1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política provincial

En Alberta Jason Kenney sobrevive políticamente tras una reunión de su partido

Jason Kenney celebra el fin de las restricciones en Alberta el 1 de julio.

En julio el primer ministro de la provincia de Alberta, Jason Kenney, levantó las medidas de protección de la salud pública frente al Covid-19.

Foto: La Presse canadienne / Larry MacDougal

RCI

El primer ministro de la provincia de Alberta, Jason Kenney, se enfrentó este 22 de septiembre a una revuelta de su bancada, ya que varias facciones de su Partido Conservador Unido (PCU) se unieron en oposición a su liderazgo, pero un ajuste de cuentas fue pospuesto para otro momento.

Se esperaba que se llame a un voto para saber si Kenney tiene todavía la confianza de su partido. El diputado Searle Turton dijo que no hubo tal votación en la reunión.

Dave Prisco, director de comunicaciones del PCU, dijo que Kenney pidió que la asamblea general del partido programada para el 2022 se lleve a cabo en la primavera y que la revisión de su liderazgo también se lleve a cabo en ese momento. Prisco dijo que el partido está trabajando para confirmar una fecha y un lugar.

Ryan Becker, presidente del PCU, dijo en una carta a los presidentes de las asociaciones de circunscripción de ese partido que habló con Kenney y que el primer ministro pidió el cambio para tratar cualquier problema de liderazgo con suficiente antelación a las próximas elecciones.

Todos somos conscientes de que las recientes decisiones del gobierno en respuesta a la cuarta ola de la pandemia del Covid-19 han provocado cólera y frustración entre algunos miembros del partido y que existe un creciente deseo de llevar a cabo una revisión del liderazgo.
Ryan Becker, presidente del PCU.

De fuentes con conocimiento de la reunión se supo que algunos miembros del PCU en la legislatura provincial presentaron en ese encuentro una moción cuestionando el liderazgo de Kenney, pero que luego la retiraron.

Turton dijo que la discusión se centró en el manejo de la crisis del Covid-19 llevado a cabo por el gobierno conservador de Alberta.

Obviamente, se trata de un grupo de parlamentarios provinciales brutos y golpeadores, pero para eso están las reuniones de partido, para tener esas conversaciones francas, y estoy agradecido de que hayamos tenido la capacidad de hacerlo, dijo Becker.

La mayoría de los miembros del comité pudo pronunciarse y, como dije, nuestro enfoque es la provincia, el Covid-19, asegurarnos que las familias y las comunidades estén protegidas, dijo Becker, añadiendo que los miembros salieron más unidos de la reunión que cuando entraron al cónclave este miércoles.

Entra de emergencias en un hospital en Alberta.

Las unidades de cuidados intensivos en los hospitales de la provincia de Alberta se encuentran ocupadas al 87% de su capacidad de atención a los pacientes del Covid-19, quienes son en su mayoría personas que optaron por no vacunarse.

Foto: La Presse canadienne / Jeff McIntosh

Pedidos de dimisión

Jason Kenney enfrenta a amenazas abiertas a su liderazgo dentro del PCU, con miembros de su partido en la legislatura provincial y el vicepresidente de política, Joel Mullan, pidiendo abiertamente su renuncia.

Algunos miembros de su partido están enfadados porque Kenney estableció en Alberta los pasaportes de vacunación en un esfuerzo para frenar los estragos de la cuarta ola del Covid-19, mientras que otros dicen que el gobierno esperó demasiado para tomar medidas.

Alberta tiene por un amplio margen el mayor número de casos activos de Covid-19 en el país, con sus hospitales y unidades de cuidados intensivos sometidas a una presión insostenible.

Los Servicios de Salud de Alberta informaron el miércoles de que las unidades de cuidados intensivos de la provincia están al 87% de su capacidad, incluidas las camas adicionales. El triaje de la atención, que significa que los médicos tendrán que elegir a qué paciente se le salva la vida y a cuál no, comenzará a aplicarse cuando la ocupación de las camas en cuidados intensivos alcance el 90% de su capacidad.

La reunión del miércoles se produce un día después de que el ministro de Salud de Alberta, Tyler Shandro, tuvo que renunciar al cargo e intercambiar de puesto con Jason Copping, fungiendo ahora como ministro de Trabajo e Inmigración.

Los críticos dijeron que ese cambio de roles era un intento del primer ministro Kenney de desviar las críticas mientras se acumulaban las amenazas contra él.

Las circunscripciones consideran adelantar la revisión del liderazgo de Kenney

Antes de la reunión del comité del partido del miércoles, algunas asociaciones de circunscripción del PCU estaban considerando la posibilidad de aprobar mociones para adelantar la fecha para la revisión del liderazgo de Kenney, según informaciones en los medios de comunicación.

En declaraciones al difusor público canadiense CBC en Calgary el 22 de septiembre, el vicepresidente de política, Joel Mullan dijo que el PCU seguía siendo un partido de base y que esperaba que cualquier decisión sobre la revisión del liderazgo sea dejada en manos de las circunscripciones en lugar de que fuera impuesta por el comité del partido.

A pesar de las controversias y los conflictos, Turton dijo que la reunión del comité del partido fue productiva.

Fuente: CBC / D. Anderson / E. von Scheel / RCI / Adaptación RV

Titulares