1. Página de inicio
  2. Política
  3. Indígenas

Líderes federales canadienses dicen que es posible una reconciliación sin purgar libros

El personaje de Obélix y una indígena escasamente vestida.

Libros de cómics, como "Astérix y los indios", fueron retirados de las bibliotecas de una comisión de escuelas en Ontario debido a las representaciones racistas, sexistas y denigratorias de los pueblos indígenas.

Foto: Les éditions Albert René

RCI

Después de que unas 30 escuelas francófonas del Consejo Escolar de Providence, en el suroeste de Ontario, retiraron en 2019 miles de libros de sus bibliotecas en nombre de la reconciliación con los pueblos indígenas, incinerando algunos de ellos para usarlos de manera simbólica como fertilizante en la plantación de árboles, dos años más tarde, y en plena campaña electoral, los líderes políticos canadienses se manifestaron sobre el tema.

El liberal Justin Trudeau, el conservador Erin O'Toole y el bloquista Yves-François Blanchet denunciaron este 7 de septiembre la destrucción de unos 5.000 libros infantiles considerados perjudiciales para los indígenas por parte de un consejo escolar del suroeste de Ontario.

Además de condenar ese gesto, los políticos dicen ahora que es necesario luchar contra los prejuicios y el racismo, lo que inevitablemente significa ofrecer libros a los niños de todo el país libros más adecuados.

Por su lado, el líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh, llamó a la reflexión sobre la representación de los pueblos indígenas en los libros y otros medios de comunicación, pero no denunció ni apoyó la destrucción de esos libros.

El difusor público Radio-Canada informó el martes 7 de septiembre que algunos libros habían sido tirados y otros quemados y enterrados por el Consejo Escolar Católico de Providence, que incluye unas 30 escuelas, con el argumento de que esos textos propagan estereotipos sobre las Primeras Naciones.

El líder del Bloque Quebequense, Yves-François Blanchet, dedicó la mayor parte de su rueda de prensa del martes a la cuestión, señalando que no se debe intentar borrar el pasado purgando las bibliotecas de las obras producidas a lo largo de los siglos.

No se queman los libros. Nos exponemos a la historia, la explicamos, mostramos cómo ha evolucionado o debe evolucionar la sociedad, dijo en Ottawa, rodeado de los candidatos de su partido en la región de Outaouais.

Por su lado, el líder liberal Justin Trudeau dijo a la prensa en Montreal este martes 7 de septiembre que, personalmente, nunca está a favor de la quema de libros.

No me corresponde, no corresponde a las personas que no son indígenas decirles a los indígenas cómo deben sentirse o actuar para avanzar en la reconciliación.
Justin Trudeau, líder del Partido Liberal.

Trudeau dijo que hay que hacer todo lo posible para acelerar la reconciliación con las Primeras Naciones, y hacerlo de forma positiva y respetuosa.

El conservador Erin O'Toole dijo en respuesta a un periodista en Ottawa que la reconciliación es importante para todos los canadienses y debemos tener un sistema educativo sin discriminación.

Es posible retirar los libros y los cómics sin quemarlos, pero tenemos que tener un enfoque respetuoso con los temas vinculados a la reconciliación y nuestra historia.
Erin O'Toole, líder del Partido Conservador.
Tintín le llama a un indígena "Piel Roja".

Fragmento del cómic "Tintín en América", publicado en 1966. En la figura del centro Tintin le dice a su perro: "¿Ves Milou?...un verdadero piel roja".

Foto: Éditions Casterman

Más tarde, en la red social Twitter, O'Toole aclaró su posición: "un gobierno conservador se comprometerá con la reconciliación. Pero el camino de la reconciliación no pasa por demoler Canadá. Condeno firmemente la quema de libros".

Por su parte, el líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh propuso una reflexión sobre el tema.

He reflexionado sobre lo que aprendimos en la escuela sobre las comunidades indígenas. Sobre cuál era nuestro enfoque y nuestras ideas sobre las comunidades indígenas cuando éramos jóvenes. Y he visto imágenes negativas, caricaturas y una presentación que no respetaba la dignidad de las comunidades indígenas. Así que creo que realmente tenemos que cambiar nuestro enfoque en la enseñanza de nuestros hijos, dijo Singh en Ottawa.

En una respuesta por correo electrónico a una solicitud de entrevista de parte de Radio-Canada, los responsables del Consejo Escolar Católico de Providence dijeron que “lamentaban no haber intervenido para elegir un medio más apropiado para llevar a cabo la iniciativa" y que el desarrollo de la ceremonia fue ofensivo para algunos miembros de la comunidad.

En su mensaje, ellos explicaron que lamentaban el impacto negativo que pudo tener esa iniciativa, que pretendía ser un gesto de reconciliación, señalaron.

Fuente: Radio-Canada / M. Gobeil / RCI / Adaptación RV

Titulares