1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Coronavirus

Expectativa de vida: Canadá registra la mayor caída desde 1921

Isang babae na nakaupo sa harap ng isang krus na nakabaon sa lupa.

Una mujer visita la cruz de su padre,entre otras exhibidas fuera del Centro Comunitario Camilla Care, que marca la muerte de varias personas que ocurrieron durante la pandemia de COVID-19 en Mississauga, Ontario, el 29 de mayo de 2020.

Foto: La Presse canadienne / Nathan Denette

RCI

Estadísticas Canadá informó que la pandemia del COVID-19 contribuyó a un retroceso de siete meses en la expectativa de vida nacional, lo que representa la caída más importante que se da en el país desde 1921, cuando se introdujo el sistema de estadísticas.

La agencia federal dio datos preliminares que muestran que la expectativa de vida nacional, que se estima en términos anualizados, fue de 81,7 años para los nacidos en 2020, por debajo de los 82,3 años del año precedente.

El retroceso fue más importante para hombres -de más de ocho meses- que para mujeres -casi cinco meses-. Los retrocesos en la expectativa de vida más importantes fueron observados en Quebec, Ontario, Manitoba, Saskatchewan, Alberta y Columbia Británica.

En 2020 hubo en Canadá 307 205 fallecimientos, 7,7% más que en 2019. De esas muertes, 16 151 son atribuibles al COVID-19, lo que representa 5,3% del total de fallecimientos de ese año.

Esto se traduce en que el coronavirus fue la tercera causa de muerte en Canadá en 2020. Estadísticas Canadá hace la aclaratoria que es posible que la pandemia haya contribuido de forma indirecta a un número mayor de muertes en el territorio canadiense.

El cáncer fue la primera causa de muerte (26,4%) y las enfermedades cardiovasculares, la segunda (17,5%).

De acuerdo con los datos de la agencia federal, la tasa de mortalidad tanto para el cáncer, como para las enfermedades cardiovasculares y para el COVID-19 fueron más elevadas en vecindarios con bajos ingresos.

Otras causas de muerte en Canadá en 2020: accidentes cerebrovasculares, enfermedades respiratorias crónicas, diabetes, influenza y neumonía, junto con Alzheimer y cirrosis.

Un cadavre est évacué du CHSLD Sainte-Dorothée, à Laval.

Las caídas en la expectativa de vida más importantes fueron observados en Quebec, Ontario, Manitoba, Saskatchewan, Alberta y Columbia Británica.

Foto: Radio-Canada / Ivanoh Demers

Mayor impacto en España, Italia, EE. UU.

Si bien la expectativa de vida cayó en Canadá durante el primer año de la pandemia, se mantuvo como entre las más elevadas del mundo.

En algunos países, como España, Italia y Estados Unidos tuvieron un mayor impacto en la expectativa de vida debido a la pandemia, con caídas de hasta 1,5 años.Otros, como Noruega, Dinamarca y Finlandia tuvieron una expectativa de vida estable a pesar del coronavirus.

Según Estadísticas Canadá, la expectativa de vida para quienes nacieron en 2020 volverá a niveles prepandemia luego de que el impacto de la crisis sanitaria ceda.

La data publicada este lunes es preliminar y no incluye las muertes registradas en Yukón.

La tasa de fallecimientos por influenza y por neumonía en 2020 fue de 12,9 muertes por cada 100 000 habitantes, un retroceso respecto a las 15,6 muertes por cada 100 000 de 2019. Se trata de la tasa más baja de fallecimientos por estas enfermedades en más de 20 años.

De acuerdo con los datos oficiales, 94,1% de las muertes por COVID-19 se registraron en personas de 65 años o más y ese total, 54,6% se dio en personas mayores de 84 años.

Los canadienses menores de 40 años no se vieron afectados en gran medida por los efectos directos de la pandemia, aseguró Statistics Canada, con aproximadamente 50 muertes por COVID-19 registradas entre ese grupo de edad en 2020. Pero la agencia agregó que en los grupos de edad más jóvenes, los aumentos en las muertes atribuidas se observaron otras causas, incluidos daños relacionados con sustancias.

Canadá registró 4604 muertes por intoxicaciones accidentales, incluidas sobredosis. Esa cifra superó las 3705 muertes reportadas en 2019, pero es comparable con las 4501 muertes reportadas en 2018 y las 4830 muertes reportadas en 2017, en el punto álgido de la crisis de opioides previa a la pandemia.

La agencia también informó que hubo aumentos notables en las muertes inducidas por el alcohol en 2020, particularmente en personas menores de 65 años. 2019.

Estas muertes incluyen las ocasionadas por enfermedades y afecciones relacionadas con el consumo crónico de alcohol, pero excluyen las muertes no intencionales, como los accidentes de tráfico en los que se cree que el alcohol es un factor contribuyente.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares