1. Página de inicio
  2. Política
  3. Inmigración

Hacia la reapertura de Roxham, punto donde llegan a Canadá los migrantes irregulares

Migrants stack their luggage outside a makeshift police station after crossing illegally into Canada at the end of Roxham Road in Champlain, N.Y. on Aug. 7, 2017. A CBSA report says the pandemic is expected to drive a surge in immigration fraud and human smuggling.

El camino Roxham está ubicado en Quebec. Es por donde llegaron miles de inmigrantes provenientes de Estados Unidos para pedir refugio. Desde marzo de 2020, casi todas las personas que trataron de pasar por este punto fueron reenviadas a EE UU.

Foto: Associated Press / Charles Krupa

RCI

El gobierno canadiense estaría en vías de reabrir el camino Roxham, por el cual llegan muchos de los inmigrantes que pasan la frontera desde Estados Unidos de forma irregular. Desde finales de marzo de 2020, las personas que llegan a este punto fronterizo son reenviadas a EE UU, lo que generó la aparición de nuevos pasos clandestinos hacia Quebec.

De acuerdo con la información obtenida por Radio-Canada, el gobierno de Justin Trudeau debería permitir a los migrantes llegar por este punto de entrada irregular, de aquí a finales del mes de noviembre.

Recordemos que es precisamente por este punto -que no es oficial- donde miles de migrantes, de diversos orígenes, provenientes de Estados Unidos, llegan a Canadá para solicitar refugio.

Este punto se encuentra en la frontera canado-estadounidense en Saint-Bernard-de-Lacolle. Está cerrado desde finales de marzo, al inicio de la pandemia de COVID-19. Salvo muy raras excepciones, las personas que han llegado Roxham en este tiempo han sido devueltas a Estados Unidos.

El cierre fue anunciado por decreto. Se trata de una medida federal que se termina el 21 de noviembre y según el reporte de Radio-Canada, éste no debería ser renovado.

El decreto no fue realizado solo por el camino Roxham, sino prohíbe a todo extranjero el entrar a Canadá, viniendo de Estados Unidos, para hacer una solicitud de asilo fuera de un punto de entrada terrestre, es decir un puesto fronterizo.

El camino Roxham fue el punto de entrada irregular más importante del país durante los últimos años.

Nuevos caminos

La popularidad del camino Roxham creció con el Acuerdo del Tercer País Seguro. En vigor desde 2004, este acuerdo firmado con EE UU, obliga a los migrantes a presentar su solicitud de asilo en el primer país al que llegan.

De esta manera, las personas que han vivido o pasado por Estados Unidos, no tienen legalmente el derecho de hacer la solicitud en Canadá. Pero este acuerdo solo se aplica en los puestos fronterizos, que no es el caso del camino Roxham.

Si bien los migrantes que llegaron a este punto fueron reenviados a Estados Unidos desde finales de marzo de 2020, la llegada de personas en situación irregular no cesó en Quebec.

En promedio, entre abril de 2020 y julio de 2021, poco menos de 25 personas fueron interceptadas cada mes, por los agentes de la Policía Montada de Canadá. Antes de la pandemia ese número se elevaba a los 1000.

Pero, durante este verano, más personas están llegando a Quebec, de acuerdo con la información dada por Stéphanie Valois, presidenta de la Asociación quebequense de abogados en inmigración.

De acuerdo con sus colegas, muchos caminos tipo Roxham fueron descubiertos por los migrantes, precisamente por el cierre del punto de Saint-Bernard-de-Lacolle.

Valois explican que lo que han hecho los migrantes es encontrar un paso irregular vía Google Maps, como un área boscosa, lo atraviesan, llaman luego a un taxi y llegan así a Montreal.

La información se pasa posteriomente de boca en boca. Pero no todos toman el mismo camino, agregó la especialista.

La Policía Montada de Canadá se mantiene prudente, aseverando que no ha habido un aumento en la cantidad de migrantes irregulares, pero los datos demuestran lo contrario.

En junio, solo 11 personas fueron interceptadas en Quebec, pero ese número pasó a 63 en agosto y a 150 en septiembre. Aún no se conocen los datos correspondientes a octubre, pero la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá confirmó a Radio-Canadá que los números están en ascenso.

Un homme descend le chemin Roxham en direction de la frontière canado-américaine.

Después de la elección de Donald Trump, en Estados Unidos, hubo fuertes olas de migrantes irregulares que llegaron a Canadá por esta vía.

Foto: Reuters / Christinne Muschi

Temor por la seguridad

Si bien el número de inmigrantes irregulares están lejos de los registrados en 2017 y 2018, cuando olas de miles de personas llegaron a Canadá a través del camino Roxham, la situación es preocupante para Chantal Ianniciello, abogada experta en inmigración.

“Antes, con Roxham, era perfecto. Había disciplina y seguridad. Se podía controlar quién entraba. Los agentes podían tomar las huellas digitales. Estas personas están cansadas de esperar en Estados Unidos para poder solicitar refugio en Canadá. Muchos deciden venir, pasar por un bosque. Entran por donde sea”, explicó.

El camino Roxham era seguro y se sabía dónde estaban estas personas, coincide Stéphanie Valois. “Ahora, si no llegan a pedir asilo, no sabemos dónde están”.

Ianniciello teme, además, que con la llegada del invierno las personas se congelen, se pierdan o incluso mueran tratando de llegar a Canadá.

La Policía Montada de Canadá reconoce, sin embargo, una preocupacipon, asegurando estar equipada para hacer seguimiento a los migrantes. Tenemos la tecnología necesaria, aseguró Charles Poirier, vocero del cuerpo policial federal, sin dar más detalles.

Enfoque prudente y progresivo

Radio-Canada contactó al despacho del ministro de Inmigración, Sean Fraser, el cual no negó la intención del gobierno federal de permitir de nuevo que los migrantes que lleguen por el Camino Roxham hagan solicitudes de asilo.

Inmigración Canadá aseveró que harán anuncios oficiales al respecto en el corto plazo.

“Dada la mejoría de las condiciones sanitarias, el gobierno canadiense continúa con su enfoque prudente y progresivo en la reapertura de la frontera. Desde agosto, contactamos a las personas que fueron devueltas a Estados Unidos para confirmar su intención de regresar para continuar con su solicitud de asilo”, dijo el vocero del ministerio, Alex Cohen.

Une famille de Nigérians traverse la frontière au chemin Roxham.

Con la llegada del invierno, las autoridades canadienses temen que el paso irregular por otros puntos se convierta en un problema de seguridad para quienes desean solicitar asilo en el país, provenientes de Estados Unidos.

Foto: Radio-Canada / René Saint-Louis

Abolir el acuerdo

Pero la reapertura del camino Roxham no es una solución milagrosa, de acuerdo con el abogado Stéphane Handfield, quien considera que esté abierto o cerrado este punto muchas personas seguirán viviendo esta situación. “Es el resultado de un problema que hemos denunciado durante años. Incluso si las autoridades encuentran un nuevo paso y lo cierran, comenzará de nuevo. Esa es la triste realidad”, dijo a Radio-Canada.

Hay que abolir el Acuerdo del Tercer País Seguro, de acuerdo con este abogado. “Si lo hacemos los migrantes no se escoderán más y podrían presentarse a un puesto de control oficial”.

El año pasado, la Corte Federal determinó que el acuerdo es inconstitucional, pero, a solicitud del gobierno de Trudeau, la corte de apelaciones anuló la sentencia.

Si bien abogados en inmigración preparan en estos momentos un expediente para llevar el caso a Corte Suprema, el Bloc québécois, partido federal, pide al gobierno de Trudeau que actúe desde ya.

Alexis Brunelle-Duceppe, diputado por esta tolda política, aseguró que “si bien se trata de un problema complejo, la solución es simple, fácil y existe. Ottawa puede, unilateralmente, suspender este acuerdo”, explicó.

La suspensión, agregó, arreglaría muchos problemas. “La gente cree que queremos cerrar el camino Roxham porque no queremos que entren muchas personas, pero no es el caso”, dijo el diputado, argumentando más bien la seguridad de los migrantes.

“No tendrían miedo. [Con la suspensión del acuerdo] llegarían de forma segura a un puesto fronterizo para hacer su solicitud de asilo”, concluyó.

Fuente: Radio-Canada | Adaptación MGA

Titulares