1. Página de inicio
  2. Justicia
  3. Salud pública

Quebec busca proteger escuelas y hospitales de los agitadores antivacunas

Manifestación de activistas antivacunas con pancartas.

Una manifestación en Quebec contra la vacunación.

Foto: Radio-Canada

RCI

En Canadá, el gobierno de la provincia francófona de Quebec quiere prohibir todas las manifestaciones de los agitadores antivacunas al interior de un radio de 50 metros de las guarderías, las escuelas primarias y secundarias, los establecimientos de salud, las clínicas de vacunación y los centros de detección del Covid-19.

Con esta intención, la ministra de Seguridad Pública de la provincia, Geneviève Guilbault presentó este 23 de septiembre el proyecto de ley 105 ante la legislatura de Quebec.

Esta legislación, que el gobierno del primer ministro provincial François Legault pretende hacer aprobar mediante un procedimiento acelerado, especifica que los manifestantes sólo podrán estar al exterior de un anillo de 50 metros de distancia de los establecimientos, y no podrán acercarse a una puerta de entrada.

El proyecto de ley prevé multas de entre 1.000 a 6.000 dólares para los manifestantes, pero también serán sancionados quienes organicen o inciten a este tipo de manifestaciones, dijo la ministra de Seguridad Pública.

Todo aquel que amenace o intimide a una persona al entrar o salir de uno de los lugares contemplados en el proyecto de ley también será castigado con una multa de 2.000 a 12.000 dólares.

Un grupo de agitadores antivacunas se congregó el 21 de septiembre frente a una escuela en Montreal.

Un grupo de agitadores antivacunas se congregó el 21 de septiembre frente a una escuela en Montreal.

Foto: Hala Mehio

Un juez de la Corte Superior de Quebec también podrá conceder una orden judicial para impedir cualquier manifestación de este tipo.

Tal y como fue presentado, el proyecto de ley establece que estas prohibiciones se mantendrán hasta que Quebec levante el estado de emergencia sanitaria en el que se encuentra la provincia desde el inicio de la pandemia del Covid-19 en marzo de 2020.

El primer ministro Legault también dijo que la ley sólo se aplicará durante 30 días, tal y como lo había exigido la única diputada conservadora en el Parlamento, Claire Samson.

Legault no dijo si este periodo de 30 días podría ser renovable.

Estamos abiertos a hacer ajustes si es necesario, incluso a aplicar la ley durante 30 días. Lo importante es que la adoptemos hoy. Creo que nuestros niños, nuestras enfermeras y nuestros pacientes se lo merecen, dijo François Legault.

Fuente: Radio-Canada / F. Messier / RCI / Adaptación RV

Titulares