1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Indicadores económicos

Una inflación no vista en 20 años puede afectar a los liberales de Trudeau

Un employé d'une épicerie scanne les achats d'un client, dont un melon d'eau.

Para muchos, el aumento de los precios ha significado ajustar el menú y también los gustos.

Foto: Getty Images / gorodenkoff

RCI

Heath Krevesky es un aficionado a la política confeso y también se dice un poco nerd.

Esta es la forma en la que explica por qué ha estado haciendo seguimiento de sus compras diarias desde hace años y por qué está preocupado porque la inflación está cada vez sacando más plata de su presupuesto para la comida.

En 2019, me costó 9826 dólares alimentarme. En 2020, ese costo subió a $11 994, un incremento de 22%, dijo a CBC.

Estoy esperando cuál será el resultado de este año. Parece que estará cerca de los $14 000 el dinero necesario para que una sola persona se alimente, agregó.

En Canadá están subiendo los precios de la comida, de la gasolina, de comer en un restaurante. El costo de las cosas que necesitamos diariamente está subiendo. La inflación fue de 4,7% el mes pasado, la tasa más elevada en casi 20 años.

Para Krevesky, los precios elevados se traducen en ajustar no sólo el menú, sino también sus gustos.

Residente de Nanaimo, en la isla de Vancouver, aseguró que compra menos carne estos días y que, cuando lo hace, opta por costillas en lugar de un bistec.

Todo el mundo quisiera poder comprar carne de primera… yo no puedo. Idealmente me gusta comer poca carne o pollo, pescado, a lo largo de la semana, para tener una dieta balanceada, pero cada vez es más caro, comentó a The House, un segmento especializado en inflación de CBC.

Le député conservateur Pierre Poilievre, lors d'une période de questions à la chambres des communes.

El diputado conservador Pierre Poilievre ha estado liderando las críticas de la oposición hacia el gobierno de Trudeau dado el alza del costo de la vida.

Foto: La Presse canadienne / SEAN KILPATRICK

Sequías, paralización de la economía…

Es difícil explicar con un solo factor el porqué de los aumentos de precios.

Las sequías registradas en Canadá y en otros países redujeron los rendimientos de los cultivos. La pandemia, mientras tanto, redujo la producción en las plantas de fabricación a medida que los consumidores salieron de los encierross con dinero que estaban dispuestos a gastar.

La ministra de Finanzas federal, Chrystia Freeland, dijo la semana pasada que lo que estamos viendo en todo el mundo es embotellamientos en las cadenas de suministros, cuando un reportero le preguntó si el programa de ayuda de $100 mil millones de los liberales es responsable del alza del costo de la vida.

Estamos viendo precios de la energía más elevados. La energía es una materia prima global. Cuando esos precios suben en un país, suben alrededor del mundo. Estamos viendo que recuperarse luego de parar la economía mundial no es solo volver a encender los motores, dijo la ministra.

Pero para un gobierno que sigue enfocado en lo que llama la clase media y los que trabajan duro para sumarse a ella, la inflación es un concepto económico abstracto. Y está haciendo la vida menos asequible para esas mismas personas.

Kathy Wainberg es la propietaria de Pita Ikram, que cuenta con dos locaciones en el noroeste de Toronto, Ontario. Como muchos restauradores pequeños, está luchando por conseguir personal para atender a una clientela que crece.

Hace unos meses puso un cartel en el comercio para informar a los clientes que su shawarma favorito aumentaría unos 20 centavos de dólar.

Los precios de cosas que usamos, como el aceite, se han triplicado, comentó. Esperamos lo que pudimos para aumentar los precios, pero en la industria de restaurantes, los márgenes son muy pequeños, así que no podemos absorber tantos costos como los clientes quisieran, agregó.

Historias como ésta hacen que la inflación sea un objetivo conveniente para cualquier político en la oposición que quiera hacer el vínculo entre las políticas gubernamentales y el aumento de los costos.

El crítico en materia de finanzas del partido Conservador, Pierre Poilievre, lideró la oposición la semana pasada. Acusó al gobierno liberal diciendo que la inflación es peor en Canadá cuando se compara a otras naciones democráticas, porque, como en Estados Unidos, los liberales han estado imprimiendo dinero para pagar sus cuentas, en lugar de controlar el gasto.

El costo del gobierno está aumentando el costo de la vida. Casi la mitad de un millardo de dólares de los déficits liberales significan que hay más dólares buscando menos bienes, lo que hace que suban los precios, indicó.

Poilievre no es el único político que resume temas complicados como políticas fiscales en fragmentos fáciles de entender, empaquetados con afirmaciones de que el primer ministro, Justin Trudeau, está completamente desconectado de la vida de los canadienses.

El primer ministro dice que no piensa mucho en la política monetaria'', dijo. No es una sorpresa”.

Pero el economista Trevor Tombe, de la Universidad de Calgary, explicó que Poilievre está estirando los datos al sugerir que la inflación es peor en Canadá que en países como Suiza.

Puedo escoger los países que me convengan, también. Israel tiene una de las tasas más elevadas de suministro de dinero en el mundo desarrollado, pero con las menores tasas de inflación, dijo como ejemplo.

Así que en líneas generales, en los países desarrollados, no ha habido una fuerte relación entre el crecimiento en el suministro del dinero y la inflación observada, agregó.

Por su parte, la economista Armine Yalnizian reconoció que los liberales no son inmunes al impacto político del alza de los precios, incluso si la inflación presenta ahora una tendencia a corto plazo, en lugar de a largo plazo.

Por supuesto que los liberales son vulnerables a que la gente sienta que está perdiendo poder adquisitivo, dijo.

Fuente : CBC News | Adaptación MGA.

Titulares