1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Moderna pide a Canadá que autorice su vacuna como "dosis de refuerzo"

Viales de la vacuna de Moderna.

Moderna quiere obtener permiso para una tercera dosis.

Foto: Reuters / Hassene Dridi

RCI

El fabricante estadounidense de medicamentos Moderna solicitó al Ministerio de Salud de Canadá que autorice la inoculación de una tercera dosis de su vacuna contra el Covid-19.

La empresa farmacéutica presentó los datos sobre una vacuna de refuerzo que sería equivalente a la mitad de la dosis de las vacunas administradas hasta ahora en la primera y segunda dosis. Moderna informó el mes pasado que la inmunidad ofrecida por la vacuna parecía disminuir con el tiempo.

Sin embargo, los expertos en salud pública y en vacunas en Canadá se mostraron reticentes a recomendar una dosis de refuerzo para todo el mundo porque hasta ahora las vacunas ofrecen una fuerte protección contra la enfermedad grave, aunque la protección contra la infección misma pueda estar disminuyendo.

El caso de las personas vulnerables

El Comité Consultivo Nacional de Inmunización de Canadá (CCNI) dijo a finales de septiembre que, por el momento, una tercera dosis de la vacuna se justificaba para las personas que viven en centros de cuidados de larga duración o con sistemas inmunitarios debilitados.

La Agencia Europea del Medicamento y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos están de acuerdo. El CCNI afirmó que muchas personas ancianas y pacientes inmunocomprometidos no mostraron una respuesta inmunitaria tan sólida después de las dos dosis como ocurrió en el caso de las personas más jóvenes o en mejor salud.

Además, muchas de estas personas mayores no se beneficiaron de un intervalo más largo entre las dos dosis al inicio de la campaña de vacunación. El Comité Consultivo Nacional de Inmunización de Canadá dijo que las pruebas mostraron una mayor inmunidad en las personas que esperaron más de tres o cuatro semanas para recibir su segunda dosis.

Una persona mayor se coloca una mascarilla.

Muchas personas ancianas y pacientes inmunocomprometidos no mostraron una respuesta inmunitaria sólida después de las dos dosis.

Foto: Radio-Canada / LOIC VENANCE

A fin de aumentar el número de personas vacunadas con una primera dosis, Canadá retrasó las segundas dosis para millones de personas debido a la escasez de vacunas durante el pasado invierno y primavera, pero cuando se tomó esa decisión, la mayoría de los residentes de los centros de atención de larga duración ya estaban completamente vacunados con las dos dosis.

Las dosis de refuerzo son un tema controvertido debido a las interrogantes éticas que plantea la desigual distribución de las vacunas entre los países ricos y los países con menos recursos.

Miles de millones de personas en todo el mundo ni siquiera han recibido una primera dosis. Por su lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a los países que limiten las vacunas de refuerzo a fin de permitir el acceso a esas vacunas a los ciudadanos de países más pobres.

El proyecto Our World in Data, Nuestro mundo en datos, informó que hasta el 1 de octubre, se habían administrado unos 30 millones de dosis de refuerzo en todo el mundo en al menos 16 países, de los cuales 11 millones de dosis fueron inoculadas en Turquía, 4,4 millones en Estados Unidos y unos 3,5 millones en Chile e Israel.

Los jóvenes y la vacuna Moderna

Por otra parte, las autoridades sanitarias suecas suspendieron este 6 de octubre como medida de precaución el uso de la vacuna Moderna para las personas menores de 30 años.

La razón de esta pausa son las señales de un mayor riesgo de efectos secundarios, como la inflamación del músculo cardíaco o del pericardio, dijo la Agencia Sueca de Salud Pública en un comunicado. El riesgo de verse afectado es muy bajo, añadió la agencia, y los síntomas cardíacos suelen desaparecer por sí solos, pero deben ser evaluados por un médico.

El pasado mes de julio, la Agencia Europea del Medicamento recomendó a los países que autoricen la vacuna Moderna para inocular a los jóvenes de 12 a 17 años. Pero hasta la fecha, la vacuna de Pfizer/BioNTech es la única aprobada para su uso en jóvenes menores de 18 años en Europa y Norteamérica.

Ya se han administrado cientos de millones de dosis de Moderna a adultos. En un estudio realizado con la participación de más de 3.700 niños entre 12 y 17 años, la vacuna produjo los mismos signos de protección inmunitaria y no hubo diagnósticos de Covid-19 en el grupo vacunado, frente a cuatro casos detectados entre los que recibieron un placebo.

Fuente: Radio-Canada / RCI / Adaptación RV

Titulares