1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Salud pública

Quebec hace ilegal las protestas frente a escuelas, hospitales y centros de vacunación

Agitadores antivacuna congregados frente a una escuela en Montreal.

Agitadores antivacuna congregados frente a una escuela en Montreal.

Foto: Hala Mehio

RCI

El gobierno de la provincia de Quebec aprobó este 23 de septiembre una ley que hace ilegal protestar dentro de un radio de 50 metros de distancia de escuelas, guarderías, hospitales, clínicas médicas, clínicas móviles, centros de vacunación y centros de detección del Covid-19.

La Ley 105, presentada el jueves por la mañana y aprobada esa misma noche, también hace ilegal organizar o incitar a una persona a organizar protestas en esos lugares.

Aquellos que participen en este tipo de protestas o ayuden a organizarlas serán sancionados con multas de 1.000 a 6.000 dólares. Esas multas se duplican para quien amenace o intimide a una persona que vaya, intente acceder o salga de este tipo de instalaciones.

La ley también permite que un juez del Tribunal Superior conceda una orden judicial para impedir que se lleve a cabo una protesta como las que protagonizan los agitadores antivacuna o que alguien la organice.

La nueva ley no impide a los trabajadores de salud o al personal de las escuelas protestar por las condiciones laborales en sus lugares de trabajo.

El partido en el poder en la provincia, la Coalición por el Futuro de Quebec, dijo que la ley es una respuesta a las recientes manifestaciones contra la vacunación para frenar el Covid-19 que se llevaron a cabo frente a escuelas y hospitales.

El proyecto de ley fue presentado en la Asamblea Nacional por Geneviève Guilbault, la ministra de Seguridad Pública de la provincia.

El miércoles, el primer ministro provincial, François Legault, dijo que esa legislación era necesaria, añadiendo que su paciencia con los manifestantes había llegado a su límite. También instó a los partidos de la oposición a apoyarla para que se apruebe rápidamente.

Estamos tomando medidas para proteger a nuestros niños, proteger a nuestras enfermeras y a nuestros pacientes. Lo importante es que aprobemos esta ley hoy, dijo el primer ministro el 23 de septiembre.

Una persona en Canadá sostiene un cartel contra el pasaporte de vacunas, haciendo referencia al nazismo.

Una persona en Canadá sostiene un cartel contra el pasaporte de vacunas, haciendo referencia al nazismo.

Foto: Radio-Canada / Axel Tardieu

La nueva ley se aplicará durante 30 días y podrá ser renovada

Todos los partidos en la legislatura de Quebec acordaron acelerar esa propuesta de ley. Los diputados tuvieron pocas horas para estudiarla y proponer enmiendas.

No estamos en contra de que la gente se manifieste. Estamos en contra de que la gente intimide y lleve a cabo manifestaciones delante de niños y en lugares peligrosos para las personas afectadas, dijo Dominique Anglade, líder del Partido Liberal de Quebec.

Manon Massé, coportavoz del Partido Quebec Solidario, dijo que es importante proteger a los niños y a los trabajadores de la salud, respetando al mismo tiempo el derecho de la gente a protestar.

Es importante que la ley establezca medidas excepcionales, temporales y específicas, dijo Massé.

La ley se aplicará durante un periodo de 30 días, una enmienda que fue sugerida por Claire Samson, quien es la única diputada del Partido Conservador de Quebec en la legislatura.

Sin embargo, existe una disposición que le permite al gobierno renovar el periodo de aplicación de la ley de 30 días. La ley dejará de aplicarse cuando se declare el fin del estado de emergencia de la salud pública en la provincia.

Ese estado de emergencia se encuentra en vigor desde el 13 de marzo de 2020, dos días después de la declaratoria de pandemia mundial por parte de la OMS.

La Ley 105 va más allá de las leyes provinciales existentes que impiden que la gente bloquee el acceso a las escuelas, hospitales y clínicas.

En 2016, Quebec también estableció una ley que prohíbe las protestas a menos de 50 metros de las clínicas de aborto.

Un abogado dice que el proyecto de ley viola la carta de derechos y libertades

Antes de su aprobación, el abogado de derechos humanos de Montreal, Julius Grey, dijo que la ley propuesta es una violación de la Carta de Derechos y Libertades de Canadá. También añadió que es una ley innecesaria porque ya existe una prohibición de reuniones ilegales.

Eso significa que el derecho a la manifestación puede ser suspendido cuando esta se vuelve violenta, demasiado ruidosa o es contraria a las ordenanzas municipales. Los sindicatos ya llevan a cabo regularmente manifestaciones frente a hospitales y escuelas, dijo el abogado Grey. El derecho a manifestarse es un derecho fundamental. Por supuesto, se puede regular, añadió.

Prohibir las manifestaciones a menos de 10 metros de una puerta o que los manifestantes se dirijan hacia estudiantes individualmente sería más razonable, pero limitar las protestas a 50 metros de distancia de las escuelas, por ejemplo, parece un esfuerzo por impedir que el mensaje antivacuna llegue a los estudiantes, dijo Grey.

No creo que el papel del gobierno sea bloquear el mensaje, dijo Grey.

Fuente: CBC / Radio-Canada / A. nerestant / C. Sennay / RCI / Adaptación RV

Titulares