1. Página de inicio
  2. Justicia

Policía balea a una persona negra en la provincia de Quebec

Marie-Mireille Bence en una rueda de prensa tras varios micrófonos.

Marie-Mireille Bence acusó a la Policía de Repentigny de haber asesinado a tiros a su hijo.

Foto: Radio-Canada

RCI

Los familiares de Jean René Junior Olivier, un hombre negro abatido a tiros por la policía en Repentigny, un suburbio de Montreal, el domingo 1 de agosto, denunciaron enérgicamente la intervención mortal de los uniformados en un acto que se suma a una larga serie de incidentes racistas por parte de las fuerzas policiales contra la población negra del municipio.

La madre del fallecido, Marie-Mireille Bence, dijo este 2 de agosto que fue ella quien llamó el domingo a los servicios de emergencia al ver que su hijo de 37 años se encontraba en una crisis y sostenía un cuchillo de mesa. Me dijo que veía gente a su alrededor, gente que quería hacerle daño, dijo ante la prensa.

Seis policías de la policía de Repentigny respondieron a la llamada de Bence. Ellos le pidieron a ella y a su hermano que entren a su casa y cierren la puerta. Fue entonces cuando la mujer dijo que escuchó los disparos.

Contrariamente a la información dada por la Oficina de Investigación Independiente, Jean René Junior Olivier no se encontraba en actitud amenazante cuando la policía le disparó, dijo la madre, puesto que su hijo ya no tenía el cuchillo en la mano. Cuando los policías matan a alguien, ¿qué son ellos? Para mí, son criminales, dijo Bence.

¿Por qué no usaron una pistola eléctrica?, demandó Dolmine Laguerre, prima del hombre muerto a tiros. Para disparar tres balas contra alguien, tienes que saber lo que estás haciendo, añadió, señalando que ya no se siente segura.

Racismo recurrente

Las autoridades hacen oídos sordos. Ser negro en Repentigny no es fácil, dijo François Ducas, un profesor que fue víctima de racismo por parte de la policía. Él denunció el hostigamiento constante de parte de los uniformados por conducir un vehículo BMW. El problema era tal que decidió abandonar Repentigny.

Ducas presentó una denuncia contra la Policía de Repentigny ante la Comisión de Derechos de la Persona y los Derechos de la Juventud de la provincia de Quebec, organismo que le dio la razón. Las decisiones de esta Comisión no son vinculantes, pero el ente estableció que la ciudad debía pagar a Ducas la suma de 35.000 dólares como indemnización por esos actos de racismo.

Llevamos varios años denunciando las acciones de la Policía de Repentigny. Ha habido bastantes casos de detenciones problemáticas, dijo Pierre-Richard Thomas, coordinador de Lakay Media.

Thomas dijo que se debe abrir una investigación sobre el servicio de policía de Repentigny, una petición que ya fue hecha en 2019, pero que fue ignorada, y que se debe poner a ese organismo policial bajo tutela.

Agentes de policía y sus vehículos en una calle de suburbio.

En 2020, sólo 3 de los aproximadamente 120 policías de Repentigny se identificaron como minorías visibles.

Foto: Radio-Canada / Mathieu Wagner

Fo Niemi, director ejecutivo del Centro de Investigación-Acción sobre las Relaciones Raciales (CRARR por sus siglas en francés), señaló que miembros de la comunidad han enviado recomendaciones para acabar con el perfilado racial a François Legault, el primer ministro de la provincia, quien también es diputado por la circunscripción de L'Assomption, donde se encuentra Repentigny. Esas recomendaciones también fueron ignoradas, lamentó.

Según François Legault, primer ministro de Quebec, en la provincia no existe el racismo sistémico, pese a las voces y los estudios que sostienen que efectivamente sí existe.

La Comisión de Derechos de la Persona de Quebec ha fallado en contra de la ciudad en cuatro ocasiones en los últimos años, según Niemi. En cada ocasión, Repentigny optó por dejar que el caso llegue al Tribunal de Derechos Humanos en lugar de aceptar el acuerdo propuesto.

A principios de julio, por ejemplo, la Comisión de Derechos de la Persona de Quebec determinó que los policías de Repentigny habían actuado de forma racista contra Leslie Blot en 2017, cuando los agentes lo detuvieron, lo esposaron y luego le pusieron multas mientras se encontraba sentado en el asiento del pasajero de un auto aparcado, soplando globos para sus hijos.

Medidas adoptadas por el servicio de policía

Ni la ministra de Seguridad Pública de la provincia de Quebec, Geneviève Guilbeault, ni el ministro responsable de la Lucha contra el Racismo, Benoit Charette, quisieron comentar los hechos del domingo, ya que ese tiroteo mortal está siendo investigado por la Oficina de Investigación Independiente. La Policía de Repentigny tampoco comentó directamente la tragedia.

Dentro de nuestra organización, quizá la sensibilidad no estuvo tan presente como hubiéramos querido, reconoció Helen Dion, directora de la Policía de Repentigny en una rueda de prensa.

En la actualidad, el perfilado racial está presente en todas partes en Quebec, en todas las instituciones. Es una situación en la que estamos trabajando.
Helen Dion, directora de la Policía de Repentigny.

Los representantes de ese cuerpo policial indicaron que la organización lleva unos ocho meses trabajando en la reforma de algunas de sus prácticas. Estamos en la fase de diagnóstico para elaborar estrategias: cómo vamos a reaccionar en determinados ámbitos de intervención, dijo el director adjunto de la policía, Éric Racette. Este diagnóstico representa la segunda fase de un proceso de cinco fases, añadió.

En 2020, sólo 3 de los aproximadamente 120 policías de Repentigny se identificaron como personas que hacen parte de las minorías visibles.

Fuente: Radio-Canada / RCI / Adaptación RV

Titulares