1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política federal

Dany Fortin no recuperará su rol como responsable de la vacunación

Dany Fortin, l'air sérieux.

El general de división Dany Fortin estuvo a cargo de la campaña de vacunación en Canadá hasta mayo de este año.

Foto: La Presse canadienne / Adrian Wyld

RCI

El general de división Dany Fortin no fue reintegrado, tal y como él lo deseaba, en sus funciones como responsable de la operación federal de distribución de vacunas contra el COVID-19.

Así lo decidió el martes la jueza Ann Marie McDonald, de la Corte Federal de Canadá, quien había recibido una solicitud al efecto, presentada por el alto oficial de las Fuerzas armadas canadienses, en junio de este año.

La jueza concluyó, tras dos días de audiencias, que el general de división debió haber presentado una queja ante el Comité de Revisión Externa de Quejas Militares, en lugar de presentarse ante los tribunales.

En su decisión McDonald explica que Fortin era un oficial de la Fuerza regular de las Fuerzas armadas canadienses, incluyendo su tiempo de servicio en la Agencia Pública de Canadá. El general de división era el comandante militar encargado de la logística de vacunación en el país desde noviembre de 2020.

Por lo tanto, está claro que las cuestiones planteadas por la petición están relacionadas con el servicio y las alegaciones de injerencia política no son circunstancias excepcionales que permitirían al general de división Fortin pasar por alto el proceso de quejas y buscar una solución de reparación ante este tribunal.
Una cita de Extracto de la sentencia de la jueza McDonald

El pasado 14 de mayo Fortin fue relevado de sus funciones, (nueva ventana) tras una acusación de conducta sexual inapropiada.

Mme Tam et MM Trudeau, LeBlanc et Fortin en conférence de presse.

El general de división Dany Fortin (derecha) con el primer ministro Justin Trudeau (segundo desde la derecha), el ministro de Asuntos Intergubernamentales, Dominic LeBlanc (izquierda), y la directora de Salud Pública de Canadá, la Dra. Theresa Tam, en una conferencia de prensa en Ottawa el jueves 10 de diciembre de 2020.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

El general de división impugnó esta decisión un mes más tarde, presentando una demanda de revisión judicial ante la Corte Federal. Su causa fue escuchada los días 28 y 29 de septiembre. Fortin dijo que no tuvo el derecho a la equidad procesal requerida, ni a la presunción de inocencia. También aseguró que su retiro fue el resultado de una injerencia política.

De esta manera, Fortin culpó de la decisión de reemplazarlo en su cargo de vicepresidente de la logística y de operaciones en la Agencia de Salud Pública de Canadá al primer ministro del país, Justin Trudeau, al secretario del Consejo Privado y a los ministros de Defensa y Salud.

Por su parte, los abogados del gobierno federal dijeron que la decisión había sido tomada por el jefe del Estado mayor (interino) de la Defensa canadiense, el general Wayne Eyre, en el mayor interés de la campaña devacunación.

El ministerio de Justicia había también argumentando que el general de división debió haber escogido la vía de la queja, argumento que finalmente retuvo la jueza McDonald.

Decepción

La abogada de Fortin, Natalia Rodríguez, no escondió su decepción de cara a la decisión, la cual va a analizar antes de determinar si emprenderá otros procedimientos.

Nuestra posición sigue siendo que el proceso militar de quejas no puede anular una decisión tomada al exterior de la cadena de mando y no tiene autoridad sobre los ministros que tomaron la decisión de reemplazar al general de división de su mando.
Una cita de Natalia Rodríguez, abogada de Dany Fortin

Este argumento fue presentado frente a la jueza McDonald, pero sin consecuencias. Según la magistrada, la jurisprudencia demuestra que el Comité de revisión externa de quejas militares es justo la instancia para atender esta causa.

El temor de que el proceso ante esta comisión sea demasiado largo para subsanar los agravios alegados por Dany Fortin es también puramente especulativo, especificó McDonald, sobre todo porque el general de división ni siquiera recurrió a él.

Luego de que el caso fuera conocido en la palestra pública, la acusación de conducta sexual inapropiada en contra de Dany Fortin se convirtió en una acusación formal de agresión sexual.

El director de Procesos Penales de Quebec presentó esta acusación en su contra el pasado 18 de agosto ante el Palacio de justicia de Gatineau, sobre la base de una investigación de la policía militar.

Se supone que los hechos ocurrieron en Saint-Jean-sur-Richelieu en 1998. El nombre de la persona involucrada está siendo protegido por una ordenanza de no publicación.

El proceso se llevará a cabo a partir del próximo 5 de noviembre.

Fuente: Radio-Canada | Adaptación MGA

Titulares