1. Página de inicio
  2. Política
  3. Política federal

Liberales presentan su programa electoral rumbo a las elecciones del 20 de septiembre

El líder liberal Justin Trudeau.

El líder liberal Justin Trudeau dio a conocer la plataforma de su partido en Toronto este miércoles.

Foto: La Presse canadienne / Nathan Denette

RCI

El Partido Liberal dio a conocer este miércoles 1 de septiembre su programa electoral. Se trata de un ambicioso documento que promete miles de millones de dólares en nuevos gastos para hacer frente tanto a los problemas políticos de larga data como a los que han surgido durante los últimos 19 meses ocasionados por la pandemia.

El extenso programa de 53 páginas propone 78.000 millones de dólares en nuevos gastos. Difiere sustancialmente del plan conservador publicado a principios de la actual campaña en el sentido de que propone invertir más en las prioridades de los liberales, que son la lucha contra el cambio climático, la reconciliación con los pueblos indígenas y la inversión en el sector artístico y cultural, prometiendo al mismo tiempo restricciones más severas en materia de armas de fuego y nuevos fondos para las provincias que prohíben las armas de fuego.

Los liberales también prometen restablecer el empleo a los niveles anteriores a la pandemia e ir más allá de su anterior promesa de crear un millón de puestos de trabajo mediante la ampliación hasta marzo de 2022 del Programa de Contratación para la Recuperación de Canadá, que subvenciona a las empresas que contratan nuevos trabajadores. El partido de Justin Trudeau también acusa a los conservadores de ser contrarios al apoyo a los trabajadores y a las empresas.

"O'Toole ni siquiera puede hacer vacunar a sus propios candidatos"

A 19 días del cierre de la campaña electoral, los liberales sostienen que el Partido Conservador representa un riesgo para el país porque no cumplirá con hacer obligatorias las vacunas para los funcionarios públicos y para la población que viaja. Además, planea echar por tierra un plan nacional de cuidado de la infancia que los liberales sostienen que reducirá drásticamente los costos de guardería para los padres.

Lo que Erin O'Toole está haciendo no es liderazgo. Cortejar intereses especiales que van desde los antivacunas hasta los negacionistas del calentamiento climático, desde los grupos de presión que apoyan el acceso a las armas de fuego hasta las organizaciones que rechazan el derecho de las mujeres a decidir sobre el aborto; no mencionar el racismo ni una sola vez en una plataforma y romper los acuerdos de guarderías de 10 dólares al día en todo el país, nada de eso es liderazgo.
Una cita de Justin Trudeau líder liberal.

No podemos retroceder. Tenemos que seguir avanzando y, juntos, tenemos que hacer el trabajo duro para construir un Canadá mejor, para todos, añadió Trudeau en un evento de campaña este miércoles 1 de septiembre en Toronto.

El sistema público de salud y las armas de fuego son temas de campaña

Un gobierno encabezado por los conservadores socavaría el sistema de salud pública universal de Canadá impulsando un sistema de atención de dos niveles, afirman los liberales. Para proteger el régimen sanitario existente y frenar la proliferación de negocios con fines de lucro como los centros de diagnóstico médico por imagen en Saskatchewan, un gobierno liberal reforzará los poderes federales en virtud de la Ley de Salud de Canadá para deducir las transferencias sanitarias de las provincias que permitan una facturación adicional.

Erin O'Toole dice que quiere aportar ‘innovación’ a este sistema permitiendo a los que tienen dinero acceder a su propio sistema de atención médica con fines de lucro. Un sistema de dos niveles empeoraría el acceso y los resultados de salud para todos nosotros, dice la plataforma.

El programa liberal afirma que un gobierno liberal reelegido inyectaría miles de millones de dólares al sistema de salud para ayudar a eliminar los retrasos en las cirugías ocasionados por la pandemia y contratar a 7.500 nuevos médicos, enfermeras y enfermeros.

Mientras que O'Toole prometió eliminar la prohibición de las armas de fuego de asalto, los liberales prometen redoblar sus esfuerzos para el control de las armas de fuego en el país, con nuevas restricciones que obligarán a los propietarios de armas prohibidas a vender el arma de fuego al gobierno para su destrucción e indemnización o a inutilizarla total y permanentemente a expensas del gobierno.

Los liberales también destinarán 1.000 millones de dólares en nuevos fondos para las provincias que apliquen la prohibición de las armas de fuego, algo que los defensores del control de estas armas han exigido durante mucho tiempo.

La plataforma liberal acusa a O'Toole de responder a los intereses del lobby de las armas y que permitirá la proliferación de las armas de fuego de asalto en Canadá, añadiendo que los liberales creen que es necesario tomar medidas aún más enérgicas para sacar de nuestras calles y de nuestras comunidades las armas diseñadas para causar muertes masivas.

Los liberales también prometieron invertir más en servicios de salud mental y vivienda, temas que la pandemia puso en primer plano, si los votantes los eligen de nuevo al gobierno el próximo 20 de septiembre.

La pieza central del programa de vivienda de los liberales es la creación de una cuenta de ahorro para la primera vivienda, un programa que combinaría las características de un RRSP y de una TFSA en el sentido de que el dinero ahorrado en ese tipo de cuenta estaría libre de impuestos y podría ser retirado sin tener que pagar impuestos sobre la las ganancias de la inversión.

En Canadá la sigla en inglés RRSP quiere decir plan registrado de ahorro para la jubilación y un TFSA es una cuenta de ahorro libre de impuestos.

Este programa, que costaría al Tesoro federal unos 3.600 millones de dólares en los próximos cuatro años, busca facilitar que quienes compren una vivienda por primera vez, que sean menores de 40 años, puedan reunir el dinero suficiente para el pago inicial.

El líder conservador Erin O’Toole junto a madres de familia.

Los liberales dicen que el líder conservador Erin O'Toole busca echar por tierra el plan de nacional de un sistema de guarderías a 10 dólares por día.

Foto: La Presse canadienne / Ryan Remiorz

Los liberales también introducirán una nueva línea de financiación específica para los servicios de salud mental que enviará a las provincias y territorios al menos 2.000 millones de dólares más al año para la atención de la salud mental de aquí al 2026.

La mayoría de los expertos coinciden en que Canadá se encuentra en una crisis en materia de salud mental y carece de apoyos para la atención a la salud mental. Una de cada cinco personas en Canadá ha sido diagnosticada con síntomas de depresión, ansiedad o trastorno de estrés postraumático en el último año, según el Centro de Adicciones y Salud Mental.

Un "impuesto mínimo" a los más ricos

Para pagar una serie de nuevas medidas y recortar el déficit que ha aumentado durante la pandemia, el programa dice que un gobierno liderado por Trudeau aumentaría los impuestos a los grandes bancos y compañías de seguros, y creará la norma del impuesto mínimo para impedir que quienes ganan más eludan pagar impuestos mediante el uso excesivo de deducciones y créditos fiscales.

Un gobierno liberal reelegido también aumentará significativamente los recursos de la Agencia de Ingresos de Canadá en un esfuerzo por combatir lo que el partido llama la planificación fiscal agresiva y la evasión de impuestos de parte de los canadienses más ricos, dice su programa político. Mediante esas medidas el estado canadiense recibirá al menos 1.100 millones en nuevos ingresos sólo en el año fiscal 2022-23.

O'Toole dice que Trudeau carece de un plan de recuperación económica

En reacción al programa liberal, el líder conservador Erin O'Toole dijo que la plataforma liberal equivale a promesas recicladas con algunos retoques y carece de un plan completo para una recuperación económica como país.

Creo que los canadienses merecen algo mejor que eso. El señor Trudeau convocó a elecciones y se limitó a reciclar algunas promesas que no cumplió en las anteriores elecciones. Los canadienses están cansados de eso. Merecemos algo mejor, merecemos un cambio, merecemos un gobierno con un plan y que lo cumpla.
Una cita de Erin O'Toole, candidato conservador.

El jefe de los conservadores dijo que Trudeau tenía déficits masivos antes del Covid-19 y que ahora está acumulando más promesas costosas. O'Toole prometió equilibrar el presupuesto en diez años frenando el crecimiento del gasto público sin recortes.

Tenemos que tener un enfoque para ayudar a la gente a recuperarse después del Covid-19, conseguir que la economía funcione, y luego tener un enfoque disciplinado para mantener los gastos bajo control a fin de equilibrar el presupuesto. Estamos adoptando un enfoque muy prudente, dijo O'Toole.

En cuanto a las afirmaciones de los liberales de que un gobierno de O'Toole sería una amenaza para la salud pública al oponerse a la vacunación obligatoria, que crearía un sistema sanitario de dos niveles, que limitaría el derecho al aborto y desmantelaría las leyes sobre el control de las armas de fuego, la respuesta del líder conservador fue que Trudeau está intentando dividir a la gente en medio de una pandemia.

Eso no es lo que necesitamos. Tenemos que trabajar juntos, respetarnos unos a otros y volver a poner en pie este país, dijo O’Toole.

Un calendario acelerado de lucha contra el calentamiento global

La plataforma liberal sostiene que los votantes preocupados por el clima deberían desconfiar de los conservadores porque harán retroceder la acción climática en un momento en que los científicos de la ONU advierten que es necesario actuar urgentemente ahora para evitar los peores efectos del cambio climático.

El documento afirma que un gobierno liberal reelegido impulsará mayores recortes de las emisiones relacionadas con el sector del petróleo y el gas, prohibirá las exportaciones de carbón térmico, eliminará las subvenciones a los combustibles fósiles para 2023, dos años antes de lo previsto, y eliminará gradualmente el financiamiento público destinado al sector de los combustibles fósiles, incluyendo el financiamiento de parte de las empresas públicas.

Para hacer frente a la previsible pérdida de puestos de trabajo en el sector del petróleo y el gas, un gobierno liberal reelegido creará un fondo del futuro de 2.000 millones de dólares para ayudar a las comunidades a afrontar la transición hacia un futuro de emisiones cero, entre otras medidas de apoyo a los trabajadores del sector de los combustibles fósiles.

Como parte del impulso para la eliminación de los vehículos de gasolina, la plataforma liberal asignará 1.500 millones de dólares más al programa de reembolso iZev, que proporcionará 5.000 dólares a los canadienses que quieran comprar un vehículo eléctrico. El programa será expandido para incluir una gama más amplia de tipos de vehículos, incluyendo los usados, para ayudar a medio millón de canadienses a adquirir un vehículo que no emita gases causantes del calentamiento global.

Ese programa también incluye dinero para el proyecto de ferrocarril de alta frecuencia de la ferroviaria VIA Rail, que transformará el corredor ferroviario entre Quebec y Windsor y sacará más coches de las carreteras de la región.

Estas nuevas promesas se suman al compromiso previo del gobierno liberal de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero entre un 40% y un 45% por debajo de los niveles de 2005 para el 2030, un recorte mayor que el prometido por Canadá en la Cumbre del Clima de París de 2015.

Por su lado, si es elegido, el conservador O'Toole dijo que retrocederá al anterior objetivo nacional de reducir las emisiones en un 30% por debajo de los niveles de 2005 para 2030.

Les escucho cuando dicen que tenemos que avanzar aún más rápido. Les escucho y estoy de acuerdo. Sí, estamos en una crisis, las medidas a medias no son una opción, y retroceder es algo que ni siquiera debería ser considerado, dijo Trudeau.

Una torre deja escapar gases en la atmósfera.

La serie de masivos incendios forestales en Canadá, sumados a las severas inundaciones y las sequías han puesto el tema del calentamiento global en la agenda política electoral.

Foto: iStock

Nuevas regulaciones para facilitar el acceso al aborto en todo el país

Además del programa nacional de guarderías a un costo de 10 dólares al día anunciado a principios de año por los liberales, su plataforma incluye una serie de nuevas promesas para atraer a las mujeres votantes, un grupo demográfico clave para ellos.

Los conservadores quieren hacer retroceder el progreso de las familias. No podemos permitir que las mujeres y los niños canadienses se queden atrás, dice la plataforma.

El partido prometió cinco días de permiso remunerado para las empleadas en sectores regulados por el gobierno federal que sufran un aborto espontáneo o den a luz un bebé muerto, además de establecer nuevas normas en el código laboral que obligarán a los empleadores federales a proporcionar gratuitamente tampones y servilletas higiénicas.

Un fondo de equidad menstrual de 25 millones de dólares proporcionará dinero federal a refugios para mujeres, organizaciones sin ánimo de lucro, organizaciones caritativas y comunitarias para poner productos menstruales a disposición de las mujeres vulnerables.

La plataforma liberal afirma que los conservadores quieren hacer retroceder el acceso al aborto, aunque el conservador O'Toole dijo en varias ocasiones que está a favor del aborto, y que las organizaciones opuestas al derecho de la mujer a decidir en materia de aborto trabajan activamente para difundir información errónea sobre el tema.

Para facilitar el acceso a los servicios reproductivos, un gobierno liberal reelegido establecerá nuevas regulaciones en el marco de la Ley de Salud de Canadá que obligarán a todas las provincias a poner los servicios de aborto a disposición de todas las canadienses en cualquier lugar del país.

Los liberales también le quitarán el estatus de organización benéfica a algunas organizaciones que se oponen al derecho de las mujeres al aborto, como los llamados centros de crisis del embarazo, que proporcionan asesoramiento deshonesto a las mujeres sobre sus derechos.

Para ayudar a las personas que cuidan de sus familiares ancianos, un gobierno liberal reelegido convertirá el actual crédito fiscal para cuidadores en un beneficio reembolsable y libre de impuestos, lo que supondría un ingreso extra de hasta 1.250 dólares al año para los cuidadores, muchos de ellos mujeres.

Impulso al sector artístico y cultural

Para el sector de las artes y la cultura, que hacen parte de las industrias más afectadas por la pandemia del Covid -19, un gobierno liberal reelegido igualará la venta de entradas para las artes escénicas, los teatros en vivo y otros lugares culturales para compensar la reducción de la capacidad del lugar para recibir al público y ampliará la cobertura del seguro relacionado con el Covid-19 para las producciones audiovisuales, dice la plataforma.

Mientras que el conservador O'Toole dijo que de llegar al gobierno revisará el mandato de la televisión en inglés del difusor público canadiense CBC, de la Red de Noticias de la CBC y de CBC en inglés en línea y que evaluará la viabilidad de reorientar el servicio hacia un modelo de interés público como el de la PBS en Estados Unidos con el objetivo de reducir la competencia con las emisoras privadas, el Partido Liberal prometió invertir en el difusor público unos 400 millones de dólares más en cuatro años.

Esos fondos serán utilizados para aumentar la producción de noticias nacionales, regionales o locales y ayudar a la corporación a ser menos dependiente de la publicidad privada, con el objetivo de que no haya anuncios publicitarios durante los programas de noticias y de asuntos públicos.

La Oficina Nacional de Cine de Canadá, los autores canadienses, la Oficina Indígena de la Pantalla y otros programas artísticos también recibirán una inyección de fondos bajo un gobierno liberal reelecto.

Fuente: CBC / J. P. Tasker / RCI / Adaptación RV

Titulares