1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Conflictos armados

La fragata canadiense Halifax zarpará en apoyo a la OTAN

Un hombre camina junto a una fragata amarrada en un puerto.

El HMCS Halifax partirá de Canadá el sábado para patrullar el Mar Báltico.

Foto: Brett Ruskin/CBC

RCI

Este 19 de marzo, el HMCS Halifax zarpará desde la costa este de Canadá para unirse a los buques del grupo de países aliados en la región del Báltico.

Con este despliegue naval, Canadá pronto tendrá dos buques de guerra desplegados en apoyo a la OTAN tras la invasión rusa de Ucrania.

El mes pasado, la fragata HMCS Montreal llegó a la región del Mediterráneo como parte de un despliegue previamente programado.

La abreviación en inglés HMCS significa navío canadiense de su majestad, en referencia a la reina Elizabeth II del Reino Unido.

El HMCS Halifax tenía previsto originalmente dirigirse en las próximas semanas hacia Oriente Medio para una operación antiterrorista. Pero la fragata y su tripulación navegarán en cambio rumbo al norte de Europa, en una misión reasignada por Ottawa como parte de las medidas de apoyo militar más amplio proporcionado por Canadá.

Aunque la OTAN mantiene una importante presencia naval en los mares Mediterráneo y Negro, los países miembros de esta alianza militar también han desplegado buques más al norte.

Rusia tiene dos importantes bases navales en el Mar Báltico, con varios Estados miembros de la OTAN en sus proximidades.

Estamos allí para ayudar a defender si es necesario, dijo el comandante Dale St Croix, oficial al mando del HMCS Halifax.

Países como Letonia, Lituania, Estonia, Polonia, están todos en la frontera del conflicto ahora mismo.

El militar canadiense Dale St. Croix

El oficial de la marina canadiense Dale St. Croix dice que su tripulación está lista para zarpar en apoyo a la OTAN.

Foto: Brett Ruskin/CBC

El militar añadió que el buque canadiense estará preparado para responder a cualquier desbordamiento de las tensiones en esas regiones.

St Croix dijo que su tripulación también podría tener que ayudar en el despliegue de esfuerzos humanitarios.

Mucha gente, como la población rusa, se están moviendo a través de Finlandia y si empiezan a cruzar el Mar Báltico, podría haber una necesidad de proporcionar seguridad desde una perspectiva de búsqueda y rescate, dijo.

Aunque el conflicto actual es Ucrania-Rusia y en el Mar Negro, éste tiene tendencia a causar preocupación y posible inestabilidad en los países vecinos, dijo el militar canadiense.

Las fragatas de la clase Halifax están en servicio desde principios de la década de 1990. El HMCS Halifax fue el primer buque de esta clase en ser construido.

Canadá está ultimando los planes para tener una flota de nuevos navíos de guerra que sustituirán a las envejecidas fragatas.

Pese a sus años de servicio, los actuales buques canadienses continúan en servicio en las costas este y oeste de Canadá y son desplegados con frecuencia en misiones navales por todo el mundo.

A pesar de que hay muchas partes del barco que están envejeciendo, tenemos una capacidad de combate capaz de llegar e identificar, clasificar y atacar contactos aéreos y de superficie mucho más lejos de lo que la mayoría de la gente le daría crédito al barco, dijo el comandante St Croix.

El oficial de marina añadió que los sistemas de radar modernizados acaban de ser probados y afinados para estar preparados para cualquier situación que la tripulación pueda encontrar.

Así que confío plenamente en que las capacidades de combate, de ingeniería, de comunicaciones, así como la tripulación, están preparadas para llevar a cabo cualquier misión que el gobierno nos asigne, o que la OTAN nos asigne, dijo St Croix.

Tanque ruso.

Un tanque ruso lleva a cabo prácticas militares. La invasión de Ucrania lanzada por Rusia el pasado 24 de febrero ha hecho que la OTAN refuerce sus efectivos y sus capacidades operacionales.

Foto:  AP

A la tripulación le esperan incógnitas

El despliegue está previsto que dure hasta julio, pero podría prolongarse, dijo St Croix, añadiendo que la tripulación se ha preparado para cualquier situación que pueda encontrar en el extranjero.

Siempre existe la posibilidad de que la situación se torne más peligrosa, y siempre existe la posibilidad de que la diplomacia prevalezca y se reduzca el peligro, dijo St Croix.

La tripulación y el capitán han recibido el apoyo y los buenos deseos de políticos y residentes canadienses en el mes previo a este despliegue, incluido el diputado Kody Blois, que representa a la circunscripción de Kings-Hants en Nueva Escocia.

El miércoles, el político tuiteó sobre su reciente visita al astillero HMC para conocer las operaciones de la marina en su país y en el extranjero.

La visita y el tiempo que pasamos con nuestros miembros del servicio fue un importante recordatorio del papel crucial que desempeñan los miembros de las fuerzas canadienses en la protección de nuestra libertad, escribió Blois. Les agradecemos su servicio y sacrificio, añadió.

St Croix dijo que a medida que se acerca el momento de levar anclas el sábado, él está ansioso por estar a la altura de las expectativas que el país ha puesto en nosotros.

Ya sabe, ir allí, ondear la bandera canadiense, mostrar la firmeza de nuestro compromiso con la OTAN, y estar presentes para garantizar la seguridad de nuestros aliados en un mundo que evoluciona constantemente, y que ha evolucionado aún más rápido en las últimas semanas, dijo el militar canadiense.

Fuente: CBC / B. Ruskin

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares