1. Página de inicio
  2. Economía

La inflación en Canadá aumentó al 4,1% en agosto

Un hombre camina en un lote de autos.

El aumento del precios de los autos es consecuencia de los problemas en las cadenas de suministro, con el efecto de elevar la inflación en el país.

Foto: Associated Press / Mark J. Terrill

RCI

El índice de precios al consumidor en Canadá alcanzó el mes pasado su nivel más alto en casi dos décadas, ya que el precio de casi todos los bienes ha aumentado bastante en comparación con los mínimos transitorios de hace un año.

El Departamento de Estadísticas de Canadá informó este miércoles 15 de septiembre que la tasa de inflación se elevó al 4,1% en agosto. Esta cifra es superior al 3,7% registrada en julio, que ya era la tasa más alta de la última década.

Casi todos los tipos de bienes y servicios fueron mucho más caros en agosto que hace un año atrás, incluyendo la vivienda, que aumentó un 4,8%; el transporte, con un 8,7% y los alimentos cuyos precios aumentaron un 2,7%.

El índice de costos de reposición de la vivienda, una cifra que elabora Estadísticas Canadá teniendo en cuenta todos los costos asociados a la propiedad de una vivienda, incluyendo los impuestos sobre el bien inmobiliario, sus gastos de mantenimiento, el seguro y los costos de los intereses hipotecarios, aumentó un 14% hasta agosto. Se trata del mayor aumento de este indicador desde 1987.

Algunos de los sectores que más contribuyeron al incremento inflacionario fueron, según el economista del Banco de Montreal, Doug Porter, aquellos que se encontraban en plena reapertura tras la suspensión de actividades debido al Covid-19, como el transporte aéreo, donde el precio de los billetes se disparó un 37,5%, y los precios de los hoteles, que subieron un 12%. Otro sector que aceleró la inflación fue el aumento del precio de la gasolina, que subió un 32% en comparación con el año pasado.

Un hombre carga combustible en su vehículo.

El vertiginoso aumento del precio de la gasolina es uno de los factores causantes del aumento de la inflación en el país.

Foto: Reuters / Brandon Wade

Los problemas en las cadenas de suministro que causan escasez y hacen subir los precios al consumidor de los bienes disponibles son un factor importante en muchos sectores de la economía, y quizá no haya mejor ejemplo que el de los coches.

El precio de los autos nuevos ha subido un 7,2% en el último año, lo que representa el ritmo más rápido desde 1994, señaló Porter. La escasez de microchips semiconductores está limitando el número de coches que pueden ser construidos por las empresas fabricantes de automóviles, lo que ha hecho subir los precios de los que están disponibles. La escasez de coches también está haciendo subir los precios de los autos usados y está dejando sin inventario a los comercios de reventa de autos.

Otra razón del aumento de la tasa de inflación se debe a que el Covid-19 creó precios artificialmente bajos hace un año, lo que hace que las comparaciones anuales parezcan ahora engañosamente grandes. Este tipo de inflación es lo que economistas como Porter describen como transitoria, y la buena noticia es que Porter dice que esas comparaciones de hace un año deberían agotarse pronto.

Sin embargo, las cifras de agosto sugieren que el costo de la vida está subiendo fundamentalmente a un ritmo rápido.

Una parte de la fuerte subida se debe a las presiones de la reapertura, otra a los efectos de la base... y otra a los problemas en las cadenas de suministro, presumiblemente temporales, dijo Porter.

Pero el aumento de las presiones salariales, el aumento de los precios de la vivienda y de los costos energéticos sugieren que la inflación no va a desaparecer rápidamente a medida que estos otros factores a corto plazo se desvanezcan, añadió.

Fuente: CBC / P. Evans / RCI / Adaptación RV

Titulares