1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Naturaleza y animales

Los osos negros requieren espacio personal para prepararse a hibernar

Un oso negro camina junto a unos contenedores sin cerrar en Port Moody.

El problema que se produce cuando un oso logra acceso a la basura es que a veces puede entrar en las casas, según el Servicio de Conservación de Okanagan, en Columbia Británica.

Foto: Radio-Canada / Curt Petrovich

RCI

Los conservacionistas de osos de la costa norte de Vancouver han vuelto a pedir a la población que deje mucho espacio a los osos negros mientras estas bestias se alimentan de lo que pueden en preparación a la hibernación.

Luci Cadman, directora de la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte, dijo que esta es una época del año muy delicada para estos plantígrados.

Pedimos a la gente que respete el espacio personal de nuestros osos, dijo Cadman en una entrevista con el difusor público canadiense CBC.

Entendemos que a mucha gente le encanta ver a nuestra fauna silvestre moviéndose por la comunidad, pero debemos respetar su espacio personal porque muy a menudo hay signos sutiles de estrés que se malinterpretan como comportamiento agresivo.
Luci Cadman, directora de la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte.

Normalmente, los osos negros de la zona se alimentan de salmón, bayas, semillas, frutos secos e insectos durante los meses de otoño.

Pero este año, tras un duro verano en el que la ola de calor de junio destruyó algunas de las fuentes naturales de alimento, los osos enfrentan este otoño el desafío adicional de encontrar suficiente comida como para engordar antes de que comience su largo sueño invernal.

En otro lugar de la provincia de Columbia Británica, la municipalidad de Whistler decidió cerrar los senderos de caminata a principios de este mes para permitir que los osos pardos de la zona tengan el tiempo suficiente, y sin ser interrumpidos, para prepararse para la hibernación.

Un oso negro se introdujo en una tienda de la Primera Nación de Neskantaga.

Un oso negro se introdujo en una tienda de la Primera Nación de Neskantaga.

Foto: Facebook/Larry Blake

Cadman afirmó que a su grupo le preocupa que los osos se sientan atraídos por el olor de los alimentos no naturales provenientes de la ciudad.

La basura y los productos orgánicos son los que más atraen a los osos, y cuando ellos encuentran este tipo de fuentes de alimento, van a comer absolutamente cualquier cosa que huela bien para ellos. Los osos se comerán el plástico, el papel de aluminio, de modo que sus cuerpos se llenarán de este horrible plástico que ciertamente no es bueno para ellos.
Luci Cadman, directora de la Sociedad del Oso Negro de la Costa Norte.

Además de dar amplio espacio a los osos, los residentes deben procurar deshacerse de la basura de forma adecuada y tener cuidado o eliminar otros elementos que puedan atraer a estos grandes animales, como la fruta caída de los árboles frutales, los comederos de pájaros y otras fuentes de alimento.

Haga más ruido y lleve a sus perros con correa

Cadman recomienda a la población que si va de excursión o en bicicleta por los extensos sistemas de senderos de la Costa Norte de Vancouver, lo que tiene que hacer es hablar en voz alta para que los osos sepan que deben evitarle.

Para reducir el riesgo de chocar con un oso a corta distancia, es conveniente hacer ruido con la voz. Las campanas para osos no son eficaces. No te identifican como humano y el sonido es silencioso y no llega muy lejos, dijo.

Es importante hacer más ruido de lo normal, ya que los osos están muy concentrados en alimentarse en esta época del año.

Los perros, añadió Cadman, deben ir atados con correa para evitar problemas.

Los osos y los perros no se llevan bien. Hemos visto situaciones en la costa norte en las que una madre y sus cachorros estaban pescando cuando la presencia de perros sin correa obligó al osezno a soltar el pescado y huir de la madre. Esto afecta el valioso tiempo de enseñanza, afirmó Cadman.

Aunque ella no tiene una estimación exacta del número de osos negros que viven en la costa norte, Cadman explicó que en la provincia de Columbia Británica viven entre 120.000 y 150.000 osos negros.

Fuente. CBC / RCI / Adaptación RV

Titulares