1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Enfermeras militares comenzarán a trabajar en el hospital de Edmonton

Un militar con un brazalete médico.

El ejército canadiense envió a miembros de su personal médico como refuerzo a Alberta para enfrentar el Covid-19.

Foto: La Presse canadienne / Paul Chiasson

RCI

Un contingente de enfermeras militares canadienses empezará a trabajar en el Hospital Royal Alexandra de Edmonton para ayudar a aliviar la presión en una unidad de cuidados intensivos sobrecargada de pacientes con Covid-19, en su mayoría personas que optaron por no vacunarse.

Las Fuerzas Armadas canadienses informaron que ocho oficiales de enfermería especializadas en cuidados críticos provenientes de Ontario y Nueva Escocia empezarán a hacer turnos en el hospital del centro de la ciudad a partir de este 6 de octubre.

Está previsto que lleven a cabo una formación de integración con [los Servicios de Salud de Alberta] la mañana del 6 de octubre y que, una vez finalizada esa etapa, comiencen los turnos esa misma tarde, dice un comunicado de las Fuerzas Armadas canadienses.

El apoyo del ejército se mantendrá hasta finales de octubre.

El gobierno conservador de Alberta solicitó la ayuda del gobierno federal el 21 de septiembre, al día siguiente de las elecciones federales en Canadá, debido al aumento de los casos de Covid-19, las hospitalizaciones y los ingresos en cuidados intensivos.

Una oficial superior de enfermería especializada en cuidados intensivos fue la primera en ser desplegada en la provincia el lunes para ayudar a las autoridades de salud a determinar dónde y cómo se integrarán las demás oficiales de enfermería en el sistema sanitario.

Alberta también está trabajando en un acuerdo con la provincia de Terranova y Labrador, que también ha ofrecido enviar un equipo médico.

La Cruz Roja también tiene previsto enviar a Alberta hasta 20 profesionales médicos, algunos con experiencia en unidades de cuidados intensivos.

Un empleado del personal médico con bata y mascarilla N95 cambia las bolsas de líquido intravenoso en un hospital de Alberta.

Alberta solicitó asistencia del ejército canadiense el mes pasado cuando aumentaron los casos de Covid-19, las hospitalizaciones y las admisiones en cuidados intensivos en la provincia.

Foto:  CBC / Evan Mitsui

Las autoridades sanitarias de Alberta siguen esforzándose por encontrar espacio en las unidades de cuidados intensivos para atender a los pacientes en estado crítico, en un intento de evitar la sombría perspectiva de racionar la atención médica.

Alberta informó que el 5 de octubre se registraron 663 nuevos casos de Covid-19 y de 26 muertes adicionales. Este martes había 1.094 pacientes hospitalizados con la enfermedad, incluyendo 252 en cuidados intensivos.

Al 5 de octubre, la capacidad de las unidades de cuidados intensivos estaba ocupada en un 82%. Sin el uso de camas adicionales, la capacidad de estas unidades en Alberta estaría saturada en un 177%, dijo el Departamento de Salud de Alberta.

Este 6 de octubre también entrarán en vigor nuevas medidas para reducir la propagación del Covid-19 en Alberta, incluyendo la reducción de 200 a 20 el número de personas que pueden congregarse en una reunión al aire libre y la reanudación de la notificación pública de las escuelas con al menos dos infecciones detectadas.

Durante una conferencia de prensa este martes, el primer ministro de Alberta, Jason Kenney, también anunció que los albertenses de 75 años o más y los indígenas, los inuit y los metis de 65 años o más ya pueden reservar una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Fuente: CBC / RCI / Adaptación RV

Titulares