1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Conflictos armados

Canadá participa en investigaciones sobre acusaciones de crímenes de guerra en Ucrania

Un hombre cubre a una persona muerta.

Un hombre cubre a una persona muerta tras un bombardeo en la ciudad de Chuguiv, al este de Ucrania

Foto: afp via getty images / ARIS MESSINIS

RCI

La Real Policía Montada de Canadá (RPMC) está enviando más agentes a la Corte Penal Internacional en La Haya para ayudar a investigar las denuncias de que se están produciendo crímenes de guerra y de lesa humanidad en Ucrania.

Es fundamental que el presidente ruso Vladimir Putin y el régimen rindan cuentas. La RPMC apoyará las investigaciones de la Corte Penal Internacional sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos por Rusia y emprenderá su propia investigación en virtud de la Ley de Crímenes contra la Humanidad y Crímenes de Guerra de Canadá.
Una cita de Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Los siete investigadores especiales que serán enviados a la Corte Penal Internacional [CPI] se sumarán a los tres investigadores especiales de la RPMC ya desplegados en los equipos de investigación de la CPI, según declaró un funcionario del gobierno.

El ministro canadiense de Seguridad Pública, Marco Mendicino, dijo en una declaración a los medios de comunicación que los investigadores adicionales fueron enviados tras recibir una solicitud de asistencia adicional de la oficina del fiscal de la CPI.

Los oficiales están siendo enviados a La Haya, pero pueden ser desplegados en Ucrania una vez que sea seguro hacerlo, dijo el funcionario.

La Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos.

La Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos.

Foto: Reuters / EVA PLEVIER

La Policía federal canadiense dijo que también pondrá en marcha sus propias investigaciones en Canadá bajo la Ley de Crímenes contra la Humanidad y Crímenes de Guerra.

La ley, que entró en vigor en 2000, incorporó los principios del Estatuto de Roma, el tratado internacional que estableció la CPI.

La investigación de los crímenes de guerra en Canadá

La Real Policía Montada de Canadá afirma que, haciendo uso de las facultades que le confiere la ley, trabajará con funcionarios del Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, la Agencia Canadiense de Servicios Fronterizos y el Ministerio de Justicia de Canadá.

Los investigadores buscarán impedir que las personas implicadas en crímenes de guerra entren a Canadá, y evitar que quienes sean declarados culpables en virtud de la Ley conserven su ciudadanía canadiense o su condición de inmigrantes en Canadá.

También se espera que los investigadores de la RPMC investiguen las denuncias de personas culpables de crímenes de guerra que viven en Canadá.

Las jóvenes llevan pancartas, en una de las cuales se lee "Genocidio nunca más".

Decenas de personas asistieron a una concentración en Ottawa para recordar a las víctimas del genocidio ruandés. La justicia canadiense condenó a un ruandés por su participación en el genocidio que tuvo lugar entre el 7 de abril y el 15 de julio de 1994 durante la Guerra Civil en Ruanda.

Foto: Radio-Canada

En 2009, Désiré Munyaneza se convirtió en la primera persona en ser condenada bajo los términos de la Ley de Crímenes contra la Humanidad y Crímenes de Guerra.

El ex empresario ruandés fue declarado culpable de siete cargos en virtud de la ley, todos ellos relacionados con las atrocidades que cometió durante el genocidio ruandés, cuando se calcula que 800.000 ruandeses, en su mayoría tutsis minoritarios y hutus moderados, fueron violados y asesinados.

Désiré Munyaneza fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional durante 25 años. En 2014, la Corte Suprema de Canadá se negó a escuchar su apelación.

Fuente: CBC

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares