1. Página de inicio
  2. Política
  3. Coronavirus

Trudeau no está listo para respaldar impuesto que propone Quebec a los no vacunados

Justin Trudeau et Jean-Yves Duclos.

El primer ministro Justin Trudeau dio una actualización sobre la pandemia en el país, en compañía de su ministro de Salud, Jean-Yves Duclos.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

RCI

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo este miércoles que necesita saber más sobre el plan del gobierno de Quebec de exigir a las personas no vacunadas una contribución para el sector salud, para poder dar su opinión sobre si respalda o no la medida.

Hablando con periodistas en una conferencia de prensa que hizo desde la Colina Parlamentaria, Trudeau aseveró que el gobierno federal ha tratado de impulsar a los no vacunados a obtener las vacunas, con medidas como las restricciones de viaje e incluso la obligatoriedad de la inoculación. Un impuesto como el que propuso el gobierno de Francois Legault, dijo, es un concepto nuevo que necesita más estudios.

Aún no se tienen detalles sobre cómo será impuesta esta colaboración, pero el primer ministro quebequense dijo el martes que la provincia impondrá esta especie de impuesto a los ciudadanos que se nieguen a recibir la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 en las próximas semanas.

Legault no dio detalles sobre cómo o cuándo se cobrará este impuesto. Pero sí dijo que quería que el monto fuera significativo, más de 50 o 100 dólares, para impulsar a los no vacunados a obtener, al menos, una primera dosis.

Trudeau indicó que este impuesto o cobro debe cumplir con el Acta de Salud de Canadá, una ley federal que garantiza acceso universal al sistema de salud.

"Los detalles importan. Necesitamos saber cómo se aplicará la medida. Necesitamos saber los términos y las condiciones para conocer si será efectiva. Estaremos analizando los detalles para saber cómo funcionará”, explicó el primer ministro canadiense.

Para ayudar en la lucha contra la variante ómicron, el gobierno federal de Canadá espera distribuir 16,1 millones de dosis de vacunas adicionales a las provincias y los territorios este mes.

Mientras los datos recientes sugieren que las vacunas actuales son menos efectivas para prevenir el contagio de ómicron, quienes están vacunados están menos expuestos a desarrollar una enfermedad grave, de terminar en hospitales o incluso morir.

En Ontario, por ejemplo, menos de 9% de las personas mayores de 12 años no han sido vacunadas, pero las personas sin dos dosis de una vacuna tipo ARNm representan la mitad de las admisiones en unidades de terapia intensiva.

Más dosis en enero

La semana pasada, Canadá recibió 500 000 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech y se prevé que este mes lleguen otros 6,3 millones de dosis.

Luego de estas entregas, Canadá tendrá suficientes dosis para ofrecer las de refuerzo a todos los canadienses elegibles y para aquellos que aún no han recibido ni la primera ni la segunda dosis.

En estos momentos, las provincias y los territorios tienen disponibles 2,9 millones de dosis de Pfizer y más de 9 millones de Moderna.

Según las recomendaciones del Comité Asesor Nacional sobre Inmunización (NACI), las provincias y territorios están destinando parte del suministro de Pfizer a personas de 12 a 29 años, debido a las preocupaciones sobre las tasas elevadas de miocarditis observadas con el uso de la vacuna Spikevax de Moderna en este grupo de edad.

NACI ha instado a las provincias a ser prudentes sobre el uso de Pfizer en personas de 30 años o más para garantizar un acceso oportuno y equitativo para la cohorte más joven, dijo un portavoz de Salud Canadá.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA.

Titulares