1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Viaje

Cientos de miles de canadienses siguen viajando pese a ómicron

Des voyageurs à l'aéroport.

En diciembre, 742.400 pasajeros aéreos canadienses regresaron del extranjero, según Estadísticas Canadá.

Foto: CBC/Evan Mitsui

RCI

A pesar de las preocupaciones que ha generado la nueva variante del COVID-19, Sandy Long y su esposo viajaron el pasado 28 de noviembre para disfrutar de unas vacaciones de 10 días en México.

Long explicó que se sentían cómodos viajando, porque planificaron todas las medidas sanitarias. La pareja no había viajado en dos años, debido a la pandemia, y soñaban con hacerlo.

"La vida es muy corta, dijo Long, de 58 años y residente de Richmond, Columbia Británica. Necesitábamos un poco de calor y extrañábamos México”.

Parece que muchos canadienses tienen un pensamiento similar durante estos días a pesar de la rápida propagación de ómicron, que llevó a las autoridades canadienses a recomendar evitar todo viaje no esencial en diciembre.

De acuerdo con datos de Estadísticas Canadá, 742 417 canadienses regresaron al país luego de viajar al exterior en diciembre.

Cuando se ajusta para tomar en cuenta los cambios recientes en el seguimiento de los viajes aéreos, ese total es casi seis veces el número de llegadas para el mismo mes en 2020 y más de la mitad del total de diciembre de 2019 antes de la pandemia.

Se prevé que el incremento de los viajes internacionales siga aumentando, pues durante la semana del 3 al 9 de enero, regresaron 216 752 canadienses al país, según datos de la Agencia Canadienses de Servicios Fronterizos.

Lesley Keyter, propietaria de una agencia de viajes, explicó que desde octubre de 2021, el número de clientes programando viajes ha aumentado entre 3 y 40%, en comparación con el mismo periodo del año precedente.

Indicó que entre sus clientes, la mayoría personas mayores de 50 años, los destinos predilectos son Europa, México y Costa Rica. Cuando los casos por ómicron comenzaron a aumentar, en diciembre, algunos cancelaron sus viajes, pero la mayoría los mantuvo.

"La mayoría está diciendo: todos tenemos un tiempo limitado en este planeta. Tenemos dos años sin viajar. No quiero seguir posponiéndolo”, aseguró Keyter, propietaria de Travel Lady Agency, ubicada en Calgary, Alberta.

Otro elemento que mencionó es que sus clientes se sienten seguros con la protección adicional de la vacuna del COVID-19 y con la dosis de refuerzo. Recordemos que ómicron es más contagiosa que otras variables y que muchas personas vacunadas también se están contagiando, pero tienen menos probabilidades de terminar en el hospital.

Riesgo de dar positivo en el exterior

Si bien la mayoría de las personas que se están contagiando, estando vacunadas, presentan síntomas ligeros, también se enfrentan a ciertos problemas al querer volver a territorio canadiense.

Para regresar a Canadá, los pasajeros que viajan en avión deben presentar un test negativo de COVID-19 hecho no más de 72 horas antes del viaje. Si dan positivo, deben esperar al menos 11 días antes de poder abordar un avión.

Brennan Watson, de 26 años y residente de Ontario, dio positivo el 28 de diciembre, cuando viajó a Irlanda.

Tenía planificado regresar a Canadá al día siguiente, pero debió, en su lugar, encontrar dónde aislarse, en Belfast. Debido a las reglas de entonces, Watson debió quedarse 15 días adicionales en el viaje, antes de poder volver a Canadá.

"Fue muy estresante al principio. Me dio un poco de pánico pensar que me tenía que quedar allá”.

Brennan dijo que el costo por tener que permanecer en Irlanda fue de 2000 dólares adicionales, incluyendo un nuevo billete de avión, y 11 días de trabajo perdidos.

Por su parte, Martin Firestone, corredor de seguros de viaje Martin Firestone, dijo que los viajeros pueden evitar tales costos inesperados comprando un seguro de interrupción de viaje. Explicó que la mayoría de sus clientes ahora optan por la cobertura que reembolsará a los viajeros algunos o todos sus costos si dan positivo y deben extender su viaje.

La interrupción del viaje, que solía ser un [producto comprado] muy raramente, ahora se está agregando a todos los planes médicos de emergencia, porque los clientes se preocupan terriblemente si dan positivo.

Ese es el nuevo mundo en el que vivimos ahora mismo con la pandemia, agregó.

Cancelaciones de vuelos

Otro de los problemas que los viajeros están enfrentando es la cancelación de vuelos.

Desde diciembre, miles de vuelos en Canadá y en Estados Unidos han sido cancelados por razones vinculadas a la pandemia, incluyendo ausencia de personal, precisamente por contraer COVID-19.

Este mes, Air Canada anunció que suspendería algunos vuelos a destinaciones de sol, entre el 24 de enero y el 30 de abril. Luego de reducir 15% de sus vuelos de enero, WestJet anunció el martes de la semana pasada que cancelará 20% de sus vuelos de febrero.

Mientras tanto, Long aseveró que tanto ella como su esposo disfrutaron su viaje a México y que aunque tenían planificado volver en las próximas semanas, decidieron posponerlo por el temor a las cancelaciones de los vuelos.

"Hay mucha incertidumbre en este momento. No quiero viajar y luego tener que quedarme varada”, aseguró.

Sin embargo, sigue siendo optimista sobre el viaje que tiene planificado, en mayo, para España.

Watson, por su parte, espera poder viajar nuevamente a Irlanda este verano, incluso si la pandemia aún no ha terminado.

"Pasé un año y medio de mi vida sin ver a mi familia, sin ver a amigos. No voy a parar de vivir mi vida”, concluyó.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares