1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Empleo

[Reportaje] Ser enfermera en Canadá, un sueño que se cumple para dos latinoamericanas

Lorena López Peña (à gauche) et Johanna Ravelo sont venues au Canada en quête de deux choses : un meilleur avenir pour leurs enfants et l'exercice de leur profession d'infirmières cliniciennes. Chacune à son rythme et avec ses propres difficultés, elles ont progressé et leur rêve se réalise.

Lorena López Peña (izquierda) y Johanna Ravelo llegaron a Canadá en busca de dos cosas: un futuro mejor para sus hijos y ejercer su profesión de enfermeras clínicas. Cada una a su ritmo y enfrentando sus propias dificultades, ambas han progresado y su sueño se está haciendo realidad.

Foto: RCI / Cortesía

Paloma Martínez Méndez

Como sabemos, Canadá está experimentando una importante falta de mano de obra en diversos sectores y uno de los más afectados es el de la salud.

Atravesando complejos trámites de inmigración y de homologación de sus estudios y experiencias laborales, enfermeros y enfermeras extranjeros se van haciendo un camino seguro en este país.

𝗟𝗼𝗿𝗲𝗻𝗮 𝗟ó𝗽𝗲𝘇 𝗣𝗲ñ𝗮 y 𝗝𝗼𝗵𝗮𝗻𝗻𝗮 𝗥𝗮𝘃𝗲𝗹𝗼 son dos de las enfermeras clínicas latinoamericanas que, poco a poco, con perseverancia y paciencia, logran su objetivo de ejercer su profesión en Canadá.

Pero no lo hacen solas, 𝗝𝗼𝗵𝗮𝗻𝗮 𝗕𝗼𝘁𝗲𝗿𝗼, una enfermera clínica y consejera profesional instalada en la provincia de Quebec desde hace más de 10 años, les ofrece apoyo y asesoría para que salgan adelante.

Esta es su historia.

Un proyecto de familia

La famille Araque López a commencé le projet de venir vivre au Canada il y a deux ans. Pendant cette période, Lorena López a passé neuf mois au Canada, loin de son mari Eduardo Araque et de leurs enfants Juan José, 13 ans, et María José, 6 ans.

Fue en 2019 que la familia Araque López tomó la decisión de hacer su vida en Canadá. Y aunque va avanzando, el camino ha sido lento. Pronto esperan estar reunidos en su nuevo hogar. En la foto, Lorena López Peña, enfermera clínica, su esposo Eduardo Araque y sus hijos Juan José de 13 años y María José, de 6.

Foto: Cortesía

Este es un proyecto familiar. Es un esfuerzo conjunto de mi esposo y mío, pero también de mis hijos porque llevo alejada de ellos casi un año. Pero creemos que al final valdrá la pena.
Una cita de Lorena López Peña, enfermera clínica colombiana en Canadá

Esta aventura familiar comenzó cuando en 2019, el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) de su país lanzó la convocatoria "Quebec a la Cabeza" para reclutar enfermeras y enfermeros colombianos que quisieran ejercer su profesión en la provincia francófona de Canadá.

Lorena López Peña y su esposo Eduardo Araque, también enfermero, presentaron sus candidaturas ante el Hospital Universitario de la Ciudad de Quebec.

Durante la entrevista con el personal reclutador, la pareja confirmó que cumplía con casi todos los requisitos: años de experiencia clínica, formación académica adecuada, estar dispuestos a cambiar de vida en familia.

Casi todos los requisitos, excepto dos: el idioma y la validación de credenciales

Le couple d'infirmiers colombiens Lorena López Peña et Eduardo Araque a décidé que pour accélérer le processus, l'un d'entre eux devait se rendre à Québec pour une immersion totale. C'est Lorena qui est partie. Une décision qui a évidemment eu des conséquences émotionnelles pour tous les membres de la famille. Mais qui, selon eux, mérite d'être poursuivie.

El dominio del francés, lengua oficial de Quebec y el trámite de homologación de estudios y experiencia laboral ante la Orden de Enfermeras de la provincia son esenciales para poder trabajar. Se trata de los aspectos más complejos del proceso de inmigración. Pero que según ellos, después de los sacrificios que la distancia les impuso, vale la pena continuar.

Foto: Cortesía

La pareja de enfermeros colombianos, Lorena López Peña y Eduardo Araque decidió que para acelerar el procedimiento uno de los dos tenía que irse a vivir una inmersión total a la Ciudad de Quebec.

Lorena fue quien partió. Una decisión que, evidentemente, tuvo consecuencias emotivas para todos en la familia.

El acompañamiento

À la suite de ses propres difficultés lors du processus d'immigration et de l'homologation de ses études et de son expérience professionnelle en tant qu'infirmière clinicienne en Colombie, Johana Botero a lancé en 2016 sa page Facebook Infirmières au Canada.

Como resultado de sus propias dificultades con el trámite de inmigración y la certificación de su educación y experiencia laboral como enfermera clínica en Colombia, Johana Botero lanzó su página de Facebook Enfermeras en Canadá en 2016.

Foto: Radio Canadá Internacional / Paloma Martínez Méndez

Desde entonces, las publicaciones, entrevistas y artículos que Johana Botero publica en su página Enfermeras profesionales en Canada-Québec (nueva ventana) y otras las redes sociales, se han vuelto la principal referencia para todas aquellas enfermeras y enfermeros latinoamericanos que desean venir a ejercer su profesión a este país.

Son enfermeros y enfermeras que tienen todas las competencias para ejercer aquí. La idea es que estos profesionales puedan migrar fácilmente y obtener una oferta de trabajo en nuestros hospitales en Quebec para cubrir las necesidades de mano de obra calificada. Una de las mejores formas es reclutar enfermeros en América Latina. Allá, si excluimos la barrera de la lengua, las competencias profesionales son las mismas que los enfermeros y enfermeras de aquí.
Una cita de Johana Botero, enfermera clínica y consejera profesional

Además, como miembro de la Comisión de Admisión por Equivalencia de la Orden de Enfermeros y Enfermeras de Quebec, Johana Botero y consiguió que el Hospital Universitario de la Ciudad de Quebec (CHU-Quebec) creara un programa de reclutamiento en el extranjero, particularmente en algunos países latinoamericanos y está en vías de obtener otros convenios semejantes con otros hospitales regionales de la provincia.

Es justamente a través del programa del CHU-Québec que Lorena López Peña inició su proceso.

Les infirmières cliniciennes colombiennes Lorena López Peña (à gauche) et Johana Botero se rencontrent peu après l'arrivée de la première au Québec en janvier 2020.

Las enfermeras clínicas colombianas Lorena López Peña (izquierda) y Johana Botero en su primer encuentro en Colombia, a donde ésta última fue a dictar una conferencia sobre los pasos a seguir para inmigrar con un trabajo asegurado.

Foto: Cortesía

Desde el principio de su proyecto, la familia Araque López, ha contado con el apoyo de Johana Botero.

El proceso no ha sido fácil y hasta ha sido más lento de lo que ellos esperaban, ya que desde fuera de Canadá hay menos solicitudes de inmigración que desde dentro, afirma Lorena López Peña.

Sin embargo, ya no hay marcha atrás, cree esta enfermera colombiana. Y por suerte tenemos el apoyo de personas como Johana Botero.

Nosotros como familia hemos decidido hacer este sacrificio hasta el final. Es difícil porque ya va casi un año sin mis hijos y sin mi esposo. Pero ya pasamos lo más largo y tedioso, entonces ya nos queda menos tiempito que esperar para reunirnos y alcanzar el objetivo que nos trazamos en un comienzo. Venir aquí, acceder a una oportunidad laboral con el hospital y radicarnos acá.
Una cita de Lorena López Peña, enfermera clínica colombiana en Canadá
La famille Aquera López peu avant le départ de Lorena pour le Canada.

La familia Aquera López poco antes de que Lorena tomara rumbo hacia Canadá donde está desde el inicio del 2021. Según sus propios cálculos, en función del avance de su dominio del francés y de su validación de diplomas, Lorena López cree que será en enero del 2022 que sus hijos y esposo vendrán a reunirse con ella.

Foto: Cortesía

Johanna Ravelo Ampliar imagen (nueva ventana)

Johanna Ravelo

Foto: Cortesía

Por su parte, Johana Ravelo, otra enfermera clínica latinoamericana, también se ha beneficiado del apoyo que Johana Botero y su página Facebook ofrecen a aquellos enfermeros y enfermeras que quieran venir a Canadá.

Tiene muy buen contenido en su página para guiarte en el proceso. Incluso nos reunimos una vez a hablar y fue muy amable. Como sabemos, es difícil encontrar a un latino que haya hecho los trámites y ella ya tiene más de 10 años aquí.
Una cita de Johanna Ravelo, enfermera clínica venezolana ejerciendo en Canadá

La historia de esta venezolana en Canadá, aunque larga y tediosa, poco a poco va tomando un tinte luminoso.

Un caso diferente pero exitoso

L'ingénieur mécanique devenu ingénieur informatique Pedro Uzcategui et l'infirmiere clinicienne Johanna Ravelo avec leurs enfants Elias et Amaia dans un parc de Montréal, où ils vivent depuis 2016.

Pedro Uzcategui y Johanna Ravelo con sus hijos Elias y Amaia en un parque de Montreal, donde viven desde el 2016.

Foto: Cortesía

Los venezolanos Johanna Ravelo y Pedro Uzcategui vivían en Trinidad y Tobago cuando una crisis en el sector petrolero se desató en 2015.

El Sr. Uzcategui era ingeniero mecánico en una empresa de explotación de petróleo y cuando los precios del combustible comenzaron a disminuir, la empresa les sugirió regresar a Venezuela. Ellos decidieron que no era lo querían para sus hijos, por la situación que se vivía en su país.

Comenzamos a investigar sobre la inmigración a Canadá, evaluamos la situación y decidimos buscar otros horizontes. Vimos que la manera más fácil de venir a Canadá era por medio de los estudios. Mi esposo se inscribió a un curso de informática, lejos de su especialidad como ingeniero mecánico en la industria petrolera. Y decidimos hacerlo así y ya estando aquí vi que había la posibilidad de volver a ejercer como enfermera aquí a través de la orden de enfermeras de la provincia.
Una cita de Johanna Ravelo, enfermera clínica en el Hospital Lasalle de Montreal
Johanna Ravelo, infirmière clinicienne, a entamé le processus d'accréditation de ses études et de son expérience professionnelle en 2016. Depuis juillet 2021, elle occupe un poste dans un hôpital de la ville de Montréal.

La enfermera clínica Johanna Ravelo comenzó la homologación de estudios y de su experiencia laboral en 2016. Desde julio del 2021 tiene un puesto en un hospital de la ciudad de Montreal.

Foto: RCI / Cortesía

El camino ha sido arduo en general y la homologación de mis credenciales con la Orden de Enfermeras ha sido burocrática y pesada, dice la enfermera venezolana.

Hay que tener mucha perseverancia y paciencia porque dentro del proceso principal hay otros procesos que tienen sus propios tiempos. Lo más fácil ha sido adaptarnos. Somos una familia que nos adaptamos a los cambios fácilmente. Lo más difícil ha sido el idioma para mí. Todos hablábamos inglés y mi esposo hablaba francés, pero para mí, aprender francés desde cero, ha sido complicado. Presentar las pruebas de francés para la Orden.
Una cita de Johanna Ravelo, enfermera clínica en el Hospital Lasalle de Montreal

Desde julio de este año 2021, luego de varios años de aprendizaje del francés y de homologación de sus credenciales, Johanna Ravelo está trabajando en la Unidad de Urgencias del Hospital Lasalle de Montreal, como enfermera clínica.

El 18 de septiembre recibió su permiso de enfermera después del examen de la Orden de Enfermeras de Quebec.

Un mejor futuro y más oportunidades

Les familles Uzcategui Ravelo (á gauche) et Araque LópezAmpliar imagen (nueva ventana)

Las familias Uzcategui Ravelo (izquierda) y Araque López

Foto: RCI / Cortesía

Tanto Johanna Ravelo como Lorena López Peña dicen haber escogido este largo de inmigración y laboral para ofrecerles a sus hijos mejores oportunidades como las que brinda Canadá.

Por su parte, la consejera y Johana Botero, continúa aportando información y consultación a los más de 30 000 seguidores de su página.

La enfermera clínica tiene como objetivo que todos los hospitales de Quebec tengan programas de reclutamiento.

Johana Botero ha dado capacitaciones a funcionarios del ministerio de Inmigración de Quebec y cree que existe una apertura cada vez más grande para hacer reclutamiento de enfermeras latinoamericanas que vengan a cubrir puestos esenciales y puntuales dentro del sector salud de la provincia.


Consulte también:

Paloma Martínez Méndez

Titulares