1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Industria forestal

Canadá: Agricultores se preparan ante la escasez de árboles de Navidad

Un acheteur transporte un arbre de Noël.

Un consumidor transporta un árbol de Navidad en el Ikea de Ottawa en 2020. Esta cadena no venderá pinos este año en ninguna de sus tiendas del país.

Foto: Radio-Canada / Francis Ferland

RCI

Desde hace meses se comenzó a hablar de una posible escasez de árboles de Navidad este año en Canadá, algo que para muchos podría ser casi imposible.

Dado este contexto, la copropietaria de Thomas Tree Farm, Christine Thomas, decidió abrir su negocio una semana más tarde de lo que acostumbran, pues se preparan a un flujo importante de clientes.

Thomas, quien tiene su venta de árboles en North Gower, en el suroeste de Ottawa, teme que durante el primer fin de semana de ventas se vean agobiados por la cantidad de personas buscando comprar sus arbolitos de Navidad, con más anticipación que en años previos, precisamente por el aviso de posible escasez en puertas.

Lo vemos como ocurrió con el papel higiénico al principio de la pandemia. Creemos que los árboles de Navidad van a ser el papel higiénico de 2021.
Una cita de Christine Thomas, de Thomas Tree Farm

¿Qué ocasiona la escasez?

Esta falla en el mercado de árboles de Navidad está siendo generada por una demanda creciente en los últimos años, explica Shirley Brennan, directora general de Christmas Tree Farmers, en Ontario.

De hecho, el valor de la industria canadiense de árboles de Navidad pasó de 53 millones de dólares, en 2015, a 100 millones de dólares en 2020.

Tanto Thomas como Brennan explicaron que los árboles toman entre ocho y 10 años para tener la altura promedio de los arbolitos que decoramos en diciembre. Esto imposibilita prever la demanda actual, por lo que los pinos plantados a inicios de la efervescencia del mercado aún no están listos para ser vendidos.

No es tan sencillo como con un gadget. No se puede simplemente fabricar más árboles, indica Christine Thomas.

Une charrette tirée par des chevaux transporte des clients dans une sapinière.

Cada vez es más popular ir a buscar los arbolitos de Navidad en las granjas.

Foto: Radio-Canada

Algunos no abrirán

Si bien algunos agricultores prevén una clientela masiva, otros están pensando que no podrán ni siquiera abrir esta temporada.

Este es el caso del propietario de Laird´s Tree Farm, Dan Laird, quien asegura que tanto el verano seco como las bajas temperaturas afectaron una gran parte de la cosecha que se supone sería vendida este año.

No tengo suficientes árboles de buena calidad, así que no es posible para mí abrir, asevera el agricultor, basado al sur de Ottawa.

Laird también tuvo dificultades para encontrar suficientes empleados que trabajaran cortando los pinos.

El resultado: debió decir a sus clientes que lo disculparan y que encontraran otro sitio en el que comprar sus árboles de Navidad, a pesar de estar consciente de que esto podría afectar su negocio en años venideros.

Suministro limitado

Los clientes que generalmente compran sus árboles de Navidad en una tienda en lugar de ir a una granja también podrían encontrarse con opciones limitadas.

Ikea, por ejemplo, anunció que no venderá pinos de Navidad en ninguna de sus tiendas de Canadá.

Los pequeños comerciantes locales también están teniendo problemas para encontrar los deseados pinos.

En el Mercado de Outaouais, en Gatineau (Quebec) no venderán árboles de Navidad este año, de acuerdo con lo que les informó su mayorista.

El gerente del establecimiento, Charles Provencher, refiere que llamó a varios distribuidores de la región y todos le dieron la misma respuesta: los guardaré para mí porque hay una fuerte demanda en este momento.

Ésta será la primera vez en la historia de esta tienda que no venderá arbolitos de Navidad.

Fuente: Radio-Canada | Adaptación MGA.

Titulares