1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Salud pública

Saskatchewan le sigue el paso a Alberta implantando medidas sanitarias de urgencia

El primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, en una rueda de prensa el 25 de mayo de 2021

El primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, en una rueda de prensa el 25 de mayo de 2021.

Foto: CBC / Matt Duguid

RCI

Otro gobierno provincial conservador en Canadá tuvo que dar media vuelta y aceptar el establecimiento de pasaportes de vacunación, además de imponer de nuevo medidas sanitarias para contener la expansión de la pandemia.

El primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, anunció este jueves 16 de septiembre que la provincia hará obligatorio el uso de la mascarilla, establecerá una política de prueba de vacunación y exigirá que los empleados del gobierno se vacunen o se sometan a pruebas de detección del Covid-19.

La orden que hace obligatorio el uso de la mascarilla en todos los espacios públicos interiores, entra en vigor este viernes 17 de septiembre. Moe dijo que su gobierno tiene la intención de levantarla a finales de octubre.

A partir del 1 de octubre la política de mostrar una prueba de vacunación se aplicará a los comercios y lugares de eventos.

Desgraciadamente, hoy nos enfrentamos a una cuarta oleada, dijo Moe en un video difundido en las redes sociales, señalando que las personas no vacunadas son, de manera abrumadora, las principales causantes del aumento de los contagios.

Hemos sido muy pacientes, posiblemente demasiado, pero la paciencia se ha acabado, dijo Moe, añadiendo que los que no se vacunan están creando consecuencias para otros.

La gran mayoría de la gente en Saskatchewan ha hecho lo correcto y se ha cansado de las decisiones imprudentes de las personas no vacunadas que ahora están impulsando la cuarta ola del Covid-19.
Scott Moe, primer ministro de Saskatchewan.

Moe dijo que los empleados del gobierno tendrán que proporcionar una prueba de vacunación antes del 1 de octubre o proporcionar constantemente pruebas negativas de detección de la pandemia.

Moe y el doctor Saqib Shahab, jefe de Salud de Saskatchewan, ofrecieron una actualización de la respuesta de la provincia al Covid-19 este jueves 16 de septiembre.

Hasta esa fecha, Saskatchewan tenía la tasa más elevada de casos per cápita en Canadá en los últimos siete días. Esa provincia de las praderas también tiene la segunda tasa de vacunación más baja entre las provincias.

Alberta, que comparte unas tasas de casos de Covid-19 igualmente elevadas y las tasas de vacunación más bajas del país, declaró el miércoles 15 de septiembre el estado de emergencia pública e introdujo varias políticas sanitarias que buscan reducir la propagación de la pandemia y aumentar el nivel de las vacunaciones.

Kenney se disculpa

El primer ministro de Alberta, Jason Kenney, dijo el miércoles que la decisión tomada esta primavera de pasar de un enfoque pandémico a uno endémico, o de aprender a vivir con el virus, le pareció lo más correcto basándose en los datos de otras jurisdicciones con tasas de vacunación similares.

Ahora está claro que nos equivocamos, y por ello pido disculpas, dijo Kenney.

Jason Kenney en una conferencia de prensa.

El primer ministro de la provincia de Alberta, Jason Kenney, tuvo que pedir disculpas el 15 de septiembre por la gravedad de la situación de salud en esa provincia.

Foto: La Presse canadienne / Jeff McIntosh

Cuando los periodistas le preguntaron repetidamente a Scott Moe si lamentaba la forma en que había actuado frente a la cuarta oleada, Moe dijo que su gobierno había tomado las mejores decisiones posibles con la información que tenía a mano en ese momento y no se disculpó.

El líder de la oposición, el neodemócrata Ryan Meili, dijo que el primer ministro de Saskatchewan y su gobierno optaron por ignorar a los funcionarios de salud y a los médicos que pidieron medidas de protección de la salud pública hace semanas.

Esto no es liderazgo. Este es un primer ministro que hará todo lo que pueda para evitar asumir la responsabilidad y que sólo hace lo correcto cuando le obligan.
Ryan Meili, líder neodemócrata en Saskatchewan.

Meili calificó a Moe de demasiado orgulloso como para cambiar de rumbo y dijo que el primer ministro puso la política por encima de la vida de la gente.

Saskatchewan se encuentra en un momento crítico

Saqib Shahab dijo que el sistema de salud de la provincia se está acercando a un punto en el que los pacientes no tendrán acceso a las camas de hospital, ya sea que sufran del Covid-19 o de un ataque al corazón. Las cosas están en una coyuntura crítica, dijo.

También animó a la gente a vacunarse, destacando el impacto en los niños que no pueden ser vacunados. Shahab dijo que el 98% de los niños que han dado positivo provienen de un hogar donde hay personas no vacunadas.

En las últimas tres semanas, las hospitalizaciones a causa del Covid-19 y los ingresos a las unidades de cuidados intensivos se han duplicado en Saskatchewan y los casos activos han aumentado dos veces y media.

Nuestro sistema se encuentra ahora mismo al borde del abismo. Literalmente no hay camas para cuidados intensivos en toda la provincia, dijo el miércoles el doctor Alexander Wong, en la capital Regina.

El jueves, el director general de la Autoridad Sanitaria de Saskatchewan, Scott Livingstone, dijo que 156 unidades de servicios de salud en la provincia se han visto afectadas por la ralentización para apoyar la respuesta al Covid-19.

Nos pondrán a prueba como nunca antes, dijo Livingstone, añadiendo que sin las medidas dispuestas, la provincia vería 600 casos al día.

La semana pasada, Moe anunció la vacunación obligatoria o la prueba de un test negativo para los trabajadores del sector de la salud, reintrodujo el aislamiento obligatorio para los casos positivos y los contactos cercanos que no estén vacunados, y dijo que las cirugías y otros procedimientos sanitarios se verían afectados por las necesidades de atención a los pacientes contagiados con el Covid-19.

Previamente, el gobierno se había negado a hacer obligatorio el uso de la mascarilla o establecer una política de prueba de vacunación provincial, aunque los funcionarios provinciales de salud médica pidieron estas medidas el 26 de agosto.

La semana pasada, Moe dijo que las medidas sanitarias eran un parche hasta que las vacunas estuvieran disponibles y la mayoría de la población de la provincia estuviera vacunada.

Moe dijo que creía que vacunarse era una elección personal y que exigir a la población que se vacune era divisivo y que crearía dos clases de ciudadanos.

Fuente: CBC / A. Hunter / RCI / Adaptación RV

Titulares