1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política federal

Gira de la realeza británica vuelve a poner en cuestión el futuro de la monarquía

Un manifestante sostiene un cartel en Kingston durante una manifestación para exigir que la monarquía británica pague reparaciones por la esclavitud, antes de la llegada a Jamaica del duque y la duquesa de Cambridge como parte de su gira por el Caribe. Jamaica 22 de marzo de 2022.

Manifestantes jamaicanos en Kingston exigen reparaciones por la esclavitud ante la visita de la monarquía británica.

Foto: Reuters / GILBERT BELLAMY

RCI

El reciente viaje del príncipe británico William y su esposa Kate, la duquesa de Cambridge a Jamaica, Belice y Bahamas intensificó la atención puesta en la historia colonial de Gran Bretaña, renovando interrogantes sobre cuánto tiempo más los países de la Mancomunidad británica, que incluye a Canadá, tendrán una reina como jefa de Estado.

Aunque la visita real, en el marco de la Gira Real del Jubileo de Platino por el Caribe, fue un intento de reforzar los lazos entre Gran Bretaña y esos países, el viaje suscitó más bien protestas y demandas públicas de pago de reparaciones por la esclavitud impuesta por la monarquía.

Los visitantes también recibieron como un balde de agua fría la inesperada noticia del primer ministro jamaicano, Andrew Holness, quien anunció que su país tiene la intención de retirarse de la Mancomunidad británica y ser totalmente independiente.

De este modo, Jamaica se convertirá en el segundo país caribeño en cortar los lazos con la reina Elizabeth II, siguiendo el ejemplo de Barbados, que lo hizo en 2021, y son más los países de la región que también están considerando romper con la monarquía británica.

Gaston Browne, primer ministro de Antigua y Barbuda, declaró la semana pasada al periódico Jamaica Gleaner que cree que todos los países de la Mancomunidad británica en el Caribe aspiran a convertirse en repúblicas.

La pregunta sobre el futuro de la monarquía también está en la mente de muchos canadienses, incluidos los que ya están convencidos de que es hora de tomar una nueva dirección.

Reaccionando desde Vancouver a la noticia de los titulares en Jamaica, Kulpreet Singh envió un mensaje en Twitter diciendo "Jamaica y Barbados están más adelantados que Canadá. Vamos Canadá, deshazte de la monarquía".

El Príncipe Guillermo de Gran Bretaña habla mientras él y Catalina, Duquesa de Cambridge, visitan el Hospital de Spanish Town, en el quinto día de la Gira Real del Jubileo de Platino por el Caribe, en Spanish Town, Jamaica, el 23 de marzo de 2022. Chris Jackson/Pool vía REUTERS

El Duque y la Duquesa de Cambridge durante una gira por el Caribe.

Foto: Reuters / POOL

"Canadá no necesita una monarquía"

Selwyn Pieters, un abogado y activista de los derechos civiles de Toronto, dijo que no ve ninguna razón por la cual Canadá continúe sujeta a un régimen monárquico, señalando que el país no necesita estar bajo la supervisión de una monarquía.

Una reciente encuesta de la empresa Research Co., con sede en Vancouver, mostró que muchos canadienses están de acuerdo en cortar los lazos con la reina británica Elizabeth II.

Un poco menos de la mitad de los 1.000 adultos encuestados en línea dijo que quería que Canadá tenga un jefe de Estado elegido. La consulta fue realizada durante un período de tres días en febrero.

Mario Canseco, presidente de Research Co., dijo que esa cifra, ahora a un paso del 50%, ha ido aumentando en las encuestas realizadas en los últimos años.

Es la cifra más alta que hemos tenido, dijo Canseco, refiriéndose a sus anteriores encuestas.

Otro 18% de los encuestados dijo que no tenía ninguna preferencia sobre si Canadá debería seguir siendo una monarquía constitucional o no. Sólo el 21% de los encuestados dijo que sí prefería que Canadá continúe siendo una monarquía.

El difusor público canadiense CBC no puede calcular con precisión el margen de error de las encuestas por internet. Una muestra probabilística del mismo tamaño arrojaría un margen de error de más o menos 3,1 puntos porcentuales, 19 de cada 20 veces.

Un portavoz del Ministerio del Patrimonio Canadiense declaró que la Corona en Canadá contribuye a un sentimiento de unidad, estabilidad y orgullo entre los canadienses. Como monarca constitucional, la Reina es la Jefa de Estado de Canadá y es una parte esencial del sistema de gobierno canadiense.

El portavoz dijo además que no se está considerando ningún cambio en el papel de la Corona en Canadá.

Por su parte, Ashok Charles, director ejecutivo de Republic Now, un grupo que aboga en favor de que Canadá se convierta en una república, dijo que cree que ese día llegará.

Me parece espantoso que nos aferremos a los vestigios de la monarquía en pleno siglo XXI. Esto no puede continuar, señaló.

La pandemia puede ser un factor

Canseco dijo que hubo menos visitas reales durante la pandemia y cree que ese es un factor que se refleja en las encuestas, ya que también han habido menos apariciones públicas.

Siempre encuentran la oportunidad de decir que la monarquía ha sido popular porque hay mucha gente haciendo cola para darles la mano, dijo.

Pero debido al COVID y a la suspensión de los viajes, no han podido establecer esa conexión emocional con la monarquía. Y creo que eso también es responsable en parte de que las cifras hayan bajado.

El 29 de marzo la reina Elizabeth II hizo su primera aparición pública de importancia en cinco meses al acudir a una conmemoración de su difunto marido, el príncipe Felipe. A principios de mes ella no asistió a la ceremonia del Día de la Mancomunidad Británica, llevada a cabo en la Abadía de Westminster, debido a que se recuperaba de un contagio del Covid-19.

En Canadá hay quienes creen que un cambio del sistema actual no es la solución. Rob Wolvin, en Toronto, cree que la monarquía constitucional proporciona estabilidad, lo cual es una de sus ventajas como sistema. Pero eso no quiere decir que tenga que permanecer estática.

Tenemos que permitir que nuestro sistema se modifique, dijo Wolvin, añadiendo que cree que un cambio a una república no garantiza una democracia más fuerte o mejor.

El peso de la historia colonial

Durante su estancia en Jamaica, el príncipe William habló del profundo dolor que siente por el legado de la trata transatlántica de esclavos.

El segundo en la línea de sucesión al trono británico dijo que la esclavitud era aborrecible y nunca debería haber ocurrido, aunque sus comentarios no llegaron a ser una disculpa.

Sus palabras fueron seguidas de cerca por muchas personas, incluso en Canadá. En Winnipeg, O'Neil Reece dijo previamente que creía que la visita de la realeza británica a Jamaica haría que la gente se sienta aún más molesta.

Si hubiera una disculpa de su parte, realmente creo que eso nos permitiría verlos de un modo diferente, dijo Reece, que viaja con frecuencia a Jamaica para visitar a su familia.

Por supuesto, no se puede cambiar el pasado, pero es esta generación la que será el cambio, añadió.

En Toronto, Pieters dijo que él junto a otras personas todavía estaban procesando y reflexionando sobre lo que el príncipe debería decir sobre la dolorosa historia de la esclavitud transatlántica.

Desde Vancouver, Kulpreet Singh dijo que consideraba que una disculpa era lo mínimo que se podía esperar de esa visita.

Si hablamos de los antepasados del príncipe William, no estamos hablando de algo tan lejano como para decir simplemente que fue nuestra historia antigua. No lo fue. Ocurrió en los siglos XVII y XVIII. Enconsecuencia, él se ha beneficiado del legado de esa esclavitud, señaló Singh.

Unos hombres simulan una escena de esclavitud en Abiyán, en el marco de las celebraciones del 50º aniversario de la independencia de Costa de Marfil.

La trata de esclavos traídos de Africa fue uno de los rasgos del dominio colonial británico en las islas de Caribe.

Foto: Getty Images / AFP/SIA KAMBOU

No será un camino fácil

Si Canadá decidiera separarse de la monarquía, esto implicaría cambiar la Constitución para sustituir a la Reina como jefa de Estado. Para ello, tendría que promulgar el artículo 41(a) de la Ley Constitucional de 1982, que requiere la aprobación por mayoría del Senado y la Cámara de los Comunes y también de la asamblea legislativa de cada provincia.

No va a ser tan fácil, pero puede ser algo que valga la pena explorar si seguimos viendo que las cifras en favor de dejar la monarquía siguen aumentando, dijo Canseco, que tiene la intención de hacer el seguimiento del tema en las encuestas.

Por muy difícil que sea ese proceso, Charles, de Republic Now, cree que es un paso inevitable para Canadá y tiene la esperanza de que el momento actual pueda ayudar a impulsar ese deseo de cambio. Necesitamos una acción más comprometida para facilitar el cambio, dijo.

Singh dijo que no espera que ese tipo de cambio se produzca a corto plazo, en parte debido al peso de las tradiciones coloniales en el funcionamiento de Canadá.

Creo que todavía estamos atrasados en cuanto a liberarnos de esas cadenas, dijo Singh, cuyos antepasados en el Punjab occidental fueron desplazados por el Imperio Británico.

Fuente: CBC / G. Nixon / J. Weaver

Adaptación. RCI / R. Valencia

Titulares