1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política federal

Reapertura de la frontera de Estados Unidos a partir del 8 de noviembre

Une voiture s'approche de la frontière canado-américaine.

Los canadienses doblemente vacunados podrán entrar por vía terrestre a Estados Unidos.

Foto: Radio-Canada

RCI

A partir del 8 de noviembre la frontera de Estados Unidos estará abierta para los viajes no esenciales a aquellas personas que estén doblemente vacunadas. La información la dio a conocer este viernes un responsable de la Casa Blanca.

La fecha de reapertura se aplica tanto a los viajeros que lleguen a EE UU por vía aérea, así como a quienes viajen por vía terrestre a través de las fronteras con Canadá y con México.

Se prevé que el anuncio oficial sea hecho este mismo viernes por la administración del presidente estadounidense Joe Biden. El miércoles de esta semana se conoció que Estados Unidos abriría sus fronteras el mes que viene a los viajeros que estén adecuadamente vacunados. No obstante, no se conocía la fecha precisa.

Para quienes viajen en avión, EE UU exigirá una prueba de vacunación y un test negativo hecho hasta tres días antes del vuelo. También pedirá la activación de un sistema de contactos por parte de las empresas aéreas.

Para aquellos que visiten Estados Unidos por vía terrestre, la flexibilización de las reglas se hará en dos tiempos, según indicó la Casa Blanca.

De esta manera, a partir del 8 de noviembre, las personas podrán viajar a EE UU desde Canadá y México por razones no esenciales siempre y cuando estén doblemente vacunadas. Quienes deban visitar el país por motivos esenciales –camioneros o estudiantes, por ejemplo- estarán exentos de la exigencia de la vacunación.

Esa exención estará vigente hasta enero de 2022, cuando la inoculación será exigida para todas las personas que quieran atravesar las fronteras terrestres de Estados Unidos.

Todavía no se sabe con certeza si las autoridades estadounidense permitirán o no la entrada a los viajeros vacunados con dos tipos de vacunas.

El anuncio sobre las fronteras de EE UU marca el fin de 19 meses de cierre a los viajeros no esenciales, una medida que no solo afecta a cientos de familias, sino que también ha tenido efectos devastadores en empresas estadounidenses que dependen en gran medida de los consumidores canadienses.

El cierre, que expira el próximo 21 de octubre, será reformulado hasta la fecha de entrada en vigencia de las nuevas reglas, es decir, el 8 de noviembre.

Cada día, en tiempos normales, más de 400 000 personas atraviesan la frontera entre Canadá y Estados Unidos, así como mercancía valorada en más de 1,6 millardos de dólares.

Las exigencias para el regreso

Este jueves en la tarde, la vice primera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, aseveró que el país no puede permitirse el tomar riesgos en lo que concierne al COVID-19. Es por ello que la exigencia a los viajeros de presentar un test negativo antes de entrar al país se mantiene.

Freeland estuvo en Washington esta semana para asistir a varias reuniones multilaterales con sus colegas del G7 y del G20, así como los responsables del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Representantes del Congreso estadounidense han estado pidiendo al gobierno de Justin Trudeau que flexibilice las reglas, sobre todo en términos de presentación de test de COVID para los viajeros que están doblemente vacunados, pues esto podría frenar a los canadienses de viajar a EE UU, en especial, aquellos que planean hacer visitas cortas, o incluso de solo un día.

Fuente: Radio-Canada | Adaptación MGA

Titulares