1. Página de inicio
  2. Sociedad
  3. Educación

[Reportaje] "Sólo quiero sentir que pertenezco": jóvenes latino-canadienses en la escuela

Un élève du secondaire debout dans un corridor.

Un participante a la investigación dijo que a pesar de haber emigrado a Canadá muchos años atrás, no se sentía ni de aquí ni de allá. Sólo quiero pertenecer a algún sitio, afirmó.

Foto: Getty Images / FatCamera

Paloma Martínez Méndez

Un reciente estudio reveló que jóvenes de origen latinoamericano dentro del sistema educativo de la provincia canadiense de Ontario, no se sienten identificados o representados por sus profesores y compañeros.

Según la investigación de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad Ryerson, muchos de ellos tienen dificultades para construir su sentido de comunidad en la escuela y más ampliamente en el contexto de la sociedad, lo que repercute en su identidad como latino-canadienses.

UNA HISTORIA PERSONAL Y UNIVERSAL A LA VEZ

Verónica Escobar Olivo, coordinatrice de recherche, École de travail social, Université X.

Para Verónica Escobar Olivo, coordinadora de la investigación, este proyecto profesional toca algunas cuerdas muy personales.

Foto: Captura de pantalla via Zoom / Radio Canadá Internacional (RCI)

Hija de salvadoreños, nacida y criada en Canadá, esta joven académica coordinó el equipo de trabajo que publicó el artículo científico "I Just Want to Belong Somewhere": Latinx Youth’s Experiences in the Education System in Ontario, Canada (Sólo quiero pertenecer a algún sitio: experiencias de jóvenes latinos en el sistema educativo de Ontario, Canadá)

Escobar Olivo considera que su condición de inmigrante de segunda generación le hizo vivir en carne propia algunas de las dificultades que compartieron con ella los 60 jóvenes latinoamericanos entrevistados durante la investigación.

Tuve que llegar a la universidad para encontrar a un profesor que representara mi cultura y mis orígenes. Varios jóvenes no llegan a ese nivel porque no saben si se les presentarán oportunidades o no. Nunca han tenido ejemplos de que es posible. Sentirse representado étnica y culturalmente es un ejemplo de que se puede llegar lejos y que se puede aspirar a tener éxito.
Una cita de Verónica Escobar Olivo, salvadoreña-canadiense y coordinadora del proyecto

Este estudio, que se hizo bajo el auspicio del profesor y mentor de Verónica Escobar, Henry Parada y con la colaboración de Fabiola Limón Bravo, todos de la Universidad Ryerson, en Ontario, quería explorar, entre otras cosas, la importancia que le dan los jóvenes a la presencia de un profesor o profesora latinoamericano en su trayectoria de estudios.

S'ils n'ont pas de modèles, dit le chercheur, c'est un cercle vicieux. Les jeunes Latino-américains ne voudront pas être enseignants, et la prochaine génération ne se sentira pas représentée, perpétuant ainsi le manque de représentation, explique Verónica Escobar Olivo.

Si no tienen modelos, dice la investigadora, es un círculo vicioso. Los jóvenes no querrán ser profesores, y la siguiente generación no se sentirá representada y así se perpetúa la falta de representación, explica Verónica Escobar Olivo.

Foto: getty images/istockphoto / diego_cervo

Nos dimos cuenta de que aunque los jóvenes no quieran seguir una carrera en la docencia, tener a un profesor latino tiene un efecto importante en ellos. Recuerdo el testimonio de un joven inmigrante recién llegado quien nos contó que en su escuela había un profesor salvadoreño. Nos habló de la diferencia que su presencia hizo en su vida. Nos dijo: "le puedo hablar en español, le puedo hacer preguntas que van más allá de la clase, acerca de la escuela, de Canadá, le puedo preguntar todas estas cosas y yo me siento cómodo, yo me siento identificado".
Una cita de Verónica Escobar Olivo, salvadoreña-canadiense y coordinadora de la investigación

Para Escobar Olivo este ejemplo es revelador ya que muchos jóvenes latino-canadienses no tienen nunca la oportunidad de encontrar en su camino un profesor con el que se puedan identificar y no han visto esa representación en el sistema educativo.

En 2009, un estudio reveló que 4 de cada 10 jóvenes latinos no terminan su educación básica, explica esta licenciada en Sociología y maestra en Inmigración y Asentamiento. Desde entonces, dice, poco se ha investigado sobre este tema.

La investigadora confirma que las cifras actuales ya no son así de graves, pero los jóvenes latino-canadienses siguen siendo el grupo étnico con el mayor número de jóvenes que no terminan sus estudios. Hoy, entre el 23 y el 25% de ellos no termina la educación secundaria, confirma Escobar Olivo.

LOS PADRES TIENEN SUS PROPIOS DESAFÍOS

Au fil des entretiens et des témoignages, les chercheurs ont constaté que les parents latino-américains de l'Ontario veulent aider leurs enfants à réussir à l'école, mais que leur propre statut d'immigrant leur impose des limites.

A través de las entrevistas y los testimonios, los investigadores descubrieron que los padres y madres latinoamericanos en Ontario quieren ayudar a sus hijos a ser exitosos en la escuela, pero que sus propias condiciones de inmigrantes les imponen límites.

Foto: Getty Images / Juanmonino

La investigación de Escuela de Trabajo Social de la Universidad Ryerson quería responder a la pregunta ¿cuál es la experiencia de los adolescentes latinoamericanos en el sistema educativo de Ontario?

Sin embargo, conforme avanzaban las entrevistas, los investigadores comenzaron a notar que el rol de los padres y madres de familia era central en el éxito escolar de sus hijos.

No podemos separarlos. En los artículos de Verónica se ve claramente la relación de lo que llamamos "el capital humano" y el conocimiento que tienen los padres sobre el sistema para poder ayudar a sus adolescentes a "sobrevivir" en el sistema educativo. Sobrevivir una palabra dura, pero quiere decir en este caso "negociar" con un sistema sin tener el apoyo de los padres.
Una cita de Henry Parada, investigador principal, Universidad Ryerson
Henry Parada, professeur et directeur du programme d'études sur l'immigration et l'établissement et de l'école de travail social de l'université Ryerson, précise que cette étude ne vise en aucun cas à blâmer les parents, bien au contraire.

Henry Parada, profesor y director del Programa de Estudios de Inmigración y Asentamiento y de la Escuela de Trabajo Social de la Universidad de Ryerson, dice que el estudio no pretende en absoluto culpar a los padres, sino todo lo contrario.

Foto: Captura de pantalla via Zoom / RCI

Para Henry Parada es claro que los padres y madres latinoamericanos en Ontario quieren participar ayudar a sus hijos a ser exitosos en la escuela, pero tienen límites.

El investigador cree que es necesario reconocer que el capital humano de un padre anglosajón nacido en Ontario es mucho más alto que el de un padre latino inmigrante. Los nacidos aquí conocen el sistema y por consiguiente, tienen la capacidad de abogar y pedir ayuda.

Es muy fácil decir que el 40 o el 25% no está terminando la secundaria. Y es muy fácil pensar que la culpa es de los padres. Pero debemos reconocer si los padres están aprendiendo el inglés, cuando pueden, están trabajando dos o tres empleos... Ese es el capital socio-económicos que muchas veces dentro de las comunidades de habla hispana es relativamente bajo. No estamos diciendo eso con falta de respeto.
Una cita de Henry Parada, investigador principal, Universidad Ryerson

¿QUÉ CAMBIA CUANDO SE TIENEN MÁS PROFESORES LATINOS?

La chercheuse de l'Université Ryerson de l'Ontario, Verónica Escobar Olivo, croit  pense que, dans son cas personnel, durant son enfance et son adolescence, avoir un professeur modèle latino-américain aurait été d'une grande aide pour sa mère.

Verónica Escobar Olivo cree que en su caso personal, durante su infancia y adolescencia, tener un modelo de profesor o profesora latinoamericanos hubiera ayudado sobre todo a su mamá.

Foto: getty images/istockphoto / martinedoucet

Para poder comunicarse con otros de mis profesores, en poder entender mis desafíos como estudiante porque desde pequeña tuve que hacer mi camino escolar sola porque su nivel de inglés o de ocupaciones no le permitía acompañarme. No fue porque ella no quería, pero fue porque ya no podía. Yo estaba en el kinder y ella estaba sentada a la par mía aprendiendo inglés. Entonces ella no me podía apoyar.
Una cita de Verónica Escobar Olivo, salvadoreña-canadiense, coordinadora de la investigación

La investigadora considera igualmente que su trayectoria escolar hubiera sido menos difícil ya que si bien se siente exitosa, por haber llegado a un cierto nivel de educación, el camino podría haber sido más fácil, afirma.

Verónica Escobar Olivo cuenta que siendo estudiante en una escuela católica, a los 15 años a principio de los años 2000, un profesor la confrontó para decirle que debía dejar de usar el rosario que llevaba en el cuello porque su uso estaba asociado a las maras criminales centroamericanas.

Parece que el consejo escolar había enviado un mensaje sobre eso a los profesores diciéndoles. Y no sé cómo ese profesor pensó que era apropiado decirle eso a una adolescente. Pero lo que más me ha sorprendido con esta investigación es darme cuenta que no era un evento aislado que me ocurrió solo a mí. Fue como un patrón, fue algo que le pasó a varios jóvenes y eso sí no me lo esperaba. Y recuerdo cuando escuché las entrevistas como que me sentí muy identificada, pero a la vez fue muy, muy triste porque dije yo no fui la única que pasé por esto.
Una cita de Verónica Escobar Olivo, salvadoreña-canadiense, coordinadora de la investigación

La académica cree que si ella o sus padres hubieran conocido mejor el sistema tal vez podrían haber puesto una queja por el comportamiento discriminatorio y estereotipado del profesor.

Todos esos pequeños detalles, dice Escobar Olivo, hacen que las trayectorias de los jóvenes en el sistema educativo sean más complejas, innecesariamente.


Sur la base de son expérience personnelle et des témoignages des jeunes interrogés dans le cadre de la recherche, Verónica Escobar Olivo conclut que les enseignants issus de minorités culturelles ou ethniques peuvent faciliter les trajectoires scolaires des élèves appartenant á ces mèmes minorités.

Basándose en su experiencia personal y en los testimonios de los jóvenes entrevistados en la investigación, Verónica Escobar Olivo concluye que los profesores que pertenecen a minorías culturales o étnicas pueden facilitar las trayectorias educativas de los alumnos de esas mismas minorías.

Foto: Getty Images / Cesar Okada

Por su parte, Henry Parada insiste en que no se pueden aislar las experiencias de los jóvenes latinos en las diferentes instituciones sociales y públicas en las que interactúan.

Nos referimos a los sistemas educativo, judicial, de protección e inmigratorio también. Todos están correlacionados, dice el investigador y todo eso debe ser tomado en cuenta para escuchar las necesidades de los jóvenes latinos en los sistemas educativos de Canadá, concluye Henry Parada.


Consulte también:

Paloma Martínez Méndez

Titulares