1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Quebec posterga vacunación obligatoria de trabajadores del sector salud

Christian Dubé parle en conférence de presse.

El ministro de Salud de la provincia, Christian Dubé, reconoció el miércoles que aplicar la medida desde el sábado hubiera tenido un impacto negativo en el sistema de salud de la provincia.

Foto: La Presse canadienne / Jacques Boissinot

RCI

Christian Dubé, ministro de Salud de Quebec, anunció este miércoles que la vacunación obligatoria para el personal del sector salud y servicios sociales de la provincia fue postergada por 30 días, lo que se traduce en que en lugar de entrar en vigencia este viernes 15 de octubre, la medida deberá acatarse el 15 de noviembre de 2021.

Según informó el ministro Dubé en conferencia de prensa, el riesgo para la red de salud provincial hubiera sido muy grande, en el caso de mantenerse la fecha inicial. Nos hubiéramos estrellado contra una pared, dijo el ministro.

Hasta el pasado 11 de octubre, 22 446 empleados del sector no están adecuadamente vacunados, considerado como tener las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19. De ese total, 14 613 no tienen ninguna dosis, lo querepresenta 4% del personal de la red de salud de Quebec (96% del personal del sector salud ha recibido al menos una dosis).

La medida que había presentado el gobierno provincial estipulaba la suspensión de los trabajadores, sin salario, a partir de este sábado, algo que podría haber agravado los problemas de falta de personal en el sistema, que han sido históricos y se han hecho sentir mucho más durante la pandemia. De hecho, las órdenes profesionales de médicos, enfermeros, enfermeros auxiliares, farmacéutas e inhaloterapeutas habían decidido suspender los permisos para ejercer de los profesionales que no cumplieran con el decreto.

Eso sí, a partir del lunes 18 de octubre, todo el personal que no esté adecuadamente vacunado tendrá que hacer un mínimo de tres pruebas del COVID-19 por semana. Esta medida ya estaba activa en la red pública, pero ahora también se aplicará en los establecimientos privados.

Impacto negativo

La viceministra adjunta, Lucie Opartny, precisó por su parte de 35 salas de operación y 600 camas en los hospitales hubieran tenido que cerrarse de proseguir con la fecha del 15 de octubre.

Para evitar la interrupción en los servicios, el ministro Dubé había pedido -el mes pasado- planes de reorganización de los servicios a los presidentes y directores generales de los centros integrados y de servicios sociales de la provincia. Dubé dijo entonces que era imposible que se produjeran interrupciones en los servicios médicos.

Queremos aplicar la vacunación obligatoria de los trabajadores de la salud, pero no a expensas de nuestra capacidad para tratar a los ciudadanos
Christian Dubé, ministro de Salud de Quebec.
Une infirmière qui porte un masque parle dans un radio-émetteur lors de la pandémie de COVID-19 au Québec, le 9 avril 2020

La medida gubernamental prevé la suspensión, sin salario, de aquellos trabajadores del sector salud que no estén adecuadamente vacunados, ahora a partir del 15 de noviembre.

Foto: Radio-Canada

Tiempo suplementario necesario

Otro argumento dado por el ministro de Salud de Quebec fue que de haber mantenido la fecha límite del 15 de octubre, muchos establecimientos hubieran tenido que exigir más tiempo suplementario obligatorio al personal, para poder mantener sus actividad. Esto iría en contra de las intenciones del gobierno, quien más bien ha insistido en la necesidad de reducir esta exigencia, para poder ofrecer una mejor conciliación vida-trabajo a los profesionales de la salud.

“Queremos un cambio de cultura en la red. Tengo que sumar más personal, no reducirlo”, aseguró.

En las próximas semanas, el ministro quiere acelerar la contratación de más empleados en la red, quienes deberán estar doblemente vacunados, mientras trabaja por convencer a aquellos trabajadores que aún no han recibido sus dos dosis de vacuna contra el COVID-19, de tal manera de permitir la entrada en vigencia del decreto gubernamental el 15 de noviembre.

El primer ministro de Quebec, François Legault, dijo por su parte que el postergar la aplicación de la vacunación obligatoria a los trabajadores de la salud era la decisión responsable que había que tomar.

Esto, a pesar de que la semana pasada el propio Legault había descartado la posibilidad de postergar la fecha de entrada en vigencia del decreto. El Partido Québécois había hecho la propouesta del retraso, argumentando que temían que se produjeran interrupciones en los servicios médicos.

Este martes, cuando la orden de los enfermeros auxiliares anunció que suspendería los permisos de los miembros que no se plegaran al decreto, también se pudo concocer que una abogada de Montreal pediría a la Corte Superior que suspendiera la medida.

Fuente: Radio-Canada | CBC News | Adaptación MGA

Titulares