1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Canadá declara obligatoria la vacuna para los empleados públicos y los viajeros

El primer ministro Justin Trudeau y la viceprimera ministra Chrystia Freeland en conferencia de prensa en Ottawa.

El primer ministro Justin Trudeau y la viceprimera ministra Chrystia Freeland anunciaron este miércoles la entrada en vigor de una nueva política de vacunación obligatoria para los empleados federales y los pasajeros de trenes, barcos y aviones.

Foto: La Presse canadienne / Sean Kilpatrick

RCI

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, presentó este miércoles 6 de octubre la política de vacunación obligatoria de su gobierno, una medida que exigirá a los funcionarios públicos que se vacunen antes del fin de octubre o de lo contrario serán suspendidos de sus funciones sin salario.

Otro aspecto de esta política federal de salud es que todos los viajeros en Canadá deberán estar completamente vacunados hasta el 30 de octubre. De lo contrario no podrán abordar aviones, trenes o barcos.

Para salir del estancamiento en los niveles de vacunación, el gobierno federal exigirá a todos sus empleados en los principales servicios de la administración pública, así como a los miembros de la Real Policía Montada de Canadá que estén completamente vacunados o que soliciten una exención médica o religiosa antes de finales de mes.

Los contratistas federales, como el personal de limpieza, también deben estar completamente vacunados para poder acceder a los edificios gubernamentales. Los aproximadamente 267.000 empleados a quienes se aplica esta política deberán informar sobre su estado de vacunación antes del 29 de octubre.

Si para esa fecha los empleados públicos aún no se han vacunado o no han recibido algún tipo de acomodamiento en virtud de la Ley de Derechos Humanos de Canadá, se enfrentarán a medidas disciplinarias que, en última instancia, podrían costarles el puesto de trabajo, dijo un alto funcionario del gobierno en una sesión informativa técnica con periodistas antes del anuncio de Trudeau.

Los empleados no vacunados tendrán prohibido acudir al trabajo, ya sea en persona o a distancia, serán colocados en baja administrativa y no recibirán un salario. Un alto funcionario dijo que estos empleados tampoco tendrán derecho a las prestaciones del seguro de empleo (EI).

Estas medidas sobre los viajes, junto con la vacunación obligatoria para los empleados federales, son las más fuertes en el mundo porque cuando se trata de mantenerte a ti y a tu familia a salvo, cuando se trata de evitar cierres para todos, no es momento de aplicar medidas a medias. Si has hecho lo correcto y te has vacunado, te mereces la libertad de estar a salvo del Covid-19. De tener a tus hijos a salvo del Covid-19. De volver a hacer las cosas que te gustan.
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.
Manifestantes en Vancouver protestan contra las medidas de protección de la salud pública.

Manifestantes en Vancouver protestan contra las medidas de protección de la salud pública, como la nueva tarjeta de vacunación en Columbia Británica. Las personas no vacunadas constituyen la mayoría de las hospitalizaciones y muertes a causa del Covid-19.

Foto: (Maggie MacPherson/CBC)

Los empleados a quienes se aplican estas medidas no tendrán que presentar sus documentos de prueba de vacunación. En su lugar, su aplicación se basará esencialmente en un sistema de honor. Los empleados tendrán que firmar un formulario de atestación que certifique que han recibido las vacunas necesarias.

Estos formularios de declaración serán auditados y los directores podrán pedir una prueba de vacunación en cualquier momento.

Mentir significa que se tomarán medidas disciplinarias. Mentir tendrá consecuencias para el empleado que lo haga, dijo un alto funcionario del gobierno, añadiendo que una declaración falsa infringiría el Código de Valores y Ética del Sector Público y podría dar lugar a un despido.

Industrias reguladas por el gobierno federal

A partir del 30 de octubre, todos los empleadores de los sectores del transporte aéreo, ferroviario y marítimo regulados a nivel federal deberán aplicar políticas de vacunación obligatorias en sus organizaciones. Tras un breve periodo de adaptación a las políticas, estas empresas deberán garantizar que sus empleados estén totalmente vacunados; los trabajadores no vacunados serán obligados a abandonar el trabajo.

Todo el personal de las aerolíneas y los aeropuertos, incluidas las personas que trabajan en restaurantes o tiendas al detalle en la zona posterior a los controles de seguridad, deberá estar totalmente vacunado.

Todos los empleados de los ferrocarriles regulados por el gobierno federal, incluida la tripulación y los empleados ferroviarios, deben vacunarse. Los operadores marítimos de buques canadienses también deben asegurarse de que sus trabajadores estén vacunados.

A las otras empresas estatales, como el Servicio de Correo y el difusor público CBC/Radio Canada, así como a entidades gubernamentales como la Cámara de los Comunes y el Senado se les pedirá que reflejen la misma política, pero tendrán que hacerlo en el marco de sus propias normas de gobernanza y autoridad, dijo un funcionario.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa de Canadá también emitirá pronto una directiva exigiendo la vacunación a todos los miembros de las Fuerzas Armadas canadienses.

Chris Aylward, presidente de la Alianza del Servicio Público de Canadá (PSAC), un sindicato que representa a decenas de miles de empleados federales, dijo que apoya plenamente una política de vacunación para proteger la seguridad de nuestros miembros y de los canadienses a los que servimos, pero criticó la decisión del gobierno de poner en marcha esta política tan rápidamente.

El gobierno federal apresuró su política de vacunación sin ninguna consulta significativa con los sindicatos federales, dijo Aylward. Nos dieron menos de un día hábil para proporcionar comentarios sobre su política y cuando lo hicimos, no incorporaron cambios en la política final.

Animamos a nuestros miembros a que se vacunen. Si hay razones por las que no pueden vacunarse, ciertamente trabajaremos con ellos y defenderemos a los miembros que enfrenten cualquier acción punitiva como resultado de su estado de vacunación.

Pasajeros ingresando a un avión.

Solamente los pasajeros plenamente vacunados podrán viajar en avión en Canadá.

Foto: Getty Images / HECTOR RETAMAL

El mandato de vacunación se aplicará a los viajeros aéreos, ferroviarios y marítimos

A partir del 30 de octubre, todos los viajeros mayores de 12 años que tomen vuelos que salgan de aeropuertos canadienses o que viajen en trenes de las compañías VIA Rail y Rocky Mountaineer deberán estar completamente vacunados antes de subir a bordo. Los pasajeros de buques de pasajeros no esenciales, como los cruceros, también deberán completar la serie de vacunas antes de viajar.

Para la inmensa, inmensa mayoría de la gente, las normas son muy sencillas: para poder viajar, tienes que estar vacunado. Si no te has vacunado todavía pero quieres viajar este invierno, que quede claro, sólo habrá unas pocas excepciones muy limitadas, como una condición médica válida.
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Corresponderá a los operadores aéreos, ferroviarios y marítimos establecer procesos para verificar el estado de vacunación, dijo un funcionario del gobierno, añadiendo que el gobierno espera que estas compañías acepten los pasaportes de vacunas provinciales como prueba de haberse vacunado. Todavía se está trabajando en un documento estandarizado de prueba de vacunación pancanadiense para los viajes internacionales, pero aún no se han anunciado los detalles.

Estamos cumpliendo con el primero de nuestros compromisos en materia de vacunas. En las próximas semanas nos pondremos manos a la obra con el pasaporte de vacunas para los viajes internacionales, dijo Trudeau.

El Consejo Nacional de Líneas Aéreas de Canadá, un organismo de cabildeo que representa a las compañías Air Canada, Air Transat, Jazz Aviation y WestJet, dijo este 6 de octubre que apoya la vacunación obligatoria para los empleados, pero que le preocupa el apretado calendario del gobierno para verificar el estado de vacunación de todos los viajeros aéreos.

Si bien estamos comprometidos con la aplicación efectiva de esta medida, es imperativo que el gobierno federal desarrolle rápidamente una prueba estandarizada y digital de vacunación para los viajes aéreos, dijo el organismo en un comunicado, y agregó que quiere que el gobierno elimine las pruebas obligatorias de Covid-19 antes de la partida de los vuelos ahora que todos los pasajeros deben estar vacunados para volar.

Una persona presenta su código QR en su teléfono móvil a un hombre con una aplicación para validar su autenticidad.

La implantación de pasaportes de vacunación ha impulsado los niveles de vacunación en varias provincias canadienses.

Foto: Radio-Canada / François Sauvé

Medidas dirigidas a los rezagados en materia de vacunas

Para ser considerado como un viajero totalmente vacunado, una persona debe haber recibido una serie completa de una vacuna contra el Covid-19 aprobada por el Ministerio de Salud de Canadá. También se aceptará una combinación de vacunas aprobadas. Además, la última dosis debe haber sido administrada al menos 14 días antes del día del viaje. Un funcionario del gobierno dijo que hasta el 30 de noviembre habrá una breve fase de transición para permitir a los viajeros mostrar un resultado negativo de la prueba molecular de Covid-19 en lugar de una prueba de vacunación.

Estas políticas de gobierno fueron presentadas en un momento en el que las autoridades de salud pública están instando a los canadienses que no se han vacunado a que lo hagan para frenar un resurgimiento mortal del virus en algunas provincias.

Los millones de canadienses que hasta ahora han optado por no vacunarse han impulsado una cuarta ola de la pandemia, con la cepa delta del virus, mucho más contagiosa y mortal actualmente en circulación.

Aunque el 88% de la población canadiense apta se ha vacunado al menos una vez, Trudeau dijo que es necesario que más personas se vacunen en un momento en que las dosis de vacunas son abundantes y el número de casos va en aumento.

Según una estimación del difusor público CBC, todavía hay más de cuatro millones de canadienses mayores de 12 años que han optado por no vacunarse o por esperar a una fecha posterior.

Los mandatos de vacunación funcionan, dijo la viceprimera ministra Chrystia Freeland, añadiendo que algunas de las personas que no se han vacunado no se oponen firmemente a las vacunas, sino que simplemente necesitan un pequeño empujón para que tomen esta medida.

Se ha registrado un aumento en las tasas de vacunación después de que algunas provincias anunciaron que se exigirá una prueba de vacunación a quienes quieran ingresar a negocios no esenciales, como bares o restaurantes.

Esta exigencia nos empujará a un grado de vacunación lo suficientemente alto como para que nuestra economía pueda seguir abierta y nuestros niños puedan ir a la escuela, dijo Freeland.

Fuente: CBC / J. P. Tasker / RCI / Adaptación RV

Titulares