1. Página de inicio
  2. Tecnología
  3. Internet

Una interrupción afecta el internet en Canadá y en todo el mundo

Un cartel en la puerta de una tienda que dice en inglés que hay que pagar a la cuenta al contado porque el lector de tarjetas de crédito no funciona.

Las interrupciones en el servicio de internet afectan a los comerciantes minoristas que no pueden usar el sistema digital de pagos.

Foto: Radio-Canada / Claudiane Samson

RCI

Miles de sitios en internet y servicios digitales de todo el mundo no estaban disponibles este jueves 22 de julio después de que la empresa de computación en la nube Akamai sufrió lo que llamó un "incidente de servicios".

Akamai, una empresa con sede en Massachusetts cuyos servicios trabajan entre bastidores para mantener el funcionamiento de grandes partes del internet, informó en su sitio web que está al tanto de un problema emergente con el servicio Edge DNS.

DNS son las siglas en inglés de Domain Names System (Sistema de Nombres de Dominio), que, a grandes rasgos, es la forma en que las direcciones de Protocolo en Internet o IP, leídas por los ordenadores, se traducen en palabras que pueden ser leídas por los humanos.

Los servicios DNS protegen de los ataques informáticos

Normalmente, un servicio DNS es lo que mantiene a los sitios web en funcionamiento cuando son asediados por terceras partes malintencionadas que intentan abrumarlos enviándoles simultáneamente una enorme avalancha de tráfico.

Los servicios DNS de Akamai protegen contra esos ataques, conocidos como DDOS o ataques de denegación de servicio distribuidos.

Son como un escudo que se interpone entre el usuario y el sitio en internet, dijo en una entrevista Matt Hatfield, director de campañas de la organización canadiense de defensa de los derechos digitales Open Media. Pero cuando ese servicio tiene problemas, esto significa que todos los sitios que los usan como protección también tienen problemas.

Los sitios web afectados no se cargaban en las pantallas y mostraban varios errores de servicio relacionados con el DNS.

Estamos conscientes de un problema emergente con el servicio Edge DNS, dijo Akamai en su sitio web. Estamos investigando activamente el problema.

Akamai dijo que la interrupción no fue causada por un ciberataque.

Cables conectados a una estación de red.

La centralización de los servicios que permiten el funcionamiento del internet representa riesgos a gran escala.

Foto: iStock

Algunos sitios siguen sin funcionar a pesar de las reparaciones

Poco después de la 1 de la tarde, hora del este, la compañía dijo a través de la red social Twitter que había solucionado el problema.

Hemos implementado una solución para este problema y, según las observaciones actuales, el servicio está volviendo a funcionar con normalidad. Seguiremos vigilando la situación para asegurarnos de que el impacto ha sido mitigado por completo, dijo la empresa tecnológica.

Sin embargo, hay informes que indican que decenas de miles de sitios en internet y aplicaciones de empresas continúan interrumpidos, incluyendo aerolíneas, bancos, empresas de tecnología y comerciantes minoristas.

Pingdom, un servicio que supervisa el tráfico global de internet, informó de que más de 34.000 sitios estaban fuera de servicio por diversas razones en un momento dado. A la una de la tarde, hora del este, más de 18.000 sitios web seguían sin funcionar, incluyendo casi 200 en Canadá.

Hace apenas un mes, un problema de DNS similar en la empresa de servicios web Fastly también eliminó miles de sitios en internet, causando unos 2.000 millones de dólares en pérdidas económicas.

El sitio en internet Downdetector, que monitorea los informes de cortes de servicio web, reportó un pico de quejas el jueves sobre docenas de empresas en Canadá.

Los informes indican que puede haber una interrupción generalizada en Akamai, lo que puede estar afectando a su servicio, decía el sitio.

Matt Hatfield afirmó que la interrupción muestra lo vulnerable que es la actual red de internet, ya que ha pasado de tener orígenes descentralizados a consolidarse masivamente entre bastidores.

Es una red, pero no es una red descentralizada, ya no son miles de puntos que se conectan: ahora son un montón de puntos que se conectan a estos servicios esenciales y luego llegan al resto de nosotros.
Matt Hatfield, director de campañas de la organización de defensa de los derechos digitales Open Media.

Fuente: CBC / M. Read / P. Evans / RCI / Adaptación RV

Titulares