1. Página de inicio
  2. Internacional
  3. Política internacional

Después de casi tres años de cárcel en China, dos canadienses regresan a casa

Michael Kovrig y Michael Spavor.

Michael Kovrig, a la izquierda, y Michael Spavor, a la derecha, fueron detenidos por China, acusados de espionaje y juzgados a puerta cerrada. Ambos fueron liberados este viernes 24 de septiembre y se encuentran volando a casa.

Foto: The Canadian Press, The Associated Press

RCI

Los ciudadanos canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig están regresando a Canadá tras casi tres años de detención en China, anunció este viernes por la noche el primer ministro Justin Trudeau.

Estos dos hombres han pasado por un calvario increíblemente difícil, dijo Trudeau en Ottawa. Durante los últimos 1.000 días, han demostrado fuerza, perseverancia, resistencia y gracia.

Spavor y Kovrig subieron a un avión rumbo a casa alrededor de las 7:30 p.m., hora del este, dijo Trudeau. Les acompaña Dominic Barton, embajador de Canadá en China.

Los dos canadienses fueron detenidos en lo que se considera un acto de represalia después de que Meng Wanzhou, ejecutiva del gigante tecnológico chino Huawei, fuera arrestada en Vancouver el 1 de diciembre de 2018, a petición del gobierno de Estados Unidos.

Meng llegó a un acuerdo de juicio diferido con el gobierno de Estados Unidos más temprano este viernes 24 de septiembre, lo que desencadenó una rápida serie de eventos en los que su caso de extradición fue abandonado por una Corte de Columbia Británica y concluyó con su salida del aeropuerto de Vancouver, también alrededor de las 7:30 p.m.

El gobierno de China insistió durante toda la saga legal que Spavor y Kovrig fueron detenidos por motivos legítimos, pero las circunstancias de su liberación seguramente reforzará el argumento de Ottawa de que los dos hombres fueron detenidos arbitrariamente.

Trudeau eludió preguntas sobre el significado de estos eventos en la tensa relación entre Canadá y China. Tampoco respondió exactamente cómo se produjo esta liberación.

Habrá tiempo para el análisis y la reflexión en los próximos días y semanas, pero el hecho es que sé que los canadienses estarán increíblemente contentos de saber que ahora mismo, este viernes por la noche, Michael Kovrig y Michael Spavor están en un avión de regreso a casa.
Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.
Justin Trudeau, sonriendo, tras el anuncio de la liberación de los dos Michaels.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo que Michael Kovrig y Michael Spavor estaban de regreso a Canadá.

Foto: La Presse canadienne / Justin Tang

La sincronía muestra la relación entre los casos

Spavor, un empresario que trabajó en Corea del Norte y China, fue declarado culpable de espionaje y condenado a 11 años de prisión y a su extradición por un tribunal chino en agosto.

El juicio de Kovrig, quien fue diplomático, concluyó en marzo, pero aún no había sido condenado.

Ambos hombres fueron detenidos inicialmente el 10 de diciembre de 2018, diez días después de la detención de Meng Wanzhou en Vancouver.

Colin Robertson, quien fue diplomático canadiense durante más de 30 años, dijo que hasta ahora China decía que no había ningún vínculo entre ambos casos, pero al poner a los canadienses en un avión esta noche, ha reconocido claramente que se trataba de una toma de rehenes.

Me recuerda a los intercambios de espías que se hacían en la Guerra Fría.
Colin Robertson, ex diplomático canadiense.

Robertson especuló con la posibilidad de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien está dirigiendo cada vez más su atención a China, haya ayudado a negociar el acuerdo durante una reciente llamada telefónica con el presidente chino Xi Jinping.

Este viernes se le preguntó a Justin Trudeau si había hablado con Xi antes de la liberación de los canadienses detenidos pero el Primer Ministro dijo que fueron los diplomáticos canadienses los que llevaron adelante el trabajo.

[Estoy] bastante sorprendida, debo decir, porque China ha estado diciendo durante los últimos meses que los casos no estaban relacionados, dijo Margaret McCuaig-Johnston, miembro de la junta consultiva del Foro Canadá-China. Por supuesto, todos sabíamos que lo estaban, y todo esto es la prueba de que lo estaban, añadió.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony J. Blinken, dijo en un comunicado que su gobierno celebra el regreso de Spavor y Kovrig después de más de dos años y medio de detención arbitraria.

Meng Wanzhou habla a la prensa.

Meng Wanzhou habla con la prensa tras el fin de su detención domiciliaria en Vancouver este viernes 24 de septiembre.

Foto: Radio-Canada / Ben Nelms

Meng Wanzhou llega a un acuerdo de procesamiento diferido

Como parte de su acuerdo con los fiscales estadounidenses, Meng Wanzhou se declaró este viernes ante una corte estadounidense no culpable de múltiples cargos de fraude presentados en su contra.

La directora financiera de Huawei presentó su declaración durante una comparecencia virtual ante una corte de Nueva York. Ella fue acusada de fraude bancario, fraude electrónico y conspiración para cometer fraude bancario y electrónico hace más de dos años y medio.

La declaración acordada de los hechos en la comparecencia de este viernes 24 de septiembre ante el tribunal estadounidense dice que Meng Wanzhou dijo a una institución financiera global que una empresa que operaba en Irán, violando las sanciones impuestas unilateralmente por Estados Unidos contra Teheran, era un socio local de Huawei cuando en realidad era una filial del gigante chino de las telecomunicaciones.

David Kessler, un abogado de la Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, dijo al tribunal que el acuerdo de enjuiciamiento diferido durará cuatro años, desde el momento de la detención de Meng Wanzhou el 1 de diciembre de 2018 hasta el 1 de diciembre de 2022.

La batalla legal de Meng Wanzhou en Canadá se desarrolló en marcado contraste con los procesos de Spavor y Kovrig en China, que los funcionarios canadienses criticaron permanentemente por su falta de transparencia.

Otro aspecto fue que la ejecutiva china pudo vivir su arresto domiciliario en una multimillonaria casa en Vancouver mientras batallaba contra su extradición. En cambio, Spavor y Kovrig permanecieron en prisiones chinas durante el mismo periodo.

Meng Wanzhou leyó una declaración preparada, después de lo que probablemente será su última comparecencia en una Corte de Columbia Británica, en la que agradeció al gobierno canadiense por defender el estado de derecho.

Fuente: CBC / RCI / Adaptación RV

Titulares