1. Página de inicio
  2. Internacional

México pide a Canadá y EEUU que inviertan en los países de América Central

Andrés Manuel López Obrador da una conferencia.

El presidente de México dijo que se deben atender las causas estructurales de las migraciones hacia Estados Unidos y Canadá.

Foto: Reuters / Henry Romero

RCI

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador pidió este 30 de agosto a Estados Unidos y Canadá que inviertan en los países centroamericanos si quieren controlar el flujo de inmigrantes indocumentados que huyen de la pobreza en la región.

López Obrador citó como ejemplo el programa mexicano Sembrando Vida, destinado al sector de los agricultores, que proporciona unos 420.000 empleos y requiere una inversión anual de unos 82 millones de dólares canadienses.

"¿No pueden Estados Unidos y Canadá hacer lo mismo en Guatemala, Honduras y El Salvador?", preguntó el presidente López Obrador durante un reciente discurso en Chiapas, estado que en 1994 fue el escenario del levantamiento zapatista.

Sí, vamos a seguir bloqueando [la inmigración ilegal], pero tenemos que encontrar soluciones fundamentales y estructurales, dijo el mandatario mexicano, recordando que estas poblaciones centroamericanas se veían obligadas a abandonar sus países a causa de la pobreza.

México ha desplegado más de 27.000 soldados en sus fronteras norte y sur para cerrar el camino a la inmigración ilegal, en parte procedente de países centroamericanos y que busca llegar a Estados Unidos y Canadá.

Migrantes en camino a Estados Unidos.

Huyendo de la pobreza, la corrupción y la violencia en sus países de origen, migrantes centroamericanos se dirigen hacia Estados Unidos, atravesando países vecinos como Guatemala y México.

Foto: afp via getty images / Johan Ordonez

Alrededor de un tercio de los migrantes detenidos en junio en Estados Unidos procedían de México, seguidos de aquellos provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador.

El número de menores indocumentados no acompañados aumentó en junio en un 8% respecto a mayo, llegando a los 15.253 niños, es decir, más de 500 al día. Estados Unidos prometió que serían acogidos en el país en lugar de ser devueltos a México.

Los flujos migratorios habían caído bruscamente durante la pandemia y empezaron a repuntar ligeramente en 2020, antes de dar un salto desde que el demócrata Joe Biden llegó a la presidencia tras derrotar al republicano Trump.

Por su lado, los republicanos acusan a Biden de haber provocado un aumento del flujo de refugiados al flexibilizar las políticas migratorias de su antecesor Donald Trump.

Sin embargo, Estados Unidos continúa negando automáticamente el ingreso a ese país a los adultos solteros y a una gran parte de las familias, en virtud de una norma adoptada para contrarrestar la propagación del Covid-19.

Fuente: Radio-Canada / AFP / RCI / Adaptación RV

Titulares