1. Página de inicio
  2. Saber vivir
  3. Hogar

[Reportaje] "Mi casita mexicana": el sueño de una pareja canadiense

Cada vez más canadienses optan por vivir bajo el sol durante seis meses al año. Algunos incluso están construyendo la casa de sus sueños.

Par le biais d'un fiducie, les Canadiens Rhoda Lordly Manser et Robin Manser ont acheté une maison dans le centre historique de Mérida, dans le Yucatan, au Mexique.

A través de un fideicomiso, los canadienses Rhoda Lordly Manser y Robin Manser compraron una casa en el centro histórico de Mérida, Yucatán, México.

Foto: Radio Canada International (RCI) / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

Una noche, tras un largo día de trabajo, Rhoda Lordly Manser y Robin Manser miraban tranquilamente la televisión en su casa de Toronto.

La serie de telerrealidad House Hunters International presentaba ese día un episodio ambientado en la ciudad de Mérida, en el estado mexicano de Yucatán.

Al final del programa, la pareja tomó una decisión que cambiaría sus planes futuros.

Decidimos venir a Mérida a celebrar nuestra luna de miel. Y una vez que descubrimos la ciudad, la elegimos para construir un segundo hogar donde pasar los inviernos de nuestra jubilación y las vacaciones con hijos y nietos.
Una cita de Robin Manser
Malgré leur grand intérêt pour la ville, le couple a pris son temps pour bien choisir leur deuxième chez-soi.

A pesar de su gran interés por la ciudad, la pareja tomó su tiempo para escoger bien su segundo hogar.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

¿Por qué Mérida?

Aunque Rhoda y Robin Manser se enamoraron de Mérida a primera vista, a su llegada no todo era como habían imaginado.

La primera vez que vinimos, estábamos paseando por algunas zonas de la ciudad, había casas abandonadas y pensamos: ¡Dios mío, estamos en una peligrosa! Y no estábamos seguros de nada.
Una cita de Rhoda Lordly Manser

"Sin embargo", dice Rhoda, después de unos días, "abrimos nuestras mentes y participamos en un recorrido por el distrito histórico organizado por la Biblioteca Inglesa de Mérida."

Fue este paseo guiado el que cambió su opinión sobre la ciudad y su gente. "Nos dimos cuenta de que detrás de las paredes había sorpresas", dice Rhoda, quien es la Directora de Gestión de Riesgos del Hospital Sunnybrook de Toronto.

Encontramos gente muy amable que, incluso con nuestro terrible español, fueron pacientes. Así que decidimos volver cada año, al menos dos veces al año.
Una cita de Rhoda Lordly Manser
Le Minaret de Mérida, au Yucatan. Ampliar imagen (nueva ventana)

El Minaret es una casona situada en el Paseo de Montejo de Mérida. Construido en 1908 por el Dr. Álvaro Medina Ayora y su hermano Miguel Medina Ayora, tiene un estilo arquitectónico neoclásico del siglo XIX y es uno de los edificios que conservan mejor el esplendor de la época colonial en el estado de Yucatán.

Foto: RCI

Mérida es la capital del estado de Yucatán, en la península del mismo nombre, al este de México. Tiene una población de unos 950.000 habitantes.

Considerada una ciudad cosmopolita desde su fundación en 1542, así como un centro neurálgico para el comercio en la región, Mérida se considera ahora una de las ciudades más seguras del país.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana del Instituto Nacional de Estadística y Geografía determinó que los niveles de seguridad de Mérida son comparables a los de las ciudades europeas más seguras.

Para los Manser, la gran ciudad de Mérida siempre tiene algo interesante que ofrecer.

El viernes de la semana en que RCI los visitó, la pareja asistió a un concierto de la Orquesta Sinfónica de Mérida.

Hay muchas cosas gratis que hacer en esta ciudad. De hecho, Mérida ofrece los mismos atractivos que Toronto: como el zoo, la orquesta y el centro de la ciudad con sus museos. Así que siempre hay algo interesante que hacer.
Una cita de Rhoda Lordly Manser

Sin embargo, la decisión de comprar una propiedad en Mérida no se tomó a la ligera, dice Robin.

Au Mexique, le processus d'achat d'une propriété par des étrangers diffère des règles canadiennes. Mais cela n'a pas découragé le couple. Ampliar imagen (nueva ventana)

En México, el proceso de compra de propiedades por parte de extranjeros difiere de las normas canadienses. Pero eso no desmotivó a la pareja.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

No somos dueños de la casa. Está colocada en un fideicomiso bancario durante 50 años y por el que pagamos una cuota anual de unos 500 dólares estadounidenses.
Una cita de Robin Manser

En virtud de la Constitución Mexicana de 1917, los extranjeros no podían comprar bienes inmuebles en México en zonas consideradas críticas.

Pero desde 1973, el gobierno mexicano ha permitido la inversión extranjera en esas áreas. El extranjero debe realizar la inversión a través de un fideicomiso bancario o de una empresa mexicana.

Estas zonas, ahora denominadas zonas restringidas, están situadas a menos de 100 km de las fronteras estatales y a 50 km del mar.

México es el destino número uno de sol y playa para los canadienses, y su segundo destino favorito en el mundo después de Estados Unidos.

En 2019, casi 2 millones de canadienses visitaron México. Además, decenas de miles de "snowbirds" viajan a ese país cada año para pasar el invierno.

Según la Embajada de Canadá en México, más de 50.000 canadienses viven en tierras mexicanas.

El proyecto de remodelación

  • 1 de 6 : , Foto: © RCI / Paloma Martínez Méndez
  • 2 de 6 : , Foto: 
  • 3 de 6 : , Foto: 
  • 4 de 6 : , Foto: 
  • 5 de 6 : , Foto: 
  • 6 de 6 : , Foto: 

Una vez tomada la decisión de comprar una propiedad, el siguiente reto era elegir el inmueble.

"Al principio solo buscábamos casas remodeladas, ya que parecía un proyecto más sencillo", explica Robin Manser.

Sin embargo, ninguna de las propiedades que visitaron los convenció. La pareja decidió seguir adelante con su propio proyecto de casa.

Rhoda y Robin habían terminado recientemente de renovar su casa en Toronto y se sentían preparados para la aventura de renovar en Mérida, sabiendo que el proceso sería "completamente diferente" al de Canadá.

En Toronto, vivimos al norte del centro comercial Yorkdale y renovar una casa allí cuesta alrededor de 1,5 millones de dólares canadienses. Así que lo que estamos hablando aquí es muy razonable para nosotros. Así que en lugar de elegir la casa, elegimos la zona de la ciudad en la que queríamos vivir y construir la casa que queríamos tener.
Una cita de Robin Manser
Portrait de l'architecte mexicain Jorge Novelo Caamal. 
Ampliar imagen (nueva ventana)

Jorge Novelo Caamal es el arquitecto que está acompañando a Rhoda y Robin Manser en la creación de su casa ensoñada en una construcción patrimonial de su ciudad.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Jorge Novelo Caamal es un arquitecto radicado en Mérida. Incluso antes de graduarse de la universidad, este joven profesional quería trabajar en el centro histórico para poder intervenir en casas con un patrimonio que conservar.

Cuando terminó sus estudios, trabajó en un taller dedicado principalmente a este ámbito y fue allí donde adquirió los conocimientos que le permitieron iniciar su propio estudio de arquitectura. En la actualidad, el 80% de su trabajo está en el centro histórico de Mérida y los extranjeros son sus principales clientes.

La mayoría son estadounidenses, pero también hay una buena proporción de canadienses, yo diría que alrededor del 40%. De hecho, mis primeros clientes fueron canadienses que me recomendaron a otros.
Una cita de Jorge Novelo Caamal

El arquitecto de 29 años explica que en Mérida hay una zona delimitada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en la que se encuentran la mayoría de los monumentos históricos.

Para que un proyecto siga adelante en esta zona, debe ser aprobado por el INAH, independientemente de que se considere o no un bien patrimonial.

Sin embargo, si la propiedad está fuera de la zona y tiene ciertas características patrimoniales, no es necesaria la aprobación del INAH, pero el departamento de patrimonio del ayuntamiento seguirá revisando el proyecto.

La casa de Rhoda y Robin está justo fuera de los límites del INAH, por lo que no necesita el permiso del INAH. Sin embargo, la pareja optó por respetar la estructura original y sus características de patrimonio arquitectónico.

Por eso eligieron trabajar con Jorge Novelo Caamal, ya que es su especialidad.

Rhoda y Robin Manser

El arquitecto ha completado los planos. La pareja debe ahora esperar la decisión de la municipalidad.

Foto: RCI / Paloma Martínez Méndez

Enfrentar los estereotipos

Para algunos de los amigos de los Manser, México es sinónimo de cárteles de la droga, peligro, asesinatos, playas y tacos.

Cuando se anunció su proyecto mexicano, las reacciones no se hicieron esperar: ¿Qué? ¿Por qué hacen eso?, cuenta Robin Manser.

"Hay muchos estereotipos muy negativos sobre México", añade Rhoda Lordly Manser.Dice que se ha dado cuenta de que, debido al clima tropical de México, "mucha gente piensa que la gente de aquí es perezosa, cuando no lo es", afirma.

Comienzan a trabajar a las 5 de la mañana. Se toman un descanso en las peores horas de calor y siguen trabajando hasta las siete u ocho de la noche. Trabajan seis días a la semana. Dile a un canadiense que trabaje seis días a la semana y organizará protestas.
Una cita de Rhoda Lordly Manser

Por su parte, Robin Manser explica que, a pesar de las ideas preconcebidas que puedan tener los amigos y la familia, cuando él y Rhoda se jubilen, vivirán en Mérida seis meses al año, y volverán a Canadá los otros seis.

Así tendremos lo mejor de ambos mundos. Y la familia y los amigos vendrán sin duda a visitarnos.
Una cita de Robin Manser
Designs issus dude souhaits de Rhoda et Robin. Ce n'est pas le design des architectes.Ampliar imagen (nueva ventana)

Modelos de la lista de deseos de Rhoda y Robin. Este no es el diseño de los arquitectos.

Foto: Gracieuseté de Robin et Rhoda Manser

Este reportaje forma parte de una serie que aborda las relaciones entre Canadá y México desde varias perspectivas, entre otras, la educación, las artes y la economía: 


Las versiones en francés de estos reportajes se encuentran en este espacio especial (nueva ventana).

Paloma Martínez Méndez

Titulares