1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Industria alimentaria

Estantes de mercados de Puerto Rico se vacían mientras las papas de la I.P.E. se agotan

P.E.I. potatoes are being dumped in the snow by a truck prior to being destroyed.

MIentras tanto, las papas de la Isla del Príncipe Eduardo deben ser destruidas debido a la verruga de la papa que fue hallada en 2021 en dos campos de la provincia.

Foto: Mary Kay Sonier/PEI Potato Board

RCI

Los importadores en Puerto Rico aseguran que no han sido capaces de cumplir las órdenes de los supermercados en esta isla caribeña porque no pueden llenar el espacio que dejó la pausa en las exportaciones de papas de la Isla del Príncipe Eduardo, en Canadá.

Más del 80% de las papas que se consumen en Puerto Rico vienen de esta otra isla, mucho más al norte.

"Estamos en una muy mala situación”, dijo Mark Antunez, presidente de Antunes & Son Produce, quien importa papas de la Isla del Príncipe Eduardo desde 1988.

"Somos los que abastecemos los supermercados. Hay unas cinco o seis empresas en Puerto Rico que suplen el mercado y en estos momentos no hay papas".

Antunez indicó que su refrigerador de papas está siendo llenado con otros vegetales, mientras sigue buscando este alimento en otros mercados.

"Por ejemplo, normalmente compro entre tres y cuatro contenedores por semana de la Isla del Príncipe Eduardo. La semana pasada pedimos tres y solo pudieron garantizarnos una. Eso es lo que tengo en inventario, menos lo que ya entregamos a nuestros clientes, quienes no tienen papas en sus tiendas, tampoco”.

Antunez indicó que ha estado recibiendo papas de Nuevo Brunswick, pero que los productores de esta provincia no son capaces de cumplir con la petición de tres contenedores, enviándole solo uno.

"Comenzamos a recibir papas de Nuevo Brunswick, porque no hay tampoco suficientes en Estados Unidos”, explicó.

"Pero es posible que la nueva compañía de Nuevo Brunswick tenga sus clientes habituales, además de sumar más clientes de Estados Unidos y de Puerto Rico. No es fácil para ellas".

Necesitamos papas

Antunez dijo que ha habido retrasos cuando llegan los cargamentos, porque está habiendo una revisión extra de parte de las autoridades fronterizas.

"Ponen todos los contenedores en espera para ser inspeccionados, A veces pasan uno o dos días para recibirlos en nuestros depósitos, hasta que verifican que la mercancía no proviene de la Isla del Príncipe Eduardo”, indicó Antunez.

"Así que toma más tiempo el entregar la mercancía a mis clientes”, agregó.

El empresario dijo que está racionando las papas que está siendo capaz de importar a Puerto Rico, lo que significa que ninguno de sus clientes está recibiendo las órdenes completas.

Las papas son un producto importante en la economía de la isla. Es un alimento del que dependen muchos sectores desfavorecidos.

"Somos una población de 3,2 millones de habitantes y probablemente 55-60% se ayuda con las estampillas de alimentos, que da el gobierno”, aseguró.

"Las papas son productos económicos que podemos suministrar. Puedes comprar una bolsa de cinco libras de papas con dos, tres dólares. Es un buen producto para alimentar a la gente en Puerto Rico. Necesitamos papas”.

Antúnez también señaló que en el territorio de EE. UU. no se cultiva papa, por lo que no existe una amenaza para la agricultura local por el hongo de la verruga de la papa, otra razón más para reabrir la frontera a las papas de la I.P.E.

Nuevo Brunswick nos hace un favor

Edwin Vásquez, de Distribuidores Raul Rosa, aseguró que también está teniendo problemas para importar suficientes papas a Puerto Rico.

"Traemos entre cuatro y cinco contenedores cada mes solo para cuatro supermercados y tenemos más de 200 mercados en la isla”, explicó Vásquez.

"Pueden imaginar cuánto usamos la papa en Puerto Rico. Estamos hablando de cientos de contenedores de la Isla del Príncipe Eduardo que no están llegando en estos momentos”, agregó.

"Anoche estaba en un supermercado y el estante de papas estaba vacío”, dijo.

Su empresa también ha estado recibiendo papas de Nuevo Brunswick, gracias a sus contactos en la I.P.E., pero ahora solo tiene inventario para una semana y media.

"En el próximo mes creo que recibiré uno o dos contenedores de Nuevo Brunswick. Hasta donde sé, Nuevo Brunswick tiene sus mercados en Estados Unidos, así que básicamente nos están haciendo un favor al vender papas a Puerto Rico en estos momentos”, explicó.

Vásquez indicó que su empresa también ha tenido que asumir costos adicionales por las inspecciones adicionales de los cargamentos importados de Nuevo Brunswick.

"Un contenedor toma, generalmente, entre uno a tres días para salir del puerto. Ahora tiene que ir a un depósito de inspecciones y se tarda entre cinco, siete y hasta 10 días, para ser transportado a nuestro depósito”, aseveró.

Vásquez aseveró que esos costos adicionales serán trasladados al producto final en los supermercados.

El envío de papas a Puerto Rico se frenó de forma abrupta cuando la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos prohibió la exportación de papas de la Isla del Príncipe Eduardo el pasado 21 de noviembre, en respuesta a preocupaciones de Estados Unidos tras el descubrimiento de la verruga de la papa en dos campos de esta isla canadiense.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares