1. Página de inicio
  2. Política
  3. Indígenas

Partidos de oposición en Quebec piden que se reconozca el racismo sistémico

François Legault

El primer ministro de la provincia de Quebec, François Legault, también rechazó declarar feriado el Día Nacional de la Verdad y la Reconciliación, el 30 de septiembre en homenaje a los miles de niños indígenas muertos en las escuelas residenciales, con el argumento de que "necesitamos más productividad en Quebec".

Foto: Radio-Canada / Sylvain Roy Roussel

RCI

Los partidos de la oposición en la provincia de Quebec reaccionaron al informe de la magistrada forense Géhane Kamel, publicado este 1 de octubre, un año después de la muerte de la indígena atikamekw Joyce Echaquan.

Gabriel Nadeau-Dubois, del partido Quebec Solidario, y Dominique Anglade, del Partido Liberal, instaron al gobierno de la provincia a reconocer la existencia del racismo sistémico, algo que el primer ministro François Legault se niega a hacer.

En una rueda de prensa a las puertas de la legislatura provincial, Nadeau-Dubois dijo que Legault debería escuchar a la familia de Joyce Echaquan, escuchar a las naciones indígenas de Quebec, escuchar a la magistrada forense; todas estas personas están diciendo lo mismo, que no se puede resolver un problema si primero no se lo reconoce como tal.

Creo que Quebec necesita un primer ministro que escuche… que sepa reconocer cuando se equivoca, Quebec necesita un primer ministro que vaya más allá de sus reticencias personales para [permitir] el progreso.
Una cita de Gabriel Nadeau-Dubois, líder parlamentario de Quebec Solidario.

Tras la declaración de Legault el 30 de septiembre en la que afirmó que no es necesario hacer de esa fecha, el Día de la Verdad y la Reconciliación, un día feriado en Quebec, y que más bien hay que aumentar la productividad, Nadeau-Dubois respondió que el primer ministro de a la provincia debe demostrar más compasión hacia los pueblos indígenas que dicen ‘necesitamos que se reconozcan nuestras experiencias para poder avanzar en el camino de la curación y la justicia’.

Nadeau-Dubois también consideró que un día feriado adicional permitirá un mejor equilibrio entre el trabajo y la familia, señalando que Ontario ofrece nueve días feriados a sus residentes, frente a ocho en Quebec.

Las palabras son importantes

La líder de los liberales en Quebec, Dominique Anglade, considera que si no reconocemos que los prejuicios tienen un impacto, particularmente en las comunidades indígenas, no podremos avanzar. Ella sostiene que las palabras son importantes.

Tanto Quebec Solidario como el Partido Liberal de Quebec quieren que se reconozca la existencia del racismo sistémico contra los indígenas en la provincia de Quebec.

Los partidos Coalición por el Futuro de Quebec, de derecha y actualmente en el poder, junto al Partido Quebequense, una formación nacionalista que busca la separación de Canadá, se oponen a ese reconocimiento.

Dominique Anglade, líder del Partido Liberal de Quebec.

Dominique Anglade, líder del Partido Liberal de Quebec.

Foto: La Presse canadienne / Jacques Boissinot

El gobierno prefiere esperar antes de responder

El gobierno de la provincia dijo que prefiere leer el contenido del informe antes de reaccionar. El primer ministro François Legault y el ministro responsable de Asuntos Indígenas, Ian Lafrenière, no hablaron del tema el viernes.

El ministro de Salud, Christian Dubé, también se ha reservado para más adelante sus comentarios sobre el informe de la magistrada forense Gehane Kamel. Déjeme leer todo el informe antes de responder, dijo a la prensa.

Sin embargo, Dubé dijo que el gobierno ha hecho mucho, sobre todo en la región de Joliette, mencionando la formación del personal.

Más locuaz, la ministra de Seguridad Pública, Geneviève Guilbault, también prefirió esperar leer el informe de la forense sobre la muerte de Joyce Echaquan antes de comentar.

En una rueda de prensa ella repitió la posición del gobierno sobre el racismo sistémico. Nuestra posición es que hay que luchar contra el racismo con acciones concretas. Queremos tomar medidas que tengan un impacto positivo en los problemas, dijo Guilbault.

Ella dijo que espera que todos los miembros de las comunidades indígenas y las naciones inuit tengan el derecho a recibir una atención sanitaria y unos servicios sociales dignos, equitativos y libres de discriminación.

El líder parlamentario de Quebec Solidario, Gabriel Nadeau-Dubois, durante un debate en la legislatura de la provincia de Quebec.

El líder parlamentario de Quebec Solidario, Gabriel Nadeau-Dubois, durante un debate en la legislatura de la provincia de Quebec.

Foto: La Presse canadienne / Jacques Boissinot

Guilbault añadió que el gobierno de Quebec está luchando y tomando medidas concretas para evitar que cosas como esa [la muerte de Echaquan], que son inaceptables, vuelvan a ocurrir.

Sin reconocer el racismo sistémico, la ministra Guilbault habló de los puentes que hay que tender entre las comunidades, pero que entre ellas se levantan muros que hay que derribar mediante un verdadero acercamiento. Ella insistió en que esto debía hacerse con las comunidades. No nos corresponde a nosotros, como gobierno, decidir por ellos lo que debe hacerse primero.

Guilbault concluyó deseando que los gestos de acercamiento de la provincia de Quebec con los pueblos indígenas se hagan de manera respetuosa, de nación a nación.

Por su parte, el jefe de la Asamblea de Primeras Naciones de Quebec y Labrador (AFNQL), Ghislain Picard, no ocultó su irritación por la negación de parte del gobierno de François Legault de la existencia del racismo sistémico en Quebec.

Fuente: Radio-Canada / RCI / Adaptación RV

Titulares