1. Página de inicio
  2. Política
  3. Indígenas

La Universidad de Ryerson cambiará de nombre como gesto anticolonial

La estatua de Egerton Ryerson yace por tierra con una bandera indígena como trasfondo.

La estatua de Egerton Ryerson, uno de los arquitectos del sistema de escuelas residenciales en Canadá, fue derribada en el campus de la Universidad Ryerson en junio. La institución anunció este 26 de agosto que cambiará de nombre.

Foto:  CBC / Evan Mitsui

RCI

El consejo de administración de la Universidad Ryerson, en la ciudad de Toronto, votó a favor de cambiar el nombre de la institución debido al rol histórico del personaje que da nombre a esa casa de estudios universitarios y sus vínculos con la creación y el funcionamiento de las escuelas residenciales para niños indígenas en Canadá.

En un mensaje publicado en el sitio en internet de la universidad este jueves 26 de agosto, el presidente y vicerrector Mohamed Lachemi anunció que el cambio se llevará a cabo como parte de las 22 recomendaciones hechas por el grupo de trabajo de la universidad llamado Standing Strong, mantenerse fuerte, Mash Koh Wee Kah Pooh Win en lengua indígena.

Egerton Ryerson es considerado como uno de los principales artífices del sistema de escuelas residenciales para niños indígenas, sistema que para las Primeras Naciones fue un acto de genocidio cultural ejecutado por el gobierno de Canadá, según la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

En los últimos años, tanto el personal como los estudiantes de esa universidad de la provincia de Ontario han estado reclamando el retiro de la estatua de Ryerson así como el cambio de nombre de la universidad.

La estatua de Ryerson que existía en el campus de la universidad fue derribada el pasado 7 de junio, tras el descubrimiento de 215 tumbas sin marcar de niños indígenas en los terrenos de una antigua escuela residencial en Kamloops, provincia de Columbia Británica, anunciada el 27 de mayo.

En respuesta a la creciente controversia, la universidad formó un grupo de trabajo para reconsiderar el nombre de la institución, el legado de Egerton Ryerson y otros elementos conmemorativos en el campus.

Las 22 recomendaciones del grupo incluyeron el cambio el nombre de la universidad, compartir materiales para reconocer el legado de Egerton Ryerson y proporcionar más oportunidades para aprender sobre la historia indígena y las relaciones indígenas-coloniales.

"Logramos lo que queríamos"

El activista estudiantil Sam Howden, que es métis Red River y utiliza los pronombres ellos/ellas, formó parte de un grupo de estudiantes que empezó a referirse a la universidad como Universidad X, después de pedir públicamente durante años que la universidad cambie de nombre.

Conseguimos lo que queríamos, dijo Howden, calificando el cambio de nombre como algo bastante increíble.

Lo que realmente quiero destacar es que esto ocurrió gracias a la acción de los estudiantes, porque estábamos en el terreno, porque era una acción directa y porque estábamos aportando una concientización y educación a los miembros de la comunidad y asegurándonos de centrarnos en las experiencias de los indígenas.
Sam Howden, activista estudiantil.

Howden dijo que su padre les enseñó sobre la relación de Egerton Ryerson con el sistema de escuelas residenciales antes de matricularse en la universidad hace cuatro años.

Fue por esa razón que nunca he tenido ningún objeto con el nombre de la universidad , explicó el activista, quien añadió que algo que le preocupa es la negativa de la Universidad de denunciar a Egerton Ryerson en su anuncio de cambio de nombre.

El informe ofrece una imagen completa de la conmemoración pasada y presente de Egerton Ryerson, pero las recomendaciones no se basan ni en la denigración ni en la reivindicación del individuo, escribió el presidente de la universidad, Mohamed Lachemi, añadiendo que el grupo de trabajo ha mostrado cómo esta institución puede avanzar y escribir el siguiente capítulo de nuestra historia.

Howden dijo que era importante reconocer las maldades de Ryerson.

Más allá del nombre, realmente necesitamos ver iniciativas concretas para apoyar mejor a los estudiantes indígenas, al personal y a los miembros de la facultad, y realmente necesitamos seguir presionando a la propia institución para que no intente distanciarse de su historia y asuma su responsabilidad, añadió.

Un traje de niño cuelga de una cruz cerca de una antigua escuela residencial para niños indígenas.

Un traje de niño cuelga de una cruz cerca de una antigua escuela residencial para niños indígenas. En Canadá hubo 139 instituciones reconocidas por el gobierno federal como parte de este sistema de escuelas, señaladas por los indígenas como un sistema de genocidio cultural.

Foto: Reuters / Jennifer Gauthier

"Son las recomendaciones correctas"

La doctora Catherine Ellis, copresidenta del grupo de trabajo Standing Strong, dijo que el trabajo del grupo en la elaboración del informe tuvo tres ejes: la investigación sobre la vida y el legado de Egerton Ryerson, el contacto con la comunidad y la recopilación de sus voces, y la consideración de los propios aprendizajes y desaprendizajes al interior del grupo de trabajo.

Todo ello fue cohesionándose cuando empezamos a elaborar las recomendaciones y el contenido del informe.

Ellis dijo estar encantada de que la universidad haya adoptado las 22 recomendaciones, ya que ellas son el reflejo de las aspiraciones de la comunidad.

Son absolutamente las recomendaciones adecuadas para la universidad ahora en 2021, dijo Ellis.

Dicho esto, la universidad tuvo muchas oportunidades diferentes en cuanto al nombre de Ryerson, comenzando en 1948, cuando se eligió el nombre por primera vez, para dar credibilidad instantánea a un tipo muy nuevo de institución y a un nuevo tipo de educación superior en ese momento.
Catherine Ellis, copresidenta del grupo de trabajo "Standing Strong".

Ella añadió que esas oportunidades se ven ahora obstaculizadas por el nombre, lo que se traduce en una pérdida de estudiantes y miembros del personal.

Ellis está muy segura de que la universidad está trabajando para aplicar esas recomendaciones de forma inmediata.

Ahora realmente le corresponde a la administración de la universidad hacer lo que sabemos que ya han empezado a hacer, que es avanzar lo más rápido posible, pero también de la manera más consultiva posible para las siguientes etapas.

El líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh, calificó el cambio de nombre de poderoso anuncio y dijo que era una buena noticia.

Creo que las instituciones públicas y los espacios públicos deben ser nombrados de manera que unan a la gente y le haga sentir que es bienvenida, reconociendo que hay algunos nombres que deben estar incluidos en los libros de historia pero tal vez no en los espacios públicos. Creo que es un anuncio poderoso y apropiado.
Jagmeet Singh, líder del Nuevo Partido Democrático.

Suze Morrison, diputada del NPD por la circunscripción Toronto Centro, que incluye el campus universitario, reconoció el trabajo de los activistas indígenas, estudiantes y miembros de la comunidad que abogaron por el cambio de nombre, y dijo que era algo que debería haberse hecho hace tiempo.

Nuestras instituciones públicas deben tomar medidas para cambiar las prácticas coloniales que siguen causando daño a las comunidades indígenas, dijo en un comunicado.

Morrison pidió que ese cambio de nombre se lleve a cabo lo más antes posible.

Fuente: CBC / RCI / Adaptación RV

Titulares