1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Inmigración

Presentan cargos en Ontario por la muerte de un trabajador migrante

Un trabajador migrante mexicano.

El trabajador migrante mexicano Juan López Chaparro falleció el 20 de junio de 2020, tras contraer el Covid-19 en la granja del Grupo Scotlynn donde trabajaba.

Foto: Fournie par la famille Chaparro

RCI

Una granja en la provincia de Ontario, donde un brote de Covid-19 enfermó a más de 200 trabajadores el año pasado y dejó un muerto, enfrenta ahora 20 cargos de acusación tras una inspección del Ministerio de Trabajo de Ontario.

Los cargos presentados ante una Corte de Justicia de Ontario, en aplicación de la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo, indican que la empresa Scotlynn Sweetpac Growers Inc. y su propietario, Scott Biddle, no tomaron todas las precauciones razonables para proteger a los trabajadores de una infección por Covid-19 en una granja de hortalizas de Vittoria, situada a unos 75 kilómetros al sur de Hamilton.

Decenas de trabajadores en aquel lugar dieron positivo en ese brote de la pandemia ocurrido en la primavera de 2020.

Juan López Chaparro, un trabajador migrante mexicano de 55 años, murió en junio de ese año después de trabajar en esa granja.

Según la Alianza de Trabajadores Migrantes por el Cambio, esta es la primera vez que se presentan cargos contra un empleador de Ontario tras la muerte de un trabajador vinculada a un brote del Covid-19.

Los cargos, que aún no han sido probados en los tribunales, indican que la granja y su propietario no protegieron suficientemente a los trabajadores ya que no se les informó sobre la necesidad de llevar mascarillas.

Los trabajadores tampoco tenían acceso a instalaciones para lavarse las manos, no se limpiaban las superficies, y aquellos trabajadores con riesgo de transmitir el virus, así como los que mostraban síntomas, no recibieron información sobre cómo aislarse.

Al igual que otros miles de trabajadores migrantes que llegan a Ontario cada año, Juan López Chaparro se encontraba en Canadá como parte del Programa Federal de Trabajadores Agrícolas Temporales, que permite a los dueños de granjas contratar trabajadores extranjeros temporales.

Un trabajador migrante lee un documento ante un micrófono.

Luis Gabriel Flores Flores, trabajador migrante que fue despedido por denunciar las condiciones de trabajo en la granja donde trabajaba.

Foto: Radio-Canada / Julia Kosak

Otro empleado de Scotlynn Sweetpac Growers Inc, Luis Gabriel Flores, quien compartía la misma habitación con Juan López Chaparro, también contrajo el Covid-19.

Flores, que fue despedido por hablar con la prensa, informó que las condiciones de vida y trabajo en esa granja eran horribles y que fue maltratado por su antiguo empleador.

La Comisión de Relaciones Laborales de Ontario condenó a la empresa a pagar a Luis Gabriel Flores 20.000 dólares por salarios perdidos y 5.000 dólares en concepto de daños y perjuicios.

En Canadá, los trabajadores migrantes suelen vivir en dormitorios comunes, con cocinas y baños también compartidos, que son condiciones peligrosas en caso de pandemia.

Los defensores de los trabajadores migrantes dicen que las familias de estos trabajadores dependen del dinero que ganan en Canadá, y muchos de ellos no denuncian sus condiciones de trabajo por miedo a perder sus empleos.

Karen Cocq, organizadora de la Alianza de Trabajadores Migrantes por el Cambio, afirmó que esas acusaciones debían haber sido presentadas mucho antes y no un año después de la muerte de Chaparro.

Este retraso significa que los sistemas que tenemos ahora, que se supone que deben hacer cumplir las leyes y proteger a los trabajadores, claramente no están funcionando, afirmó ella.

Según la Ley de Salud y Seguridad en el Trabajo, las posibles sanciones para los empleadores que infrinjan sus normas van desde la prisión de un año hasta multas que pueden llegar al millón y medio de dólares.

Fuente: CBC / Radio-Canada / A. Lupton / RCI /Adaptación RV

Titulares