1. Página de inicio
  2. Saber vivir
  3. América

[Reportaje] En Chicxulub, un meteorito de felicidad y buena comida

Hace 65 millones de años, un poderoso meteorito cayó en este mismo lugar de Yucatán, México. Su fuerza provocó la extinción de todos los dinosaurios del planeta. Hoy, en el corazón del cráter de Chicxulub hay un restaurante propiedad de una pareja canadiense-mexicana. El lugar está lleno de energía, "como la de un meteorito", según David y Conchita.

Un hombre y una mujer sonrientes posan para una foto delante de un cartel con una caricatura de dos dinosaurios que son alcanzados por un meteorito.

La mexicana Conchita Díaz Mendoza (derecha) y el canadiense David Henry abrieron su restaurante hace ocho años.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

“Aquí todos somos amigos”, dice sonriendo Maria Concepción Díaz Mendoza, a quien todos llaman Conchita. Esta mexicana y su marido canadiense David Henry forman una pareja en la vida desde hace más de 20 años, pero durante los últimos 8, son también un dúo en los negocios. 

Su empresa, un restaurante que lleva el nombre del canadiense, es mucho más que un comedor, cree Conchita, quien está a cargo de la oferta gastronómica. 

Somos una comunidad. Si necesitan ayuda les damos ayuda y ellos a nosotros. Yo soy mexicana, ellos canadienses, y todos somos amigos. 
Una cita de Conchita Díaz Mendoza
  • 1 de 6 : , Foto: 
  • 2 de 6 : , Foto: 
  • 3 de 6 : , Foto: 
  • 4 de 6 : , Foto: 
  • 5 de 6 : , Foto: 
  • 6 de 6 : , Foto: 

David cuenta que, antes de mudarse a México, recibió un diagnóstico poco alentador por parte de sus médicos, que le recomendaron ir a un lugar tranquilo con buen clima, buena comida y buena gente para recuperarse. Un amigo le sugirió que fuera a Chicxulub, en Yucatán.

Llegué aquí muy enfermo. Era difícil hablar, leer, caminar. Era una chatarra humana. Había contraído la fiebre de dengue en India. Estaba muy grave. Pero Conchita me salvó con sus cuidados tiernos y cariñosos, comida deliciosa y ¡margaritas!
Una cita de David Henry
Un hombre señala una ubicación específica en el mapa del cráter de Chicxulub en Yucatán

El restaurante de Conchita y David se encuentra en el cráter de Chicxulub, en la península de Yucatán.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

El cráter formado por el impacto del meteorito de Chicxulub tiene más de 2,5 km de profundidad y más de 200 km de diámetro. Se trata de la cavidad más grande y mejor conservada del planeta.

El meteorito Chicxulub ha sido objeto de varios estudios, que indican que es la huella del meteorito que causó la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años.

En el corazón del cráter se encuentra el restaurante de Conchita y David.

Conchita vivía en este lugar único cuando llegó David. La mexicana trabajaba entonces como fisioterapeuta. Conoció a David como paciente y ahí empezó su relación.

David y Conchita unieron sus vidas e intentaron mudarse a Canadá, pero fue más fuerte el llamado de México. La pareja finalmente decidió establecerse en Chicxulub, donde se encontraba el resto de la familia de Conchita.

Pasaron los años y, tras varias conversaciones con amigos, que alabaron el talento culinario de Conchita, la idea del restaurante se hizo realidad. La pareja se embarcó en la aventura.

David, ex profesor de inglés, habla con entusiasmo del proyecto, que es mucho más que un restaurante. Para él, es una forma de vida, una oda a la felicidad y a la comunidad.

La mayoría de nuestros clientes son locales y entran a pie, dice David.

La mayoría son canadienses, pero también recibimos turistas estadounidenses, europeos y mexicanos del norte del país: de la capital mexicana, de Puebla o de Monterrey.
Una cita de David Henry

Según Conchita, sus clientes eligen su restaurante por la calidad de su comida, pero también por el ambiente.

Retrato de André Clermont, un sonriente franco-canadiense de Ottawa

André Clermont, franco-canadiense de Ottawa, es el líder de la banda André and Friends, que actúa dos veces por semana en el restaurante David's de Chicxulub, Yucatán.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

El franco-canadiense André Clairmont sabe algo al respecto. Dos veces por semana, se sube al escenario con sus compañeros Glenn y Allen para interpretar canciones.

Para mí es un placer cantar, pero me gusta también porque a otras personas les gusta la música. Cantamos principalmente canciones conocidas en inglés, pero a veces también en español y francés.
Una cita de André Clermont

Este residente de Ottawa, capital de Canadá, viene desde hace seis años a la región de Chicxulub, Yucatán, por periodos de cuatro a seis meses con su esposa y a veces con su hijo e hija y amigos.

Retrato de Jimena, nieta de Conchita y David, propietarios del restaurante David en Chicxulub, Yucatán, México.

Jimena es la nieta de Conchita y David, propietarios del restaurante David.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Y luego está Jimena, la nieta de Conchita y David, otra persona clave en esta aventura gastronómica y musical. La joven es la encargada del bar del restaurante, pero actuar en el escenario es algo natural para ella.

Jimena empezó como bailarina de jarana en el escenario del patio improvisado cuando sólo tenía 8 años. Explica que este baile típico de Yucatán es una especie de zapateado mixto, con orígenes andaluces y aragoneses.

Después de la jarana, empecé a ayudar como camarera y ahora en la barra porque me gusta y no es tan complicado como ser camarera.
Una cita de Jimena

Y a veces Jimena canta con los músicos.

Retrato de Natael Navarro Ciau, sonriendo frente a un horno de ladrillos.

El Sr. Natael Navarro Ciau, manitas y mano derecha de David Henry y Conchita Díaz en el restaurante.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

En el fogón, encontramos a Natael Navarro Ciau. De origen maya, Natael es un hombre con muchos talentos. Desde que conoció a David y Conchita hace 18 años, Natael ha realizado varios proyectos para la pareja.

Empecé a trabajar con ellos como albañil en su primera casa y ahora hago un poco de todo en el restaurante. Desde el mantenimiento del espacio -plomería, jardinería y construcción- hasta la cocción de pizzas en este horno que yo mismo construí.
Una cita de Natael

Durante los meses de apertura, Natael Navarro Ciau no cuenta las horas que pasa en el restaurante. El yucateco dice estar contento de trabajar con Conchita y David porque son un buen equipo y se lleva muy bien con ellos.

Es en este ambiente festivo que los otros miembros del equipo, todos mexicanos, reciben a los clientes del Restaurante David.

Retrato de Bill Yull y su nieto Alex Lewis, muy sonrientes.

Bill Yull y su nieto Alex Lewis, clientes del restaurante de David.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Bill Yull, quien vive en Chicxulub durante tres o cuatro meses cada invierno desde hace cinco años, dice que para su nieto Alex Lewis, venir al restaurante de David y Conchita fue el primer paso en su primer viaje a México.

Bill, oriundo de Montreal y residente en Ottawa, considera que su joven visitante necesita ver lugares como éste a fin de familiarizarse con la región.

La gente de Yucatán es maravillosa. El pueblo maya es extraordinario. Hay una etnicidad, sinceridad y autenticidad en ellos que respeto mucho. Son familiares, trabajadores y se apoyan mutuamente. Reciben con los brazos abiertos a personas de Canadá y de todo el mundo.
Una cita de Bill Yull

A mediados de abril, el restaurante cerró por temporada. Se reabrirá en octubre, cuando los canadienses que huyen del frío empiecen a regresar a la zona.

Montaje de los retratos de Conchita et David. Ampliar imagen (nueva ventana)

Durante la primavera y el verano, Conchita y David descansarán en su casa de Chicxulub. En otoño, volverán sus amigos canadienses.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Para Conchita y David, después del ajetreo de la cocina, las margaritas y los amigos durante el invierno, es hora de descansar durante los intensos meses de verano en Yucatán.

Esta pareja aprovechará este tiempo para recuperar fuerzas mientras planifica los menús y las sorpresas artísticas para la nueva temporada.

Paloma Martínez Méndez

Titulares