1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Coronavirus

Casos de ómicron ya alcanzaron su punto máximo en todo Canadá, asegura Tam

Makikita sa isang screen si Theresa Tam habang nakaupo sa mesa si Jean-Yves Duclos.

La jefa de Salud Pública de Canadá, la doctora Theresa Tam, y el ministro de Salud (federal) Jean-Yves Duclos.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

RCI

La jefa de Salud Pública de Canadá dijo este viernes que los casos de la variante ómicron de COVID-19 ya llegaron a su punto máximo en todo Canadá, mientras el número de nuevas infecciones ha caído significativamente.

Pero recordemos que la capacidad de hacer pruebas tipo PCR ha estado limitada y es por ello que la doctora Theresa Tam también hizo referencia a otros indicadores, más allá del conteo de los nuevos casos diarios, como la tasa de positividad de las pruebas y el monitoreo de las aguas residuales, que muestran que Canadá ya pasó lo peor de la ola ómicron.

Eso sí, el número de personas en los hospitales con COVID-19 sigue siendo récord, poniendo una gran presión en el sistema de salud canadiense.

Cada día más de 10 800 personas están siendo tratadas en los centros médicos del país por coronavirus, mientras hay más de 1200 pacientes en las unidades de cuidado intensivo. En promedio, Canadá está reportando 168 muertes por COVID, a diario.

Hasta el 26 de enero, el conteo diario de casos promedió más de 19 000, una baja de 28% respecto a la semana precedente. Los contagios están cayendo en todos los grupos demográficos.

La tasa de positividad de las pruebas se mantiene elevada: 19% de todos los tests realizados dan positivo, pero este número ha ido cayendo progresivamente en las últimas semanas, lo que sugiere que la tasa de contagio comunitario está retrocediendo.

"Esto nos muestra que los esfuerzos individuales, incluyendo medidas como el uso de máscaras y limitar el contacto con otras personas, así como las medidas de salud para toda la población, están ayudando a reducir la transmisión del virus y mitigar las tendencias de enfermedad grave”, aseveró Tam en conferencia de prensa.

Para reducir la cantidad de casos severos de coronavirus, Tam dijo que es necesario que todos los canadienses elegibles reciban la tercera dosis de una vacuna tipo ARNm.

Investigaciones muestran que la dosis de refuerzo ofrece mucha más protección contra la infección por ómicron, además que reduce considerablemente los riesgos de desarrollar una enfermedad severa por el virus.

Este viernes, el Comité Nacional Asesor sobre Inmunización (CNAI) actualizó sus guías sobre la tercera dosis: niños con edades entre 5 y 11 años que tienen problemas inmunes moderados deben recibir una tercera dosis de la vacuna. El comité había recomendado previamente lo mismo, pero para adolescentes de 12 a 17 años.

Sobre el convoy de camioneros

Mientras los camioneros que no están de acuerdo con la obligatoriedad de la vacuna llegan a la capital canadiense, el ministro de Salud (federal) Jean-Yves Duclos, dijo que el gobierno federal mantendrá su mandato, porque es la única forma de salir de la pandemia.

"La amenaza no es la vacunación. La amenaza es el COVID. Si hay una herramienta que deberíamos usar, son las vacunas”, advirtió el ministro.

"La variante ómicron ha demostrado una cierta resistencia a las vacunas, pero la efectividad de las mismas, en especial de la refuerzo, ha quedado demostrada en las últimas semanas, por lo que nos ayudará en la crisis que estamos viviendo”, agregó.

Si bien los casos de ómicron parecen estar cediendo, Tam sí advirtió sobre una subvariante, llamada, BA.2, que ya fue detectada en Canadá. Hasta los momentos han sido identificados más de 100 casos.

La doctora explicó que aún es muy temprano para saber el impacto de esta subvariante en la lucha de Canadá contra el COVID-19. Tam dijo que la BA.2 podría ser más transmisible, pero que no parece llevar a un aumento de las hospitalizaciones o de desarrollo de enfermedad grave.

Dinamarca, por ejemplo, está reportando un aumento de las infecciones con esta variante, y ésta representó casi la mitad de todos los casos de ómicron reportados en la segunda semana de enero. Hay posibilidad de que haya un aumento de los casos aquí, agregó.

"Llegar al punto máximo es una cosa, pero llegar a descender puede significar que muchas personas aún pueden infectarse, incluyendo con BA.2”, aseveró.

Mientras algunas provincias canadienses se preparan para flexibilizar las medidas, como Ontario que reabrirá gimnasios, teatros y restaurantes a 50% de capacidad y Quebec que retomará también ciertas actividades, el  doctor Howard Njoo, subdirector de salud pública de Canadá, instó a la precaución.

Debe hacerse con mucha prudencia en todas las provincias y territorios para mantener bajas las tasas de infección y asegurarse de que las hospitalizaciones también se mantengan lo más bajas posible. Pero somos optimistas y hay motivos para la esperanza. Si la epidemiología lo permite, sí, las medidas pueden relajarse mientras las tendencias muestren una tendencia descendente, concluyó.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares