1. Página de inicio
  2. Salud
  3. Política provincial

Alabama a Saskatchewan: no cometan los mismos errores en la batalla contra el Covid-19

El primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, en una rueda de prensa.

El primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, en una rueda de prensa el 25 de mayo de 2021.

Foto: CBC / Matt Duguid

RCI

La provincia de Saskatchewan tiene una de las tasas de contagio con el Covid-19 más altas en Canadá y tiene también los niveles de vacunación más bajos.

Las admisiones a los hospitales se han disparado, lo que ha ocasionado la cancelación o el retraso de muchas intervenciones quirúrgicas y otros tratamientos médicos.

Durante semanas, la comunidad médica en esa provincia ha pedido que se haga obligatorio el uso de las mascarillas en los espacios interiores y que se establezca un sistema de pasaportes de vacunación para frenar la propagación del Covid-19, pero los líderes políticos conservadores rechazaron repetidamente esos pedidos con el pretexto de las libertades individuales.

Si esta situación describe lo que está ocurriendo en Saskatchewan, también describe la situación en el estado de Alabama, en Estados Unidos.

Los profesionales de la salud de Alabama entrevistados por el difusor público canadiense CBC afirmaron que el número de casos empezó a aumentar antes que ocurra esto en Saskatchewan, pero que la provincia va en la misma dirección. Ellos dicen que Saskatchewan debería aprender de la tragedia y las muertes innecesarias que se están produciendo en ese estado.

Ellos dicen que la solución es sencilla: los que están en el poder deben tomar decisiones basadas en el consejo de expertos en salud y en las evidencias, no en cálculos políticos.

Los pasaportes de vacunación y la obligatoriedad del uso de la mascarilla en los espacios interiores son las dos cosas que podrían marcar la diferencia en este momento. Lo sabemos. La ciencia nos lo dice, dijo el doctor Paul Erwin, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Alabama en Birmingham.

No puedo especular por qué no lo han hecho, salvo por su particular persuasión política.
Paul Erwin, decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Alabama.

Lindsey Harris, presidenta de la Asociación de Enfermeras del Estado de Alabama, dijo que sus miembros están agotados mientras luchan para dar cuidados médicos a oleadas de pacientes con Covid-19, la mayoría de ellos no vacunados.

En Alabama, más de la mitad de las camas de las unidades de cuidados intensivos están ocupadas por pacientes con Covid-19, la mayoría de ellos sin vacunar.

La tasa de vacunación completa en Alabama sólo llega al 40%, en comparación al 55% a nivel nacional en Estados Unidos. La tasa de vacunación en Saskatchewan es sólo del 60%, frente al promedio canadiense del 69%. Los expertos médicos afirman que la variante delta, más virulenta, requerirá tasas de vacunación de hasta el 90% para lograr la plena protección de la comunidad.

Una manifestación de personas que se oponen a las medidas de protección de la salud pública en la provincia de Saskatchewan.

Una manifestación de personas que se oponen a las medidas de protección de la salud pública en la provincia de Saskatchewan.

Foto: Radio-Canada / Rob Kruk

Al igual que el primer ministro de Saskatchewan, Scott Moe, la gobernadora republicana Kay Ivey ha criticado a los residentes de Alabama que decidieron no vacunarse, diciendo que nos están defraudando. Pero, al igual que Moe, Ivey ha rechazado las peticiones de hacer obligatorio el uso de mascarillas en espacios interiores o el establecimiento de pasaportes de vacunación.

La republicana Ivey fue aún más allá en su decisión de cerrar la posibilidad de establecer medidas de protección de la salud pública, aprobando una ley que prohíbe explícitamente los pasaportes de vacunas o requisitos similares en cualquier negocio o institución.

En Alabama, las enfermeras desbordadas por la crisis han estado organizando breves paros frente a sus propios hospitales antes de sus turnos en un grito de ayuda, pero nada parece funcionar, dijo Lindsey Harris, presidenta de la Asociación de Enfermeras del Estado de Alabama.

Estamos muy cansadas. Somos la columna vertebral del sistema. Las enfermeras están en primera línea. Las enfermeras están presentes cuando los pacientes llegan y cuando los pacientes mueren. Es especialmente agotador para las enfermeras en este momento. Morirá más gente hasta que hagamos lo necesario.
Lindsey Harris, presidenta de la Asociación de Enfermeras del Estado de Alabama.

El profesor de la Universidad de Saskatchewan, Andrew Potter, afirma que está claro que el primer ministro de Saskatchewan, el político de derecha Scott Moe, ha dejado de escuchar la razón y considerar las evidencias cuando se trata de la pandemia.

Potter, experto en enfermedades infecciosas y ex director de la empresa de desarrollo de vacunas VIDO-InterVac, dijo que Moe se equivoca y que la evidencia proveniente de estas otras jurisdicciones es clara: los pasaportes de vacunas y los mandatos de uso obligatorio de las mascarillas en espacios interiores sí funcionan.

Esto es evidente. Realmente lo es, y tenemos que espabilarnos como provincia, dijo Potter.

Columbia Británica, Manitoba, Ontario, Quebec y otras provincias han anunciado el establecimiento de sistemas de pasaportes de vacunas y la obligación de llevar mascarilla en los espacios interiores.

El pasado 10 de septiembre, Scott Moe anunció nuevos requisitos para que las personas se aíslen si dan positivo, y dijo que el gobierno comprará miles de pruebas de diagnóstico del sector privado para hacer frente a la creciente demanda. Sin embargo, una vez más, rechazó las peticiones de establecimiento de pasaportes de vacunación y la imposición de mascarillas en interiores.

Moe dijo que él usa una mascarilla en interiores cuando lo considera necesario y confía en que otros también lo hagan. Sobre los pasaportes de vacunación, dijo que crear dos clases de ciudadanos en función de su estado de vacunación es un camino muy difícil y muy divisivo para un gobierno.

Fuente: CBC / J. Warwick / RCI / Adaptación RV

Titulares