1. Página de inicio
  2. Artes
  3. Música

[Entrevista] Alex Cuba: "La música es mi salvadora"

Le chanteur porte des lunettes de soleil et sourit devant les appareils photo.

El cantante cubano-canadiense Alex Cuba ganó el primer Grammy de su carrera el pasado 3 de abril.

Foto: getty images for naras / Jason Merritt/TERM

RCI

María Gabriela Aguzzi

Mendó. Sustancia del alma. Talento innato. Alex Cuba tiene mendó, sin lugar a dudas y lo descubrió, incluso más, en su más reciente álbum, bautizado con esta palabra afrocubana que resonó en Las Vegas este año, cuando ganó el Grammy como el mejor álbum Latino Pop.

Alexis Puentes tiene más de 22 años viviendo en Canadá. Ha ganado no solo este Grammy, sino dos Juno, premios a los que también está nominado este año, en la categoría álbum de Música del Mundo. Pero en esos 22 años no ha perdido ni un gramo de su acento cubano, ni de la forma de bromear caribeña, ni de orgullo por su herencia afrolatina. Mendó es su más reciente disco (2021), que produjo él mismo en la sala de su casa, ubicada en Smithers, Columbia Británica, durante la pandemia del COVID-19.

Recibir el Grammy hace algunas semanas le cayó de sorpresa y es un orgullo para el artista, pero sobre todo, tiene un gran significado. Por el momento que colectivamente estábamos pasando: una pandemia bien jodida, pero la música, definitivamente, es mi salvadora.

Alex accedió a darnos una entrevista vía telefónica, no solo para hablar sobre su álbum Mendó, los reconocimientos que ha recibido, su próxima gira y su próximo álbum -que ya está en el horno-, sino para mostrarnos, con palabras simples y sinceras, la calidad de ser humano que es. Además,nos adelantó algunos detalles sobre su evolución como artista, que se verá plasmada en su próximo álbum.

Un Grammy por Mendó… ¿Qué significa para Alex Cuba este reconocimiento, sobre todo considerando el contexto en el que grabaste este disco?

Tiene un gran significado. Más allá de que lo grabé en casa por necesidad de no salir a un estudio, pero sí tiene mucho significado por el momento que colectivamente estábamos pasando: una pandemia bien jodida, que nos puso de rodillas, nos puso a cuestionar todo en la vida. Siento una gran satisfacción de, en primer lugar, haber encontrado la inspiración. La música es definitivamente mi salvadora, porque en un momento tan oscuro pudo levantarme, inspirado, a escribir canciones que ni siquiera son tristes (risas). Pero también tiene un gran significado el hecho de que en un momento como en la pandemia, me hace abrir mi mente hacia otros lugares y convertirme de pronto en un ingeniero de grabación. Esto ha traído consigo que estoy edificando mi estudio. Voy a convertir mi garage en estudio. La pandemia abrió esta puerta y tengo muchos artistas pidiéndome que los produzca.

¿Cómo fue trabajar con Gilberto Santa Rosa y Lila Downs?

Magnífico. Con los dos. Viví momentos muy lindos, aun en la distancia, con ellos. Creo que todos estábamos hambrientos de hacer algo durante la pandemia. Y es por eso que quizá fue relativamente fácil lograr todas estas colaboraciones, desde lejos, lograrlas con tanta energía y con tanto amor y tanto cariño. Con Lila me pasó algo interesante: y es que mi ingeniero de mezcla, es decir, yo grabo en mi casa y a quien le mando la pista, al ingeniero que me mezcla el disco, cuando escuchó la voz de Lila, la amó tanto que no paró de hablar de Lila desde ese momento. Yo, bromeando, tuve que decirle “oye, acuérdate que aquí quien te está pagando soy yo (risas). Lila tiene una voz sencillamente increíble.

Mendó es de esas palabras que uno ha escuchado desde siempre, pero  ¿cómo podemos explicar qué significa mendó?

Yo busqué más allá. Hay un diccionario afrocubano. La palabra es afrocubana. Mendó. Tiene muchos significados. Es una palabra con muchas capas, con una connotación mística y mágica. Lo más contundente y el que yo escogí para traducir para la prensa es la sustancia del alma. Mendó viene a nombrar todo aquello que tiene talento innato, un talento inexplicable que a la vista de los humanos puede perfectamente manifestarse como magia. Pero yo incluso cito ejemplos como para volverlo fácil: cuando tú vas a un restaurante y adoras  la comida que te comes, obviamente el chef le puso mendó a la comida. Es talento unido al alma y que es único en cada persona. Eso es mendó.

Con Mendó dices que te acercaste mucho más a la consciencia social y que de alguna manera habías tomado más en cuenta tu herencia afrocubana…

Con Mendó descubrí de forma muy contundente, por supuesto, el poder de estar solo. La cantidad de caminos, ideas, convicciones que se producen una vez que un artista llega a un punto de su carrera donde estar solo se vuelve una presión que logras plasmar en lo que haces. Estoy convencido de que no todo artista puede producirse a sí mismo. Pero también me convencí de que un artista como yo, estoy convencido, de que la mejor manera de producirme es hacerlo yo mismo y hacerlo solo. En el silencio, en la soledad, se produce una honestidad tan extrema, tan completa, que  no veo otra forma de producir mi música, de ahora en adelante. No he parado.Tengo ya otro disco, listo para salir, que estamos ahora jalándonos los pelos sobre cuándo lo vamos a lanzar porque, por la pandemia, no giramos y comenzamos ahora con la gira por Mendó, pero ya tengo música nueva. Todo eso me lo dejó este tiempo.

Qué bendición tener fe en uno mismo.
Una cita de Alex Cuba, artista cubano-canadiense.

Eres un artista de origen inmigrante en Canadá. Tienes 22 años viviendo acá… ¿Hay trabajo por hacer en términos de apoyo a los artistas inmigrantes?

Creo que sí, que hay mucho trabajo por hacer en ese sentido, de ambos lados.  Cuando digo de ambos lados es porque sí,  hay que crear por supuesto más presencia de la música de otros países, que se abran más espacios en la radio. Es muy importante eso. El gobierno apoya muchísimo. Canadá es uno de los pocos países en el mundo que lo hace y eso me llena a mí de orgullo. Por eso me siento tan orgulloso de ser canadiense también, además de cubano. Es un país que desde el principio de mi carrera me ha apoyado.

Pero del lado de los inmigrantes es necesario salir de la casilla de inmigrante, mentalmente, y salir a buscar tu lugar en el país. Más allá de la propia cultura que traes en tu mente, es decir, cuando uno decide emigrar, uno tiene que saber que no estás en tu país de origen. Eso no es necesariamente malo. Está más que dicho y más que probado que nos podemos inventar una realidad, todo está en lo que pongas en tu mente. Todo está cómo ves lo que está delante de ti: si lo ves como una oportunidad o si lo ves como un fracaso
Una cita de Alex Cuba, artista cubano-canadiense.

Yo vi, en mi caso, la soledad en Canadá respecto a no tener un público amplio, latino, inmediato, que hable el idioma en el que hablo y canto, más allá de verlo como un impedimento lo vi como una gran oportunidad para crear un sonido y crear con libertad cultural.  Yo nunca canté en Cuba, porque en Cuba mi voz estaba catalogada como una voz no de cantante, producto de la cultura cubana, donde las voces son típicamente amplias, brillantes, grandísimas. Cuba no conocía otra cosa. A mí se me descubre en Canadá como cantante. Mira tú qué interesante. Entonces, cuando sentí esa libertad me dije: no tengo que hacer música para un público en específico y yo sé muy bien, en mi corazón, que la belleza es belleza en todos los idiomas, en todas las culturas. Lo bello, lo genuino, lo original y lo profundo, siempre pasará por encima de la barrera del idioma. Lo que quiero decir con esto es que si yo hubiera optado por crearme una falsa realidad y decir: voy a hacer música como si estuviera en Cuba, y pretendiera, desde aquí, intentar seducir el país de donde yo vengo y mantenerme vigente, eso hubiera sido un fracaso. Ya no estás en tu país, tu país continúa desarrollándose y tú no estás ahí. Todas tus maneras van a ser anticuadas… Me propuse ir a buscar algo nuevo, mi propia realidad. La que creé yo mismo cuando di el paso de emigrar y no mirar hacia atrás. Eso es lo que le recomiendo a cada latino.

Compadre, ábrete a la creatividad. Abre las alas de tu corazón a la creatividad. Llega más allá. Desde aquí puedes tocar el mundo y así tu país te verá como un ídolo. Un ejemplo: Astor Piazzolla, a quien admiro profundamente.
Una cita de Alex Cuba, artista cubano-canadiense.

Estás en gira con Mendó, por ahora solo en Estados Unidos ¿o tienes otras presentaciones también?

Vamos a estar fuertemente en Estados Unidos. Han sido conciertos que han venido aplazándose durante mucho tiempo. Tenía una gira masiva organizada, pero la pandemia llegó y todo se vino abajo y ahora estamos retomando. Sí va a haber algunas fechas en Canadá que irán saliendo próximamente, las anunciaremos pronto.

Invito a quienes estén leyendo a que visiten mi sitio web y vean las fechas. (nueva ventana)

La gira comienza en Washington, pero también estaremos en los premios Juno, que también estoy nominado este año. De los Juno comienzo la gira el 18 de mayo.

¿Y el nuevo disco?

Todavía no tenemos nada decidido. Ya tengo la primera canción mezclada. Lo vamos a lanzar sencillo por sencillo, pero sí te puedo decir que este nuevo material musical trae una nueva faceta de mi carrera, trae un nuevo sonido, el cual he venido trabajando también desde hace mucho tiempo, durante la pandemia. He querido incorporar elementos electrónicos a mi música. Yo, por ser un artista con tanta identidad en el mundo orgánico de la música, guitarra, instrumentos de jazz, me tomó un tantito de tiempo llegar a encontrar la fórmula exacta para crear algo orgánico-electrónico. Intenté trabajar con varios beatmakers y me tomó tiempo, porque no me gustaba lo que estaba recibiendo, le quitaba identidad y esencia a la música y me convertía de pronto en alguien que no soy y me tocó meterme yo para lo hondo y comenzar yo mismo a fabricar lo que quería. Estoy muy emocionado con lo que hemos logrado. Creo que se va a percibir como una evolución muy adecuada porque no deja mi identidad atrás.

Titulares