1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

En Canadá 172 empleados de hospital son suspendidos sin sueldo por no vacunarse

Una enfermera inyecta una dosis contra el Covid-19 en Ontario.

Una enfermera inyecta una dosis contra el Covid-19 en Ontario.

Foto: La Presse canadienne / Frank Gunn

RCI

Unos 172 empleados de los hospitales en la ciudad de Windsor, Ontario, han sido suspendidos sin sueldo por no haberse vacunado contra el Covid-19 en los plazos establecidos por sus empleadores.

El Hospital Regional de Windsor (WRH) y el Hôtel-Dieu Grace Healthcare (HDGH) establecieron con anticipación normas que obligan a que, a partir del miércoles 22 de septiembre, todo el personal y los médicos deben haber recibido al menos una dosis de la vacuna para poder seguir trabajando, a menos que proporcionen una exención aprobada.

El WRH confirmó en un comunicado de prensa que el 96% de sus empleados está totalmente vacunado, pero hasta el miércoles unos 140 empleados, más siete miembros del personal profesional, no habían cumplido con la orden de vacunación, de los cuales 84 son considerados como personal clínico.

Los empleados que no cumplieron con la exigencia de la vacunación se encuentran ahora de baja sin goce de sueldo durante dos semanas.

Un funcionario del HDGH confirmó que el hospital tiene una tasa de vacunación del 96%. Sin embargo, este miércoles por la mañana unos 32 empleados fueron suspendidos sin sueldo.

El director general del WRH dijo que la decisión se tomó con la intención de priorizar la salud y el bienestar de los pacientes, la comunidad y los demás empleados.

Estamos muy satisfechos de que 3.398 de nuestros empleados, es decir, el 96% del personal, haya recibido las dos dosis de vacunas o siga las normas establecidas, dijo David Musyj durante una reunión informativa con los medios de comunicación este miércoles.

A pesar de la escasez de personal, Musyj dijo que el hospital está preparado para seguir funcionando.Podremos arreglárnoslas sin ellos, espero, dijo.

Tal y como están las cosas ahora, si siguen con nosotros, el riesgo que representan [los empleados no vacunados] es demasiado alto dadas las estadísticas y dado el tipo de población a la que atiende el Hospital Regional de Windsor.
David Musyj, director del Hospital Regional de Windsor.
David Musyj, director del Hospital Regional de Windsor.

David Musyj, director del Hospital Regional de Windsor, sostiene que la medida es necesaria para proteger la salud de los demás pacientes y personal médico.

Foto: CBC/Alex Brockman

Karen Riddell, jefa de enfermería del WRH, dice que su equipo lleva meses trabajando en planes de contingencia de personal y ha podido aumentar su capacidad.

Durante la primera oleada de la pandemia, al no tener acceso a la vacuna, vimos un impacto significativo en nuestro personal y en nuestra capacidad de camas debido a los brotes, dijo Riddell.

Esos brotes se produjeron realmente porque no teníamos las herramientas que tenemos ahora, incluida la vacuna para ayudar a prevenir la transmisión, añadió Riddell, señalando que espera que más empleados decidan vacunarse contra la pandemia.

Mientras tanto, los empleados suspendidos en el HDGH tienen hasta el 6 de octubre para recibir la primera dosis de la vacuna. De lo contrario, se enfrentan a la posibilidad de un despido con causa, según un representante de la administración del hospital.

El personal de WRH tiene hasta el 7 de octubre para hacer lo mismo, o enfrentarse al despido o a la suspensión de sus privilegios.

Los hospitales de Erie St. Clair acuerdan la misma política

Las cinco organizaciones hospitalarias de Erie St Clair, en el suroeste de Ontario, incluyendo Bluewater Heath en Sarnia, la Chatham-Kent Health Alliance y Erie Shores Healthcare en Leamington, acordaron la misma política.

Sin embargo, cada hospital fijó su propio plazo para la política de vacunación.

Hasta este 22 de septiembre, la Alianza Sanitaria de Chatham-Kent informó que el 88% de su personal está totalmente vacunado, mientras que otro 5% lo está parcialmente. Un portavoz del hospital explicó que el 95% de los médicos está totalmente vacunado.

El hospital de Chatham-Kent dijo que han dado a los miembros del personal plazo hasta el 31 de octubre para estar completamente vacunados.

En el Erie Shores Healthcare, el personal y los médicos que no se han vacunado totalmente están siendo sometidos a pruebas de detección del Covid-19 dos veces por semana. El hospital ha dado a su personal hasta el 4 de octubre para proporcionar una prueba de haber recibido al menos una dosis de la vacuna.

El hospital dijo que, hasta el miércoles, el 95% del personal había recibido al menos una dosis.

Hasta este 22 de septiembre no se conocían detalles sobre el número de empleados de Bluewater Health que han cumplido con la política. La fecha límite establecida por el hospital para vacunarse es el 31 de octubre.

Fuente: CBC / RCI / Adaptación RV

Titulares