1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Coronavirus

COVID-19: ómicron puede amenazar la inmunidad "pero no volvemos al punto cero"

The omicron variant of COVID-19 has now been reported in multiple Canadian provinces and a growing number of countries worldwide.

La variante ómicron de COVID-19 ha sido reportada en varias provincias de Canadá y el número de casos aumenta en varios países del mundo.

Foto:  (Evan Mitsui/CBC)

RCI

La variante ómicron, que ahora ha sido reportada en varias provincias en Canadá y en un número creciente de países, puede amenazar la inmunidad que se ha construido al COVID-19.

Pero científicos han advertido que el mundo tiene un paso avanzado ante esta nueva cepa: la detección temprana. También está la esperanza de que esta versión del coronavirus, con un número importante de mutaciones, no lleve al globo a un escenario similar al de la primera ola de la pandemia.

Científicos sudafricanos detectaron rápidamente la nueva variante y alertaron al mundo, hallando precisamente el número elevado de mutaciones que podría, potencialmente, impactar la efectividad de las vacunas, la transmisibilidad del virus y hasta la gravedad de la enfermedad.

Tanto inmunólogos como virólogos explican que todavía se necesita tiempo para determinar el impacto que ómicron tendrá en el mundo, pero advierten que la inmunidad ganada gracias a las vacunas y a las infecciones previas podría tener un impacto significativo si los casos se multiplican globalmente.

No creo que nos lleve al punto cero, dijo Deepta Bhattacharya, inmunólogo de la Universidad de Arizona. “Pero sí creo que si se expande va a ser un problema mayor del que hemos tenido con cualquiera de las variantes previas.

De acuerdo con los datos analizados, ómicron tiene más de 30 mutaciones en la proteína de la espícula, que es la parte del coronavirus que le ayuda a entrar a las células humanas.

Bhattacharya dijo que si bien las mutaciones son preocupantes, también es importante recordar que el sistema inmunológico tiene múltiples capas y que la protección creada por las vacunas y las infecciones previas contra una enfermedad severa se va a mantener ante la nueva variante.

Creo que lo que veremos es, con toda probabilidad, una caída bastante grande en qué tan bien funcionan los anticuerpos, explicó. Pero luego, una vez que comencemos a obtener algunos estudios del mundo real sobre cómo van las cosas, creo que las vacunas seguirán haciendo un trabajo decente para proteger a las personas para que no se enfermen de verdad.

Canadá podría estar en una mejor posición con respecto a otros países en el caso de que la cepa se multiplique de forma considerable, indicó el especialista, gracias a la estrategia de retrasar la segunda dosis, lo cual quedó demostrado que da una mejor protección inmunitaria.

Lo que sí está claro es que un mayor intervalo ha hecho una gran diferencia en términos de anticuerpos y en protección en contra de delta. Sospecho que será la misma cosa para ómicron, si los casos se multiplican, aseguró.

Por los momentos, varias de las empresas que han desarrollado las vacunas anunciaron que seguirán de cerca esta nueva variante y que podrían estar listas para crear una nueva vacuna en el caso de que sea necesario, algo que podrían hacer en solo meses.

El presidente de Moderna sugirió que las vacunas actuales pueden ser mucho menos efectivas ante la variante, aún cuando los científicos están recolectando y analizando los datos.

Des gens marchent dans une rue du centre-ville de Londres.

La precaución y el seguimiento de las medidas sanitarias sigue siendo clave ante la nueva variante del COVID-19.

Foto: Reuters / Tom Nicholson

Peores características

Angela Rasmussen, viróloga de la Organización de Vacunas y Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Saskatchewan, dijo que las variantes previas mostraron características problemáticas similares, pero que con ómicron la preocupación principal no es el número de mutaciones que presenta, sino donde éstas se encuentran.

Desafortunadamente, sobre la base de solo las mutaciones, parece que la variante ómicron tiene peores características que el resto de las variantes preocupantes que hemos visto hasta ahora, indicó.

Pero también es importante destacar que no sabemos con exactitud qué va a pasar cuando todas estas mutaciones se junten, especialmente con todas las otras mutaciones que la variante ómicron parece haber adquirido, agregó.

Algunas de las mutaciones presentes en ómicron han sido asociadas con un mayor contagio, similar a alpha y delta, explicó la experta, mientras otras han sido vinculadas a una evasión más elevada de la inmunidad, como beta y gamma. Hasta los momentos, la delta ha dominado a las otras variantes, según Rasmussen.

Una de mis mayores preocupaciones no es tanto si ómicron va a ser más severa, sino si ésta comienza a superar a delta, dijo la doctora, agregando que especialmente, si es capaz de causar más infecciones que podrían conducir a otra ola en muchos países, particularmente en el hemisferio norte, a medida que comenzamos a entrar durante los meses más fríos del invierno y en preparación para las vacaciones.

Precaución seguirá siendo la clave

Mientras las especulaciones sobre la variante aumentan rápidamente, así como el número de casos, los expertos dijeron que es importante recordar que las vacunas, las restricciones de salud pública y las precauciones personales seguirán sirviendo para frenar la propagación del COVID-19.

La clave, en este momento, es mantenernos unidos a todas estas herramientas que hemos desarrollado en casi dos años, dijo el doctor Abraar Karan, de la Universidad de Stanford, en California, Estados Unidos.

La ventaja que tenemos cada vez que vemos una nueva variante es que aún estamos lidiando con SARS-CoV-2.

Si las investigaciones confirman lo que se teme, que ómicron se transmite más fácil, los principios que se aplican son: limitar el número de personas en un espacio cerrado, el uso de mascarillas y un aumento en la ventilación de los espacios.

Eviten estar en una situación que parezca ser un gran riesgo para una alta transmisión, lo que se traduce en estar con personas no vacunadas que no utilicen mascarillas, agregó.

Todo esto se produce a inicios de las fiestas de diciembre, por lo que Karan explicó que es crucial tener precaución cuando las familias se reúnan, sobre todo, estar completamente vacunados y utilizar  mascarillas si están con personas de alto riesgo.

Utilizar las mascarillas de alta calidad, como la KN95, ayudará también a prevenir la propagación de gotas, aún cuando ómicron parece ser más hábil para adherirse a las células humanas.

Si hablamos de responsabilidad individual, aquellos que no están vacunados deben hacerlo pronto, dijo el doctor Isaac Bogoch.

Recordó, además, que hay otras formas de ampliar la cobertura de la vacunación, pues ahora los niños de 5 años o más pueden ser inoculados.

Hasta que no sepamos más sobre lo que nos enfrentamos, no se puede esperar lo peor, dijo el especialista.

Sería extremadamente inusual que surgiera una variante que dejara completamente obsoleto el beneficio protector de la vacunación. Esto puede estar debilitando parte de la inmunidad protectora, y averiguaremos si lo hace y en qué medida en los días y semanas venideros. Pero algunas personas están discutiendo que esto nos hará retroceder hasta enero de 2020 y nada más lejos de la verdad, concluyó.

Fuente: CBC News | Adaptación MGA

Titulares