1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

Canadá quiere reforzar su soberanía en el Ártico

Soldados canadienses a bordo de un avión de transporte militar.

Tropas del 12e Regimiento blindado de Canada viajaron en un avión CC-177 Globemaster desde la Base de las Fuerzas Canadienses de Valcartier a Hall Beach, Nunavut, el 21 de febrero de 2017.

Foto: Belinda Groves, Forces armées canadiennes

RCI

La ministra de Defensa de Canadá, Anita Anand, se encuentra planeando un viaje al Ártico, buscando reunir a sus homólogos aliados de los países árticos para un debate conjunto sobre la seguridad de la región a la luz de la invasión rusa en Ucrania.

Anand dijo al difusor público CBC el viernes que habló con los tres primeros ministros territoriales sobre su intención de visitar la región. La ministra dijo que también ha estado llevando a cabo conversaciones con los ministros de Defensa de Suecia, Finlandia, Noruega y Dinamarca.

Lo importante es la voluntad colectiva de actuar juntos como aliados en lo que respecta a la soberanía del Ártico.
Una cita de Anita Anand, ministra de Defensa de Canadá.

Anand dijo que presentará dentro de poco un plan de gastos para modernizar el Comando de Defensa Aeroespacial de América del Norte, NORAD por sus siglas en inglés, una organización bilateral entre Estados Unidos y Canadá creada para defender el continente de ataques aéreos.

Es extremadamente importante para la modernización del NORAD que mantengamos estas discusiones continuas, dijo.

Ottawa se ha comprometido a colaborar con Estados Unidos en la sustitución del Sistema de Alerta del Norte por una tecnología que incluya sistemas de radar de próxima generación sobre el horizonte que puedan detectar objetivos a gran distancia.

Anand también dijo que Ottawa está comprando nuevos equipos militares, incluidos dos nuevos rompehielos polares, y se espera también la adjudicación de un contrato para la compra de 88 nuevos aviones de combate este año.

Anita Anand, ministra de Defensa de Canadá.

Anita Anand, ministra de Defensa de Canadá.

Foto:  Capture d’écran - Facebook/compte des Forces armées canadiennes

Los ejercicios militares tendrán "un efecto disuasorio y defensivo"

Canadá comenzó este lunes una operación de defensa aérea en el Ártico, conocida como “Noble Defender'', junto con Estados Unidos, que se prolongará hasta el 17 de marzo e incluirá vuelos sobre zonas poco pobladas a gran altura.

Este ejercicio tendrá un efecto disuasorio y defensivo. Somos muy conscientes y estamos preparados para llevar a cabo ejercicios adicionales según sea necesario.
Una cita de Anita Anand, ministra de Defensa de Canadá.

Las Fuerzas Armadas canadienses a bordo del navío de guerra HMCS Brandon también se están entrenando adicionalmente en la guerra de minado junto con la Marina y la Guardia Costera de Estados Unidos como parte del ejercicio “Arctic Edge'' frente a la costa de Juneau, Alaska.

El ejercicio consiste en que el personal militar utilice vehículos submarinos guiados a distancia para practicar la búsqueda y retirada de minas del fondo marino.

El tema del ejercicio es realmente la construcción de relaciones con otros socios en materia de seguridad en el Ártico, dijo Mike Wills, oficial al mando del HMCS Brandon.

La programación de este ejercicio militar no fue resultado del conflicto en Ucrania, pero ciertamente está poniendo de relieve su importancia, dijo el militar canadiense.

Es hora de que Canadá tome medidas, dicen los críticos

Rusia ha estado reforzando su presencia militar en el Ártico como nunca antes, utilizando para ello submarinos nucleares y rompehielos de propulsión nuclear, e inclusive reclamando un territorio más grande en una región a unas 200 millas náuticas de la costa de Canadá.

Según el diputado conservador Bob Zimmer, crítico sobre asuntos del norte y la soberanía canadiense en el Ártico, "la seguridad de los canadienses está en peligro si no damos un paso al frente y nos defendemos adecuadamente. Necesitamos liderazgo".

Zimmer dijo que la respuesta de Ottawa a la presencia militar de Rusia en el Ártico se deja esperar y no cree que Canadá esté preparada como para un encuentro ofensivo en el Ártico.

Por su lado, la crítica en materia de defensa nacional del Nuevo Partido Democrático, Lindsay Mathyssen, pidió a Ottawa que gaste más en las comunidades del norte. Se trata de invertir en las infraestructuras que se han ignorado durante bastante tiempo, dijo.

El primer ministro del Territorio de Yukón, Sandy Silver, dijo que el financiamiento para las carreteras, los aeropuertos, la seguridad digital y la energía es ahora más importante que nunca.

Necesitamos paz y estabilidad en todo el norte. Los países extranjeros están prestando mucha atención al norte y es hora de que Canadá haga lo mismo.
Una cita de Sandy Silver, primer ministro del Territorio de Yukón.

Silver dijo que lleva años preocupándose por la soberanía del Ártico, y tiene la intención de plantear la cuestión en las reuniones del Consejo de la Federación a llevarse a cabo este verano, junto con el primer ministro Justin Trudeau y los primeros ministros de las demás provincias y territorios de Canadá.

Dalee Sambo Dorough habla ante un micrófono.

La presidenta del Consejo Circumpolar Inuit (CCI), Dalee Sambo Dorough, durante una Asamblea General de este organismo en 2018 en Alaska.

Foto: Bill Hess

Llamado a la desmilitarización de la región

El Consejo Circumpolar Inuit (CCI), que preside Rusia, suspendió sus trabajos debido a la invasión de Ucrania.

Esto es preocupante, dijo Dalee Sambo Dorough, presidenta internacional del CCI. Tengo la esperanza de que la situación no se agrave ni vaya más allá.

El CCI, que surgió de la Guerra Fría para reforzar la unidad entre los inuit, lleva mucho tiempo pidiendo que el Ártico sea declarado zona de paz, algo que Dorough espera que en su asamblea general de julio de 2022 el consejo reafirme esa demanda a un nivel de prioridad mucho mayor debido al conflicto en Ucrania.

Es concebible que una hipotética guerra entre Rusia y la OTAN se extienda al Ártico norteamericano, pero es más probable que se extienda hacia el Ártico europeo cerca a Noruega, el Mar de Barents y el Mar del Norte, según Michael Byers, titular de la Cátedra de Investigación de Canadá en Política Global y Derecho Internacional de la Universidad de la Columbia Británica.

Él dijo que Canadá necesita una mayor vigilancia en la región, pero no porque el país deba preocuparse por un posible ataque ruso.

Actualmente estamos protegidos de Rusia por la distancia y el clima. Nuestra participación en esto es a través de la OTAN y el escenario está en Europa, no está en el Ártico canadiense, explicó Michael Byers.

Fuente: CBC / O. Stefanovich

Adaptación: RCI / R. Valencia

Titulares