1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Política internacional

La denunciante estadounidense Chelsea Manning busca ser admitida en Canadá

La ex soldado estadounidense Chelsea Manning.

La ex soldado estadounidense Chelsea Manning.

Foto: AFP/Getty Images / Lars Hagberg

RCI

Chelsea Manning, una exanalista de inteligencia condenada por una de las mayores filtraciones de información clasificada en la historia de Estados Unidos, está buscando que se le permita entrar a Canadá.

Manning filtró a WikiLeaks unos 750.000 documentos gubernamentales sensibles y cables diplomáticos sobre las guerras estadounidenses en Afganistán e Irak, acciones por las cuales fue condenada a 35 años de prisión en 2013.

El gobierno canadiense busca prohibir su ingreso al país, argumentando que se le debe negar la entrada debido a sus condenas anteriores por cargos de espionaje en su país de origen.

Manning debe comparecer virtualmente a distancia ante la Junta de Inmigración y Refugiados para una audiencia de admisibilidad. El tribunal administrativo toma decisiones sobre quién puede entrar y permanecer en Canadá.

Su caso se remonta a septiembre de 2017, cuando agentes canadienses le negaron el ingreso en el paso fronterizo de St-Bernard-de-Lacolle, en Quebec. En ese momento, el gobierno canadiense, citando su cargo de espionaje, argumentó que si ese acto hubiera sido cometido en Canadá, eso equivaldría a un delito procesable, es decir, a la traición.

Anthony Lashley, un abogado de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá que representa a Ottawa, dijo que el gobierno está pidiendo al tribunal que emita una orden de expulsión de Manning y dictamine que no se le permita entrar de nuevo.

"Las denuncias son actos de honestidad"

En su declaración inicial, el abogado de Manning, Joshua Blum, argumentó que sus actos, considerados delitos en Estados Unidos no son equivalentes a los canadienses, por lo que no es una persona inadmisible.

Blum señaló una disposición de la Ley de Seguridad de la Información, la ley de secretos nacionales de Canadá, que incluye la protección de los denunciantes en nombre del interés público.

Tenemos una defensa del interés público, que es algo por lo que Manning fue condenada. Estados Unidos no tiene tal defensa, argumentó Blum, añadiendo que las acciones de Manning se justificaban por la necesidad y que el interés público de revelar esa información era más importante que cualquier daño.

Argumentaremos que los asesinatos constantes y no denunciados de civiles iraquíes y afganos hicieron necesario este acto de denuncia. Añadimos además que los actos de denuncia son actos de honestidad, no de fraude.
Joshua Blum, abogado de Chelsea Manning.
Un hombre transporta a una niña corre escapando de las bombas en Mosul, Irak.

Un hombre transporta a una niña corre escapando de las bombas en Mosul, Irak, donde se produjeron algunos de los combates más intensos desde la Segunda Guerra Mundial, tras la invasión de Irak encabezada por Estados Unidos.

Foto: Reuters

Manning fue declarada culpable de múltiples cargos en 2013

Manning ha sido alabada como denunciante y difamada como traidora por filtrar cientos de miles de documentos clasificados del gobierno a WikiLeaks en 2010 mientras servía en el ejército estadounidense.

Ella dijo que quería hacer público lo que consideraba como indiferencia del ejército estadounidense sobre cómo la guerra de Irak estaba afectando a los civiles, y que lo hizo por amor a su país.

En 2013, ella fue condenada por seis cargos de violación de la Ley de Espionaje de Estados Unidos, que prohíbe que personas no autorizadas compartan información sobre defensa nacional, además de otros cargos, entre ellos el de robo de propiedad gubernamental.

Ella fue absuelta del cargo más grave que se le imputaba, que era el de ayudar al enemigo.

En uno de sus últimos actos como presidente, Barack Obama conmutó la sentencia de Manning en 2017. Ella fue liberada de la prisión militar tras cumplir siete años de una condena de 35 años.

A Manning se le concedió una visa para entrar en Canadá para dar una conferencia en un evento en 2018, pero no se llegó a una solución formal sobre su admisibilidad a territorio canadiense.

Fuente: CBC / C. Tunney / RCI / Adaptación RV

Titulares