1. Página de inicio
  2. Medioambiente
  3. Política

Canadá no está en camino de cumplir sus objetivos climáticos

Chimeneas industriales de las que se ve salir el humo.

Canadá prometió reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 40% y un 45% con respecto a los niveles de 2005, para el año 2030.

Foto: Reuters / Peter Andrews

RCI

Los gobiernos federal, provinciales y territoriales han fallado en planificar una reducción de emisiones de gases contaminantes que permita alcanzar el objetivo de cero emisiones, según un nuevo informe sobre el clima.

El informe del Instituto Pembina, un centro de estudios sobre energía y clima, concluyó señalando que Canadá no logrará su objetivo de cero emisiones, anunciado recientemente para el 2030 o el 2050.

Desgraciadamente, no estamos en camino de cumplir el nuevo objetivo de Canadá de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero entre un 40% y un 45% para 2030, sobre la base de los niveles de 2005, declaró Isabelle Turcotte, directora de política federal de Pembina.

Las proyecciones más optimistas muestran que estamos en camino de reducir las emisiones en un 36%. Así que hay un gran desfase, añadió.

Turcotte dijo que el informe del Instituto Pembina es el primero que evalúa las medidas federales, provinciales y territoriales previstas para cumplir con los objetivos de cero emisiones.

Aunque Ottawa ha establecido nuevos objetivos, el informe señala que provincias como Alberta, Saskatchewan y Ontario aún no se han comprometido a cumplirlos. Otras jurisdicciones, como Columbia Británica, han asumido compromisos ambiciosos, según el informe, pero no está claro cómo lograrán alcanzarlos.

El enfoque de la acción climática en Canadá es poco sistemático, dice el informe. También falta la responsabilidad de los gobiernos que prometen acciones climáticas pero no tienen plazos o políticas a la altura de la urgencia de la situación.

El informe de Pembina señala que, aunque se han hecho progresos, como el establecimiento de precios del carbono en todo el país y la eliminación de la producción de electricidad utilizando el carbón, esos avances han sido neutralizados por el aumento de emisiones contaminantes en otros sectores.

El gobierno federal elevó recientemente su objetivo de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, fijando su reducción para el año 2030 a entre un 40% y un 45% con respecto a los niveles de 2005, para llegar finalmente en el año 2050 a un nivel de cero emisiones netas.

Según el informe, el gobierno federal no puede hacer mucho, ya que las provincias y los territorios tienen jurisdicción en el sector energético.

El ministro federal de Medioambiente, Jonathan Wilkinson, dijo que el informe señala el trabajo que aún debe hacer Ottawa y otros niveles de gobierno. Dijo que el gobierno federal no puede hacer todo el trabajo pesado solo.

Las conclusiones del informe son un desafío particular para algunas de las provincias que han sido menos enérgicas en su trabajo sobre el clima, especialmente algunos de los primeros ministros conservadores y las provincias de las praderas, dijo Wilkinson, que leyó una copia anticipada del informe.

Un trabajador instala paneles solares.

La energía solar es una de las fuentes energéticas renovables.

Foto: Avec la gracieuseté d'Alex Ittimangnaq

Ottawa "trabaja contra nosotros"

Tanto el gobierno de Saskatchewan como el de Alberta respondieron al informe.

En lugar de trabajar con Saskatchewan, el gobierno federal está trabajando activamente contra nosotros, dijo el ministro de Medioambiente de Saskatchewan, Warren Kaeding, en una declaración a los medios. No hay mejor ejemplo de ello que la decisión arbitraria del gobierno federal de rechazar la propuesta de Saskatchewan de transferir el control del impuesto sobre el carbono, a pesar de haber aceptado propuestas similares de otras regiones del país.

En un comunicado de prensa, el gobierno de la provincia de Alberta reconoció que alcanzar un objetivo de cero emisiones netas requerirá la cooperación de una serie de socios.

Los objetivos de cero emisiones no significan mucho si no vienen acompañados de un plan realista para alcanzarlos. El nuevo objetivo propuesto por el gobierno federal es un objetivo nacional que exigirá la adopción de medidas en todos los sectores de la economía, declaró el ministro de Medioambiente de Alberta, Jason Nixon.

Alberta representa la mayor parte de las emisiones absolutas de Canadá. La provincia ha puesto un tope a las emisiones producidas por las arenas bituminosas, se ha comprometido a eliminar progresivamente el carbón y ha establecido nuevas normas sobre el metano y su programa de Innovación Tecnológica y Reducción de Emisiones (TIER, por sus siglas en inglés).

Las industrias y los conocimientos de reducción de emisiones de la provincia serán fundamentales para hacer realidad los objetivos climáticos federales, dijo Nixon.

El informe ofrece varias recomendaciones para revertir la tendencia. Según el documento, todos los gobiernos deben comprometerse a fijar objetivos de emisiones más ambiciosos para alcanzar las metas de Canadá, y deben crearse organismos independientes de rendición de cuentas que informen al Parlamento y a las legislaturas regionales.

Los gobiernos y las empresas también deben establecer presupuestos de carbono que pongan límites a las emisiones, dice el informe. El documento señala que todos los gobiernos deben prepararse para el declive de la industria del petróleo y el gas, elaborar planes de transición a cero emisiones para el sector energético y apoyar la adopción de vehículos de emisiones cero.

El informe del Instituto Pembina fue elaborado con la ayuda de la Escuela de Gestión de Recursos y Medioambiente de la Universidad Simon Fraser, en Columbia Británica. El grupo de expertos dijo que los resultados del estudio fueron compartidos con los gobiernos provinciales, territoriales y federales para verificar su exactitud.

Fuente: CBC / D. Thurton / RCI / Adaptación RV

Titulares