1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Fauna y flora

Columbia Británica: avistan número récord de orcas y de ballenas jorobadas

Une orque se lance au-dessus de la surface de l'eau dans la baie Puget à l'ouest de Seattle.

Una orca se lanza sobre la superficie del agua en Puget Bay, al oeste de Seattle.

Foto: Associated Press

RCI

2021 fue un año récord en el avistamiento de orcas y ballenas jorobadas en el mar de los Salish, en Columbia Británica, de acuerdo con la información de un operador de observación de ballenas en esta provincia canadiense y del estado de Washington.

Los datos recopilados por la Asociación de Observación de Ballenas del Pacífico (PWWA por sus siglas en inglés) y los investigadores locales mostraron que más ballenas asesinas y jorobadas visitaron las aguas que rodean el extremo sur de la isla de Vancouver y Washington. También informaron de un baby boom que los expertos esperan que mantenga la población de ballenas.

Fue un año realmente grandioso en lo que respecta a los avistamientos. Hubo ballenas, básicamente todos los días, dijo Erin Gless, directora del organismo.

Hubo 1067 avistamientos únicos de orcas de Bigg el año pasado, frente al récord anterior establecido en 2019 de 747. También se vieron durante 329 días del año, o poco más del 90% de 2021.

Las ballenas jorobadas se vieron 301 días del año.

Gless explicó que un avistamiento se clasifica como la observación de un grupo particular de ballenas durante un día determinado.

No es solo una persona que informa sobre un avistamiento de un grupo de ballenas y luego otra persona al otro lado del camino informa sobre el mismo. Cuando hablamos de más de mil avistamientos, estamos hablando de más de mil grupos diferentes de ballenas a lo largo del año. Realmente fenomenal.

El año pasado también se dio el nacimiento de 11 ballenas asesinas de Bigg y 21 ballenatos jorobados.

Abundancia de alimentos

Lo que parece estar atrayendo a las ballenas a la región es la abundancia de alimentos, según Monika Wieland Shields, directora del Instituto de Comportamiento de Orcas.

Hay mucho para que se den un festín aquí. Tenemos muchas focas, leones marinos y marsopas, y esas constituyen la mayor parte de su dieta. Hemos visto este aumento constante en los últimos 10 años. Parece que más ballenas pasan más tiempo aquí cada año y aprovechan esa abundante fuente de alimento.

Gless dijo que desde que se prohibió la caza de mamíferos marinos como focas y leones marinos en la década de los setenta, la población se ha recuperado, atrayendo a depredadores como las orcas de Bigg a la región.

Pero Wieland Shields dice que es una historia diferente para las ballenas residentes del sur en peligro de extinción, la otra orca principal que se encuentra en la región, ya que sus avistamientos cayeron a un mínimo histórico el año pasado. Los mamíferos que comen salmón se avistaron solo 103 días, o 28%.

El surgimiento de la orca de Bigg... y el regreso de las ballenas jorobadas a la región son historias realmente positivas que reflejan un ecosistema saludable y en recuperación, indicó.

Pero al mismo tiempo, el declive de las ballenas residentes del sur refleja el declive de algunas de las rutas de salmón en el área y una parte del ecosistema que no está funcionando tan bien. Así que realmente tenemos estas dos historias diferentes que se desarrollan simultáneamente aquí, advirtió.

Sin embargo, el regreso de las orcas y las ballenas jorobadas de Bigg puede ser una buena noticia para las ballenas del sur, dijo Wieland Shields, ya que podrían ayudar a controlar las poblaciones de focas y leones marinos.

Las focas y los leones marinos comen muchas cosas diferentes, pero comen salmón. Y en algunas áreas, pueden ser un factor que contribuye a algunas carreras de salmón que luchan por recuperarse, explicó.

Puede haber un efecto de red alimentaria allí, donde las orcas de Bigg ayuden a controlar las poblaciones de focas y leones marinos y, además, ayuden al salmón a recuperarse para las orcas residentes del sur, concluyó.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares