1. Página de inicio
  2. Economía
  3. Inmigración

[Reportaje] Estos guatemaltecos cultivan orgullosamente los bellos jardines de Quebec

De gauche à droite, les Guatémaltèques Macario Cáal Tut, Orlando García, Abel Fuentes et Enrique Cáal Tut entretiennent des jardins ornementaux dans la capitale historique du Québec et en sont très fiers. Ce travail temporaire leur permet d'envoyer de l'argent à leur famille.

De izquierda a derecha, los guatemaltecos Macario Cáal Tut, Orlando García, Abel Fuentes y Enrique Cáal Tut son los encargados de mantener los jardines ornamentales en la capital histórica de Quebec y están muy orgullosos de ello. Este trabajo temporal les permite enviar dinero a sus familias.

Foto: Radio Canadá Internacional / Paloma Martínez Méndez

Paloma Martínez Méndez

Vienen de Guatemala cada año y pasan hasta 9 meses lejos de sus familias. Pero el orgullo de ser los floricultores de los más bellos jardines de la ciudad de Quebec y el de ayudar a sus familias a vivir mejor son más grandes que el sacrificio de la distancia.

Los hermanos Enrique y Macario Cáal Tut son originarios de San Pedro Carchá, una pequeña localidad del centro de Guatemala. Abel Fuentes es de Ciudad Guatemala y Orlando García de Coatepeque, en el occidente del país.

Todos vienen a la región administrativa de la Capitale-Nationale a través del acuerdo de trabajadores temporales que existe entre Canadá y varios países latinoamericanos, entre los que se encuentra Guatemala.

Trabajan para Pépinière & Paysages Marcel Morin de Saint-Augustin-de-Desmaures.

Los cuatro tienen hijos y afirman venir a Quebec, a casi 6.000 kilómetros de distancia de sus familias, para poder ofrecerles una mejor vida.

Abel Fuentes dit que sa fille de 4 ans est triste quand il part. Mais c'est en venant ici qu'il peut le plus l'aider.

Abel Fuentes cuenta que su hija de 4 años se queda triste cuando él se va. Pero que es viniendo acá que puede ayudarla más.

Foto: Radio Canadá Internacional / Paloma Martínez Méndez

Lo que más me gusta de venir aquí es el trabajo mismo, porque nos permite superarnos más de lo que podríamos hacerlo en Guatemala. Eso es lo que buscamos, superarnos para mejorar el bienestar de nuestras familias. Lo difícil de estar aquí es estar lejos, pero tenemos que hacer ese esfuerzo por ellos.
Una cita de Abel Fuentes, paisajista
Orlando García est l'un des 36 000 travailleurs guatémaltèques dans la région administrative de la Capitale-Nationale.

Orlando García, uno de los 36.000 trabajadores guatemaltecos en la región administrativa de la Capitale-Nationale, Ciudad de Quebec.

Foto: Radio Canadá Internacional / Paloma Martínez Méndez

Por su parte, Orlando García, cree que la mejor remuneración con respecto a su país vale la pena el sacrificio.

Venimos aquí porque nos gusta trabajar y porque ganamos un poquito más aquí que en Guatemala. Así les podemos dar un mejor futuro a nuestros hijos. Es difícil estar lejos, pero lo hacemos por ellos, así que no es tan duro.
Una cita de Orlando García, paisajista

Una historia de familia

Enrique et Macario sont deux des trois frères Cáal Tut qui sont venus ensemble cette année. Le troisième est Victor qui, au moment de la rencontre, était dans un autre chantier d'horticulture. Ce sont des Autochtones mayas et ils parlent le maya Q'eqch'i.

Enrique y Macario son dos de los tres hermanos Cáal Tut que vinieron juntos este año. El tercero es Víctor quien en el momento de la entrevista, estaba en otro sitio. Son indígenas mayas y hablan el maya Q'eqch'i.

Foto: Radio Canadá Internacional / Paloma Martínez Méndez

En 2021, Enrique está cumpliendo su onceava temporada como paisajista en Quebec, mientras que Macario está aquí por primera vez.

Enrique, a quien todos llaman "el jefe" por ser quien conoce más el trabajo, dice que le gusta mucho su oficio, sobre todo porque lo comparte con sus compañeros.

Cuando Enrique Cáal Tut habla de los trabajadores temporales guatemaltecos que vienen cada año a la región de la capital de Quebec, se refiere a ellos como "los compañeros".

Me gusta mucho trabajar con los amigos, en equipo. Somos unos 36.000. Algunos en la ciudad y otros en la región de Saint-Nicolas (Lévis, Québec) donde van a sembrar y cultivar las fresas. Ahí vamos a visitarlos, a pasar el tiempo, a jugar fútbol y comer juntos.
Una cita de Enrique Cáal Tut, paisajista

Este trabajador cuenta que la primera vez que vino, en 2009, fue porque unos canadienses fueron a visitarlos a su pueblo y le propusieron venir a trabajar.

Al principio, no estaba seguro, dice.

Pero después, pasé una entrevista y me seleccionaron. Arreglaron mis papeles y vine. Estamos contentos. Tenemos cada quien tiene su cuarto, y una cocina compartida donde comemos juntos. El patrón nos trata bien y tenemos seguro. Si alguien se enferma, él nos lleva al doctor.
Una cita de Enrique Cáal Tut, paisajista.

Durante la pandemia, varios de estos trabajadores decidieron quedarse en Guatemala. Este año vinieron y aquí han estado recibiendo sus vacunas. Algunos ya completaron el proceso y a otros, como Enrique, le falta la segunda dosis.

Contrario a sus hermanos Enrique y Victor, Macario Cáal Tut está pasando su primera temporada trabajando como paisajista en Quebec.

Sin embargo, dice, conozco bien el campo.

En nuestra región de Carchá, trabajamos la tierra. Por eso estoy muy contento de estar aquí. Lo que más me gusta es trabajar en el campo, al aire libre, con las plantas.
Una cita de Macario Cáal Tut, paisajista

Estos sonrientes jardineros y paisajistas dicen que el próximo año seguramente regresarán a Quebec porque se sienten muy orgullosos de que la ciudad quede linda todo el verano con las flores, arbustos y árboles que ellos plantan y cuidan.

IMG-2009IMG-2010IMG-2013
1/3

Foto: Radio Canadà Internacional / Paloma Martínez Méndez

En esta época del año, cuando el verano deja paso al otoño, el trabajo de estos floricultores consiste en arrancar las flores que están comenzando a morir y llevarlas para que sean compostadas.

Pero a su llegada a Quebec en primavera, su tarea principal es preparar las semillas de arbustos, flores y árboles que después sembrarán para que adornen la ciudad durante el verano.

Recordemos que Quebec, una de las ciudades históricas más antiguas de Norteamérica, se conoce mundialmente por la magnificencia de sus monumentos y también por la elegancia de sus parques ornamentales.

La ciudad de Quebec recibe cada año más de 4,5 millones de turistas.


Consulte también:

Paloma Martínez Méndez

Titulares