1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Inmigración

La larga espera por la ciudadanía canadiense

Des personnes dont on ne voit pas le visage sont assises et tiennent dans leurs mains un drapeau canadien.

La pandemia obligó a hacer las ceremonias y hasta las pruebas de ciudadanía de forma virtual. Antes del COVID-19 eran decenas los que podían participar en cada una de las ceremonias, como se observa en la foto.

Foto: Reuters / Mark Blinch

RCI

Cantar el O Canada debe esperar. Más y más. El himno nacional que miles de inmigrantes amarían cantar, pero la espera es larga.

Para Mohammad Khalil la espera cansa.

Llegó a Canadá en 2015, acompañado de su esposa y sus cuatro hijas, originario de la Isla Mauricio. Khalil dijo estar desesperado por los retrasos y la falta de información de parte de Inmigración Canadá.

Es nuestro sueño ser canadienses. Es muy importante para nosotros. Dejamos nuestro país para establecernos aquí.
Una cita de Mohammad Khalil

Khalil envió todos los documentos necesarios para obtener la ciudadanía canadiense en marzo de 2019. En noviembre de ese mismo año, la familia presentó y pasó el examen pertinente. Desde entonces, no ha habido ninguna otra respuesta.

Luego del examen, el agente de inmigración me dijo que en tres meses podríamos tener una respuesta para la ceremonia de ciudadanía. Desafortunadamente, vino la pandemia, agregó en entrevista con Radio-Canadá.

Es precisamente la pandemia del COVID-19 la razón expresada en el sitio web de Inmigración Canadá para explicar el porqué de los retrasos.

Deux personnes assises dans un fauteuil

Mohammad Khalil y su esposa, Reshma, son de la isla Mauricio. Pasaron su examen de ciudadanía a finales de 2019 y aún esperan por la ceremonia.

Foto: Radio-Canada

Es realmente un estrés psicológico. Es indeterminado. No sabemos cuándo vamos a tener nuestra ceremonia, dijo Khalil.

Para ser ciudadano canadiense, los inmigrantes deben cumplir con numerosos criterios.  Primero, deben tener residencia permanente. El proceso varía si viven en Quebec porque esta provincia tiene su propio sistema de selección. Luego deben haber estado físicamente en Canadá un total de 1095 días, tres años, en los cinco años precedentes a su solicitud.

También se exige un conocimiento de francés o de inglés, así como pasar un examen en el que se preguntan, entre otras cosas, los derechos y las responsabilidades de los canadienses. Hay también preguntas sobre historia, geografía, economía y sobre las leyes del país.

Una vez superado el examen, viene la ceremonia de ciudadanía, donde se hace una juramentación.

Consecuencias importantes

Adeline Menon vive una situación similar a la de Khalil. La joven, quien reside en Toronto y es originaria de Francia, espera por convertirse en ciudadana canadiense desde hace dos años, pero con la particularidad de que no ha sido convocada a presentar el examen.

Vivo esta espera muy mal. Es mucho estrés porque no sabemos cuándo vamos a recibir la convocatoria, un correo u otra cosa para el examen.
Una cita de Adeline Menon

Menon aseguró que son muchas las personas que están en esta situación y que se sienten abandonados y sin recursos.

La jeune femme regarde au loin.

Adeline Menon vive en Ontario. Envió su solicitud de ciudadanía en agosto de 2019.

Foto: Gracieuseté : Adeline Menon

Cabe destacar que la ciudadanía, además de dar derecho al voto y a obtener un pasaporte canadiense, permite también postular a cargos federales que no pueden ser ocupados por residentes permanentes o por trabajadores temporales.

Para mí, es importante (tener acceso a la ciudadanía). Quisiera tener acceso a puestos gubernamentales, dijo por su parte Khalil, quien tiene un empleo en estos momentos en la función pública.

Para el hijo de Sébastien Couturier, quien vive en Quebec desde hace ocho años, ha sido un sueño entrar en las Fuerzas Armadas Canadienses, algo para lo que debe tener la ciudadanía.

El hijo de Couturier, de origen francés, comenzó su proceso de ingreso a las fuerzas militares luego de terminar la secundaria. Hizo, de hecho, los exámenes previos a la entrada pero en estos momentos se encuentra estancado, pues no ha tenido la ceremonia de ciudadanía ni el certificado respectivo.

A pesar de haber discutido en varias oportunidades con los responsables de las fuerzas armadas, Couturier debió acostumbrarse a la idea de que su hijo no podrá ser un militar canadiense hasta el momento que tenga su ciudadanía.

Mi hijo paró sus estudios. Había hecho proyecciones. Se veía entrar rápidamente en la armada. Estoy preocupado por mi hijo. No quiero que se desanime, que abandone su proyecto y que no sepa qué más hacer.
Una cita de Sébastien Couturier

Estos testimonios no son los únicos. Para la abogada Stéphanie Valois, presidente de la Asociación Quebequense de Abogados en Inmigración, los retrasos son importantes.

Es una completa incertidumbre. Esta problemática se ha intensificado más en los últimos meses. Y es extremadamente difícil para todas las personas que están esperando, porque la comunicación con Inmigración Canadá no es fácil, explicó la experta.

De acuerdo con las cifras dadas por Inmigración Canadá, más de 116 000 inmigrantes esperan en estos momentos para hacer su examen de ciudadanía, mientras que 78 000 ya hicieron la prueba pero esperan por la última etapa: la ceremonia y la juramentación.

Cerca de la mitad de estos candidatos a la ciudadanía residen en Ontario.

Ante esta incertidumbre, muchos inmigrantes se plantean la posibilidad de irse de Canadá. Un excliente debió regresar a Europa para ocuparse de su mamá y no se presentó a una convocatoria.  Cuando regresó, luego de meses, no tuvo noticias. Espera para poder ir a visitar a sus padres, narró Valois.

Ese sentimiento de incertidumbre es compartido por Adeline Menon, quien acaba de dar a luz a un canadiense y no ha podido ver a su familia en dos años. Teme que si viaja puede perderse alguna convocatoria de Inmigración Canadá y no estar en el país en ese momento.

Une capture d'écran du site d'IRCC

El ministerio de Inmigración federal está tratando en estos momentos las solicitudes presentadas en el verano de 2019.

Foto:  Capture d’écran / IRCC

Expedientes están siendo tratados

El ministerio de Inmigración federal reconoce en su sitio web que hay retrasos en el tratamiento de los expedientes debido al COVID-19. El departamento indica igualmente que analiza en estos momentos las solicitudes presentadas en agosto de 2019, es decir, hace más de dos años.

Numerosas oficinas del ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, tanto en el país como en el mundo entero, estuvieron cerradas por largos periodos, generando retrasos en el tratamiento de los expedientes y otros problemas.
Una cita de Vocero del ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá

La dependencia federal aseveró, sin embargo, haber logrado avanzar desde el inicio de la pandemia. En correos enviados a Radio-Canadá, el ministerio explica que entre abril de 2020 y julio de 2021 se organizaron de forma virtual casi 10 000 ceremonias de ciudadanía.

En noviembre de 2020 se creó también un examen de ciudadanía de forma virtual. Miles de personas que querían convertirse en canadienses hicieron las pruebas en línea, según el vocero del ministerio, agregando que una nueva plataforma digital será lanzada en el futuro cercano.

El ministerio de Inmigración dijo que en estos momentos está en proceso de restaurar los servicios de ciudadanía en persona, sobre todo para aquellos que requieren un servicio especial.

Fuente: Radio-Canada | Adaptación MGA.

Titulares