2 dieron un concierto sorpresa en una estación de metro de Kiev a varias manzanas del palacio presidencial el domingo.

La visita de Trudeau se produjo el mismo día en que los misiles rusos bombardearon la ciudad portuaria de Odesa, en el sur del país, y mientras los equipos de rescate buscaban sobrevivientes en las ruinas de una escuela en el distrito oriental de Luhansk, donde se cree que murieron más de 60 personas tras un ataque ruso.

Este 8 de mayo se produjeron intensos combates en otras zonas del este de Ucrania, incluidos los alrededores de Kharkiv, la segunda ciudad más grande del país.

Mientras Trudeau se reunía con Zelensky el domingo, sonaron las sirenas de ataque aéreo en el distrito cercano al palacio presidencial, una zona de setos y jardines pulcramente recortados que ahora muestra gigantescas trincheras y barreras de sacos de arena.

Trudeau dijo que estaba claro que el presidente ruso Vladimir Putin era responsable de atroces crímenes de guerra y que Canadá apoyará a Ucrania en la búsqueda de justicia.

En la conferencia de prensa, Trudeau también anunció mayor ayuda militar mediante la provisión de cámaras de drones adicionales, imágenes por satélite, armas pequeñas y más proyectiles de artillería para los obuses M-777 que Canadá ha proporcionado.

No creo que importe ya mucho lo que diga Putin. Él ha demostrado que no tiene una comprensión clara de lo que está pasando. Se equivocó profundamente al no entender hasta qué punto los ucranianos lucharían como los héroes que son para defender su lengua, su identidad, su territorio. Tampoco entendió la determinación de los países occidentales para unirse y defender nuestra democracia y dar a Ucrania las herramientas necesarias para ganar esta guerra contra Putin.
Una cita de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.
Vista aérea de la planta de Azovstal en llamas.

El complejo industrial Azovstal en la ciudad de Mariupol, teatro de una encarnizada resistencia ucraniana contra las tropas invasoras rusas.

Foto: Reuters / AZOV REGIMENT

"Ucrania prevalecerá"

En la rueda de prensa, el primer ministro Trudeau también anunció que se eliminarán todos los aranceles a las importaciones ucranianas a Canadá durante el próximo año y que el gobierno federal impondrá sanciones a personas y entidades rusas.

Interrogado si los países de la OTAN estaban preocupados por las amenazas rusas de guerra nuclear, Trudeau dijo que ningún alarde belicoso irresponsable disuadirá a quienes apoyan a Ucrania.

Putin y sus cómplices fracasarán. Ucrania prevalecerá, dijo Trudeau al final de sus declaraciones.

Durante la conferencia de prensa, Zelensky dijo que agradecía el apoyo canadiense, refiriéndose a Trudeau como el líder de un país al que Ucrania no podía pedir más apoyo.

Zelensky señaló, sin embargo, que Canadá podría ser influyente a la hora de persuadir a otros miembros de la OTAN que tienen más armas a que proporcionen armamento más avanzado a Ucrania.

También presionó a Trudeau para que apoye la petición de Ucrania de establecer un moderno Plan Marshall, en referencia a un programa de los Aliados para reconstruir las economías del oeste y el sur de Europa tras la Segunda Guerra Mundial, para la reconstrucción de su país destrozado por la guerra.

Los líderes del G7 prometen "plena solidaridad" con Ucrania

La visita de Trudeau se llevó a cabo bajo un total silencio informativo. Sin embargo, el alcalde de la ciudad de Irpin, que se reunió con el primer ministro, publicó en Twitter fotos de su visita a esa ciudad.

La visita de Trudeau se produjo el mismo día en que los líderes del G7 iban a debatir sobre la guerra en Ucrania, reuniones en las que participaron Trudeau y Zelensky.

En un comunicado emitido tras las conversaciones, los líderes condenaron a Rusia, que fue expulsada del grupo en 2014, y prometieron plena solidaridad y apoyo a la valiente defensa de la soberanía e integridad territorial de Ucrania.

Los líderes del G7 comenzaron su declaración conmemorando el Día de la Victoria en Europa, el aniversario de la victoria aliada sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial, una jornada que se celebra el 9 de mayo en Rusia y Ucrania.

Una columna de tanques desfila por la Plaza Roja de Moscú durante un desfile militar.

Rusia conmemora el 9 de mayo, fecha en que se recuerda la victoria del ejército soviético sobre la Alemania nazi, con un desfile militar en la Plaza Roja, en Moscú.

Foto: afp via getty images / ALEXANDER NEMENOV

Setenta y siete años después del final de la guerra, los líderes del G7 afirmaron que el presidente Putin y su régimen decidieron ahora invadir Ucrania en una guerra de agresión no provocada contra un país soberano. Sus acciones son una vergüenza para Rusia y los sacrificios históricos de su pueblo.

Existe la preocupación de que Rusia utilice la conmemoración del Día de la Victoria del lunes 9 de mayo para movilizar a su población en apoyo a una escalada de la guerra en Ucrania.

Los líderes del G7 también prometieron el domingo más compromisos para ayudar a Ucrania a asegurar su futuro libre y democrático, incluyendo acciones de ayuda militar, sanciones, defensa electrónica, apoyo financiero e investigaciones de violaciones de derechos humanos.

Seguimos unidos en nuestra determinación de que el presidente Putin no debe ganar su guerra contra Ucrania. Se lo debemos a la memoria de todos los que lucharon por la libertad en la Segunda Guerra Mundial, seguir luchando por ella hoy, por el pueblo de Ucrania, Europa y la comunidad mundial.
Una cita de Declaración del G7

Más temprano el domingo, el primer ministro Trudeau participó en una discreta ceremonia en la que se izó la bandera en la Embajada de Canadá en Kiev que reabría sus puertas, un momento simbólico que tropezó con un ligero obstáculo cuando se descubrió que el mecanismo para izar la bandera en el asta elegida no funcionaba. La bandera acabó siendo izada en un mástil situado en una escalera metálica a un costado del edificio.

Esta bandera fue arriada el 13 de febrero y estamos muy contentos de volver a izarla en la embajada de Canadá, dijo Trudeau.

En gesto de agradecimiento, el primer ministro Justin Trudeau estrechó la mano de Sergei Maier, el jefe ucraniano del equipo de seguridad que cuidó la embajada mientras permanecía cerrada. Maier se tomó el gesto con calma y dijo que sólo estaba haciendo su trabajo.

La embajada de Estados Unidos en la capital de Ucrania también reabrió sus puertas el domingo.

Fuente: CBC / M. Brewster

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares