1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política federal

Quinto día de protestas en Ottawa y algunos se preocupan sobre cómo van a terminar

Des policiers surveillent des manifestants sur la colline du Parlement à Ottawa.

Agentes policiales monitorean a los manifestantes, en la capital canadiense.

Foto: Ivanoh Demers

RCI

El centro de Ottawa, la capital canadiense, sigue siendo el epicentro de las protestas organizadas por camioneros que se oponen, en primera instancia, al mandato de vacunación contra el COVID-19 que entró en vigencia el pasado 15 de enero. Mientras tanto, muchos se preguntan por cuánto tiempo la policía permitirá que los manifestantes permanezcan en los alrededores del Parlamento y cómo irán abandonando el lugar.

Mientras muchos residentes han estado pidiendo que se ponga un fin al ruido y la disrupción generada por las demostraciones, observadores están pidiendo a las autoridades que eviten demostraciones públicas de fuerza.

Jack Rozdilsky, profesor asociado de gestión de desastres y emergencias en la Universidad de York, explicó a CBC News que es el interés de todos hacer que esta protesta tenga un final pacífico.

Eso no significa que no tengas, en el fondo, la capacidad de responder con la fuerza si es necesario, si la situación se sale de control. Pero probablemente el uso de la fuerza con mano dura en este punto no sería constructivo.

La protesta llega este martes a su quinto día. Comenzó en oposición a la obligatoriedad impuesta por el gobierno federal de que los camioneros estén vacunados para poder cruzar la frontera entre Canadá y Estados Unidos. Pero ahora ha crecido en sus demandas, que también se centran ahora en contra de las medidas sanitarias impuestas para frenar el COVID-19, incluyendo las restricciones provinciales.

En una conferencia de prensa realizada el martes, el jefe de la Policía de Ottawa, Peter Solu, dijo que el cuerpo policial tiene todas las opciones sobre la mesa.

Lo vimos hace una hora, en línea, cuando la manifestación entró en su quinto día completo: declaraciones claras e incitaciones al comportamiento desenfrenado, lesiones, el ingreso de armas a la región de la Capital Nacional, específicamente en apoyo directo de o apoyo indirecto de las causas y a las actividades de los manifestantes, explicó.

Rozdilsky indicó que en las próximas horas, quisiera ver a la policía tratar de contener la cantidad de personas que participan en la demostración y que establezca límites a las actividades de los manifestantes.

Los participantes de las protestas han estado conduciendo por vecindarios residenciales, tocando sus bocinas y cantando eslóganes. Sus vehículos han estado restringiendo el acceso al centro de Ottawa, obligando a los comercios a cerrar sus puertas y afectando los centros de servicio, incluyendo un centro de vacunación contra el COVID-19 y una escuela primaria.

La situación es insostenible. La huella de las protestas debe reducirse, dijo Rozdilsky.

El especialista agregó que entre la policía de Ottawa, la Policía Montada de Canadá, el Servicio de Protección Parlamentaria y los otros servicios policiales ahora desplegados en la capital, hay suficiente fuerza disponible para arrestar a los manifestantes y remolcar camiones, pero eso podría terminar haciendo más daño que bien.

Al menos inicialmente, sería mucho mejor para todos que los manifestantes tomaran la decisión de irse por su propia cuenta, dijo.

Usar más fuerza policial, usar equipo pesado, usar varias tácticas de control de multitudes, se movería... en dirección de la acción paramilitar. El tipo de acciones que tradicionalmente no vemos en las calles de Canadá.

Des sympathisants aux convois de camionneurs, à Ottawa.

Manifestantes en la Colina Parlamentaria, en Ottawa, el lunes por la tarde.

Foto: Radio-Canada / Frédéric Pepin

Plazos, multas...

Pierre-Yves Bourduas es un excomisionado adjunto de la Policía Montada de Canadá, ahora presidente de PY Safety. Dijo que un escenario probable implica que la policía les dé a los manifestantes incondicionales, aquellos que han indicado que tienen la intención de quedarse hasta que se cumplan sus demandas, una fecha límite para irse, con consecuencias por el incumplimiento.

Tendrán que ser empujados para que se vayan, o si no funciona, entonces hay estatutos municipales que podrían aplicarse, [donde] se les ofrece la opción de tener que irse dentro de un cierto período de tiempo o de lo contrario [una] multa será impuesta, dijo.

Luego se llevará a cabo la remoción de vehículos… una tarea monumental, pero habrá que hacerla si es necesario.

El Servicio de Policía de Ottawa, que lidera la respuesta policial a la protesta, no respondió a las preguntas de CBC sobre cómo sacaría los vehículos de los manifestantes de la ciudad.

Seguimos hablando con los líderes de los convoyes para planificar una salida segura de Ottawa. Somos conscientes de las intenciones declaradas de permanecer en el lugar, dijo la efectiva Amy Gagnon.

Por su parte, la Policía Montada de Canadá dijo que no respondería a las especulaciones sobre cómo podría terminar la protesta.

Rozdilsky aseguró que las tácticas policiales deben tener en cuenta el hecho de que la protesta del convoy es un grupo amorfo que tiene una identidad social propia.

¿Qué pasa si, por ejemplo, se lleva a cabo una acción policial y sin darse cuenta molesta a la multitud de una manera diferente? Y luego la identidad social de la multitud se transforma en 'Ahora estamos aquí para quedarnos para protestar contra esta acción policial', y ellos se olvidan por lo que se estaba protestando antes?, se preguntó el experto.

Exigencias difíciles de negociar

Si bien la multitud principal se ha reducido desde su punto máximo el sábado, algunos participantes, incluidos los organizadores detrás de la página GoFundMe que ha recaudado más de $ 9 millones para apoyar el convoy, han dicho que su objetivo es crear una pesadilla logística para el gobierno que fuerza para derogar los mandatos de vacunas.

Un grupo organizador, Canada Unity, exige que los líderes gubernamentales deroguen los mandatos o renuncien inmediatamente a sus posiciones legales de autoridad. Pero casi todas las medidas de COVID-19 hasta la fecha, desde los mandatos de uso de mascarillas hasta el cierre de negocios y escuelas, han sido introducidas por los gobiernos provinciales.

Bourduas dijo que la naturaleza indistinta de los objetivos declarados de los manifestantes hace que sea difícil para la policía predecir el resultado.

Los organismos encargados de hacer cumplir la ley deben tener una idea de cómo se desarrollará todo esto, lo cual no ha sido el caso, dijo.

Representa, claramente, un desafío que deben manejar.

Photo prise devant la colline Parlementaire, sur la rue Wellington à Ottawa.

Miles de manifestantes que se oponen a las medidas sanitarias estuvieron en Ottawa este fin de semana.

Foto: Ivanoh Demers

¿Ocupar Ottawa?

Rozdilsky explicó que la policía deberá reevaluar si la protesta se convierte en una ocupación.

Si es así, ¿cómo se ve esa ocupación? ¿Dónde se establece? ¿Qué huella ocupa en la ciudad? ¿Qué partes de la ciudad interrumpe?¿Puede ser una situación en la que alguna forma de protesta pueda coexistir con la función de la ciudad, como lo que vimos con el movimiento Occupy Wall Street? Todavía no lo sabemos. Depende de las acciones de las personas que participan en la protesta.

En Ottawa, miembros de ese movimiento acamparon en el Confederation Park en 2011, no lejos del centro comercial Rideau Center (que ha estado cerrado durante días durante la protesta). Los manifestantes se quedaron poco más de un mes antes de ser desalojados.

Hasta el momento, dijo Sloly, no ha habido disturbios, heridos o muertos asociados con la protesta.

Vía Quebec

Después de Ottawa, la ciudad de Quebec será donde confluirán los manifestantes que exigen el fin de las medidas sanitarias. Las manifestaciones se llevarán a cabo frente al edificio de la Asamblea Nacional, a partir del jueves.

En los últimos días se han lanzado en las redes sociales varias invitaciones para llamar a la población a manifestar para exigir el fin del estado de excepción y las medidas sanitarias. Al momento de escribir este artículo, varios miles de personas ya han confirmado su presencia en las redes sociales.

Al igual que durante la manifestación de Ottawa, convoyes de automóviles y camiones planean partir desde varios lugares de Quebec. La llegada a Quebec de gran parte de los manifestantes está prevista para el sábado a primera hora de la tarde.

Tanto el Servicio de Policía de la Ciudad de Quebec (SPVQ) como la Sûreté du Québec (SQ) afirman haber sido informados de estos hechos. En el Service de Police de la Ville de QuébecSPVQ, se agrega que aún no se ha recibido ninguna solicitud oficial de los organizadores.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares